miércoles, 24 de abril de 2024

Frank Sosa, de amarillo en Cienfuegos

Con solo 20 años el cienfueguero Frank “El Fideo” Sosa por vez primera arriba a su provincia natal con la camiseta amarilla de líder...

Joel García León en Exclusivo 15/03/2019
0 comentarios
Frank Sosa-celebra-triunfo-cienfuegos2
Frank Sosa, quien con solo 20 años se va consolidando como uno de los talentos más grandes de este deporte.

Por vez primera en la historia de las Vueltas Ciclísticas y de los Clásicos Nacionales de Ciclismo, un cienfueguero arriba a su provincia natal con la camiseta amarilla de líder y duerme con ella hasta la próxima etapa. Su nombre es Frank “El Fideo” Sosa, quien con solo 20 años se va consolidando como uno de los talentos más grandes de este deporte, transcurridas siete jornadas del giro del pedal.

El joven hizo lo que hace un campeón para defender su rango en la etapa Trinidad-Cienfuegos. Reaccionó ante cada ataque que le hicieron en carretera y cuando se concretó una fuga de cinco corredores, él estaba dentro de ella con un solo objetivo: no perder diferencia y hacer historia en la Perla del Sur, donde lo esperaban sus padres, el amigo de la infancia y los entrenadores que lo iniciaron en este deporte hace más de ocho años.

“No estuve bien en la Vuelta a Cienfuegos y me preparé para este Clásico con mucha dedicación. Sabía que era difícil ganarlo, pero ahora que estoy a solo tres etapas de lograrlo solo pienso que en todos los que me apoyaron, en especial, mi mamá, que estuvo en Topes de Collantes y en cuanto meta ha podido”, comentó antes de amarrarse su pelo con una felpa, costumbre que tiene al finalizar cada trayecto.

“Es cierto que Yans Carlos Arias es un corredor a seguir para todos los que empezamos en este deporte. Tiene muchas potencialidades para rematar—algo que debo aprender hacia el futuro—, y siempre me está aconsejando. Sabía que entre él, Emilio Pérez y Kevin Vega se repartirían los lugares de la meta final (así sucedió), aunque me hubiera gustado ganar para completar esta historia”, señaló El Fideo, sobrenombre endilgado a partir de su delgada composición física.

Consciente de la necesidad de pedalear más en vueltas internacionales, Sosa no anda apurado en cuanto a su progresión, aunque aspira a medallas en citas multideportivas centrocaribeñas y panamericanas. “Para el ciclo olímpico próximo (2020-2024) deben llegar mis mejores resultados, pero si puedo ir a los Panamericanos de Lima será un sueño adelantado”, acotó.

Al volver al tema del Clásico y lo vivido en estos días, no puede ocultar su respeto y agradecimiento al equipo que lo ha acompañado en esta larga travesía desde Baracoa. “Son muchachos jóvenes como yo, quizás sin la experiencia de otros pedalistas, pero me han ayudado mucho y algo sí está claro: un evento como este no se puede ganar solo”.

“Por supuesto, me encantaría correr una Vuelta a Cuba si el año próximo se organiza con participación extranjera. De momento, estoy disfrutando con Cienfuegos este color amarillo y espero resistir todas las embestidas que restan de aquí a La Habana”, concluyó el virtual monarca del VI Clásico Nacional de Ciclismo, quien este jueves hizo historia en el ciclismo cienfueguero.


Compartir

Joel García León


Deja tu comentario

Condición de protección de datos