jueves, 8 de diciembre de 2022

Fuera de las canchas (I)

Hoy, Cubahora comienza esta sección destinada a brindarles lo relacionado con la máxima competición del fútbol europeo… pero más allá de lo que ocurre en los terrenos ...

José Luis López Sado en Exclusivo 14/06/2016
0 comentarios

Cubahora lo tiene bien claro: no se puede quedar a la zaga con la fiesta que se vive en Francia, sede de la Eurocopa 2016 de fútbol, que por primera vez en la historia reúne a 24 países. Por eso, ha ideado esta sesión, en la cual mostrará a los lectores datos, peculiaridades y, ¿por qué, no?, algunos “chismecitos” más allá de lo que sucede sobre la cancha.

Vale citar que este torneo deviene comienzo de un ensayo del estatuto denominado “triple castigo”, que suponía el penalti, la expulsión y la sanción, cuando un jugador cometía una falta grave que impedía una oportunidad manifiesta de gol. Ahora, los árbitros mostrarán solo una tarjeta amarilla, y no una roja, si aprecian que se trata de luchar el balón con honestidad.

MADUREZ, JUVENTUD, ESTATURA…

La edad, en cualquier esfera de la vida, es sinónimo de madurez. Y el deporte, no es la excepción. Entonces, bastante se podría esperar de la selección de Irlanda, pues según los datos estadísticos, tiene la suma de edades más alta de todos los 24 equipos (con una media de 29.39 años). Su volante Shay Given y el húngaro Gábor Király —ambos con 40 años—, son los mayores en toda la competición. En este acápite, detrás de los irlandeses se encuentran Rusia y República Checa, con una edad media cercana a los 28 años y medio.

Pero, la otra “cara de esa moneda”es Inglaterra, que con una media de 25.39 años, deviene escuadra más joven de todas. Su delantero Marcus Rashford encabeza esa lista, con apenas 18 años, seguido por el turco Emre Mor y el portugués Renato Sanches, que tienen 19 años.

Históricos como Frank Lampard, John Terry o Steven Gerrard, ya son historia, y serán los jóvenes como Dele Alli, Dier, Kane, Sterling o Marcus Rashford, los encargados de que Inglaterra pueda conseguir, por fin, un éxito europeo.

También resulta sorprendente que, detrás de los ingleses, la campeona del mundo Alemania sea la dotación más joven. La selección del técnico Joachim Löw, sigue con su proceso de rejuvenecimiento, a pesar del éxito deportivo. Así, caras conocidas de los últimos tiempos, como el capitán Philipp Lahm, Mertesacker o Klose dejan paso a rostros más jóvenes con menos reconocimiento a nivel europeo, como Rüdiger (Roma), Weigl (Borussia Dortmund), o Sané (Schalcke 04).

Otro baluarte clave en el fútbol, es la estatura de los jugadores, en cualquier posición que ocupen. Así, las estadísticas reflejan que el equipo más alto es Suecia, con una altura promedio de 1.86 centímetros. Y todos los cinco jugadores más altos son porteros: con 201 centímetros, Fraser Foster (Inglaterra) y Lovre Kalinić (Croacia), comparten el primer lugar del ranking.

Y lean esto: la plantilla más pequeña es la del actual campeón exponente España (media de 180 cm) y el jugador de menor estatura de todos los 24 equipos es el albanés Ergys Kaçe (161 cm), seguido del italiano Lorenzo Insigne (163 cm) y del inglés Jamie Ward (165 cm).

LIGAS REPRESENTATIVAS

Respecto a las ligas del mundo con jugadores en esta Eurocopa Francia 2006, el claro vencedor ahora es el fútbol inglés. Uno de cada cuatro futbolistas presentes en esta Eurocopa, juega en su liga. La mayoría procede de la Premier League, 102, pero 37 son de divisiones inferiores. Es decir, la segunda, tercera y cuarta división inglesas llevan más jugadores a esta Eurocopa que la mismísima liga de España, en la cual juegan 35 de los convocados para esta ocasión.

El incontestable dominio inglés responde a una sencilla explicación: participan cuatro selecciones anglosajonas. Además de la propia Inglaterra, también compiten Irlanda, Irlanda del Norte y Gales. Entre estos cuatro combinados reúnen a 84 de los 139 jugadores que proceden de la Premier League y de sus divisiones inferiores.

Y, finalmente, comentarles que Inglaterra y Rusia son las únicas selecciones en las que la totalidad de jugadores proceden de sus propias ligas. En el caso de los rusos, todos los jugadores han disputado la primera división de este país durante la última temporada. Algo similar ocurre entre los ingleses, salvo una excepción: Tom Heaton. El portero británico ha jugado esta temporada en el Burnley, recién ascendido a Premier League.

Contrario a lo anterior, los casos más llamativos son los de Islandia, Eslovaquia, y Suecia. El primero de ellos, porque ninguno de sus futbolistas compite en su liga nacional. Los dos segundos porque en sus filas se encuentran jugadores de trece ligas diferentes.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos