jueves, 8 de diciembre de 2022

¡Felicidades guajiro!

Arribó Marrero a sus 102 años de vida. Novato de más edad en Grandes Ligas. Lanzó 4 juegos sin hits ni carreras. Recomendaciones del Guajiro para los pitchers jóvenes...

Helio Ángel Menéndez García en Exclusivo 28/04/2013
2 comentarios
Conrado Marrero 102 años
Conrado Marrero celebró sus 102 años en familia.

Rodeados de familiares y amigos, incluidas algunas glorias del deporte, arribó Marrero a sus 102 años de vida.  Por supuesto sé que Marrero hay muchos en el directorio telefónico, pero cuando se habla de pelota el Conrado sobra porque Marrero, así sin más señas, hay uno solo en Cuba: el Guajiro de Laberinto.

Honrado por la CTC como Héroe del trabajo de la República de Cuba en justo reconocimiento a lo mucho que ha aportado a los jóvenes talentos del box luego de su retiro activo como lanzador, Marrero puede blasonar (su modestia no se lo permitiría) de haber sido el pitcher que bien como amateur con la franela del Cienfuegos o en los profesionales con la del Almendares, mas público arrastró a los parques en los cuales actuó.

El Guajiro llegó con 39 años a las grandes ligas convirtiéndose en el novato de más edad en ese beisbol, al debutar con los Senadores de Washington justamente cuando otros con esa edad  ya han dicho adiós al montículo.

Con los Senadores se mantuvo por espacio de cuatro años para lograr un acumulado de 38 victorias y 39 derrotas, pese a que por entonces ese equipo se había ganado con justificada razón la fama de  “Washington el primero en la guerra, el primero en la paz y el último en la liga americana”.

Marrero se había dado a conocer a los 28 años al ingresar en la Unión Atlética Amateur de Cuba con el uniforme del Cienfuegos participando en 5 series mundiales antes de pasar al profesionalismo en 1946 para jugar con el equipo Ciudad de Juárez en México con el cual ganó 24 y perdió 10.

 Al despedirse del beisbol activo en total archivaba 367 victorias frente a 178 reveses y entre sus triunfos aparecen cuatro juegos por la vía del cero hit cero carrera; tres en el amateurismo y el cuarto lanzando para el Havana Cubans en la Liga Internacional de la Florida.

Privado de la visión,  con problemas auditivos  y fractura en la cadera, limitaciones aumentadas por su prolongada edad,  este Marrero de hoy,  acomodado en su sillón de ruedas, con el radio bien pegado a la oreja  sigue, jugada por jugada,  las incidencias de los  juegos no importa quienes sean los rivales, porque al fin de cuentas lo suyo siempre ha sido y sigue siendo  la pelota.  Por ello auxiliado por su inseparable nieto Rollito gusta de escuchar  los principales espacios deportivos de nuestra radio.

Para resumir la vida deportiva de quien los periodistas americanos llamaban Connie – nosotros preferimos decirle Guajiro de Laberinto- haría falta el espacio del que no disponemos hoy, por lo que optamos por darle en apretada síntesis sus resultados más notables y reflexiones ofrecidas por el Guajiro referente a lo que él denomina el arte de lanzar, sugerencias que consideramos sean de gran ayuda para jóvenes que se inicien en el box y aún para veteranos que llegan al fin de su carrera sin practicar estos consejos.

Recomendaciones de Marrero:

1. Se lanza con el brazo, se pitchea con la mente.

2. Antes de ensayar lanzamientos raros como la screw ball, el tenedor, la knuckel  ball, y tantos otros lanzamientos difíciles, hay que aprender primero a tirar strikes.

3. Quien pretenda ser un buen pitcher tiene ante todo que estudiar a sus rivales, conocer cuál bola le hace daño y cuál batea bien, no dejárselo al manager ;  debe ser un buen observador de los bateadores rivales aún cuando él no esté en el box.

4. Convencerse de que un pitcher vive de sus brazo  y tratar siempre de preservarlo: al dormir no acostarse sobre él y si está en algún lugar con temperatura fría , abrigarlo.

5. Diariamente correr fuerte para fortalecer las piernas y tirar mucho para tener el brazo en condiciones.

6. Al lanzar caer de manera que pueda seguir el recorrido  de la bola y saber así por qué un envío varió la trayectoria deseada.

7. Es imprescindible concentrarse a la hora de lanzar, mirar bien hacia la mascota del receptor y no perder energías y concentración en movimientos y paseítos inútiles alrededor del box.

Yo, que vi lanzar a Marrero desde los lejanos días de 1939 en ocasión de la II Serie Mundial de Beisbol Amateur celebrada en la Habana y que en lo adelante seguí su carrera, pese a no ser seguidor del Cienfuegos ni el Almendares, siempre simpaticé con este portento del box  que sin tirar 90 millas y sin más recursos que su control, inteligencia y valor ha hecho historia en la pelota cubana. Simpatía que fue creciendo, con el paso de los años, en la medida que nos relacionamos  y hoy a mis 83 años –ojalá Marrero, alcance tus 102- con estas modestas líneas, te patentizo mi admiración y respeto.  ¡FELICIDADES GUAJIRO!


Helio Ángel Menéndez García

Se han publicado 2 comentarios


kinath
 16/5/13 10:51

sabios consejos, ya lo dice el refrán, más sabe el diablo por viejo que por diablo, y no es que marrero sea el diablo, sino que con sus añitos (a los que estoy segura que todos queremos llegar) ha visto y vivido mucho, espero que sus recomendaciones sean captadas y se pongan en práctica en cada uno de nuestos profesionales del deporte..gracias mil...

abel castillo noriega
 29/4/13 15:30

Gracias a Elio Menédez por acercarnos a la figura de Conrado Marrero.El blog Deporcuba felicita a este genial hombre y le desea que cumpla muchos años más junto a su familia y al pueblo de Cuba.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos