viernes, 9 de diciembre de 2022

Falleció Maradona, el astro del fútbol amigo de Fidel y de Cuba

Su muerte coincide en día con la del Comandante en Jefe...

José Luis López Sado en Exclusivo 25/11/2020
0 comentarios
Fidel y Maradona
La amistad entre ambos ídolos fue tan estrecha, que en una ocasión Maradona llegó a comentar que Fidel fue el golazo más grande de su vida (Foto: tomada de AS)

El fallecimiento este miércoles del crack argentino del fútbol Diego Armando Maradona ha causado dolor a nivel mundial. Y Cuba no es la excepción, por los fuertes lazos de amistad que tenía Diego con nuestro pueblo amante de sus goles, y especialmente con el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Parecía que el destino tenía previsto este desenlace, pues hoy, coincidentemente, el pueblo le rinde tributo al líder de su Revolución por sus cuatro años de fallecido. La amistad entre ambos ídolos fue tan estrecha, que en una ocasión Maradona llegó a comentar que Fidel fue el golazo más grande de su vida.

Maradona confió siempre en Fidel por sus acciones a favor del mundo; y para tenerlo siempre muy cerca suyo, en la zona del gemelo izquierdo se hizo un tatuaje con el rostro de su amigo y, al lado, tenía la firma del Comandante.

"Fidel fue el único que me tendió la mano cuando gran parte del mundo me rechazaba", declaró Diego en alusión a aquellos tiempos en que la droga le puso fin a su exitosa carrera.

"El Comandante en Jefe me abrió las puertas de Cuba cuando en Argentina muchas clínicas me las cerraron", aseveró Diego en clara alusión a la atención recibida en la Isla.

Durante su estancia en la clínica La Pradera, Diego jamás quedó desamparado, como él mismo reconoció ante disímiles medios de prensa internacionales.

El bien llamado Pibe de Oro, campeón mundial con Argentina y líder de varios clubes en su desenvolvimiento en Europa, también se quedará en el corazón de todos los cubanos, que nunca olvidarán  sus habilidades y goles de diversas facturas.

Se nos va el crack amigo de Cuba, el mejor jugador del mundo para muchos especialistas -otros piensan que es el brasileño Pelé-, ese hombre de baja estatura pero que nunca se cayó ante lo mal hecho tanto dentro como fuera de las canchas.

Nos quedamos físicamente sin el jugador dueño de aquella afamada "manito de Dios, no de Diego", con la que Argentina eliminó a Inglaterra en cuartos de final del Mundial de México-86.

Pero se quedan sus luchas continuas contra la FIFA por el mejoramiento de las condiciones de los jugadores, sus tantos argumentos técnico-tácticos para buscar el triunfo en cada partido, y ese inigualable brazalete de capitán tanto en el fútbol como en la vida cotidiana. Crack, descansa en paz.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos