miércoles, 24 de abril de 2024

¡Extraño!, Mayabeque ya tiene historia

La Serie Nacional de Béisbol 51 vivió su día más insólito en la última jornada y tendrá una postemporada sin Santiago de Cuba...

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 23/04/2012
0 comentarios
Aficionados a la Pelota
Los aficionados de Santiago de Cuba no tendrán momentos como este en muchos días. (Juan Moreno Hernández / Cubahora)

José Dariel Abreu, que luchaba por el liderazgo de jonrones, no alineó el domingo, tampoco los regulares Yoelvis Leyva, Lázaro Rodríguez, Pavel Quesada, Adir Ferrán y Osvaldo Arias. Así, fue menos complicado el trámite para Ciego de Ávila y su as Vladimir García, que vencieron 3x2 a Cienfuegos y entraron a los play offs en la última jornada.

Alfredo Despaigne, que también luchaba por el liderazgo de jonrones, bateó un cuadrangular ¡dentro del terreno! por vez primera en su carrera y, en el Cristóbal Labra de Nueva Gerona, ayudó a que su equipo venciera 10x1 a Isla de la Juventud. Así, Granma accedió a la postemporada por segunda temporada a hilo, esta vez de la mano de su jardinero izquierdo que, encima, remolcó cuatro carreras.

(Para el tercer madero de los Alazanes fue el jonrón 200 de su carrera de ocho temporadas, y lideró a los jonroneros —36, récord cubano— y máximos impulsores —105, seis menos que la marca del país).

Lázaro Vargas, el DT de Industriales, colocó a todos los titulares en el segundo juego del domingo, pero no utilizó a ninguno de los lanzadores importantes del equipo y terminó con casi toda la suplencia sobre la grama del Latinoamericano en una derrota rubricada en siete capítulos con marcador de 14x3. Así, Las Tunas, su victimario, evitó la barrida y llegó a los play offs en el último vagón del último tren.

Extraño, ¿no creen? A mi todo esto me parece muy raro, como la decisión sabatina del DT de Mayabeque, Rigoberto Madera, que un día antes de finalizar el torneo no utilizó a Danger Guerrero y Pedro William Castillo, los únicos bateadores por encima de .300 en su nómina, para —dijo— darle descanso. ¡De película!

(En las circunstancias que se vivieron el domingo, con cuatro equipos luchando por tres cupos de clasificación, todos los antagonistas de los equipos involucrados en la lucha debieron emplearse a fondo hasta el out 27. Por respeto a todos los rivales. Por respeto a la afición. Porque la pelota es —debe ser—, sobre todo para los jóvenes, espejo de honestidad, pundonor, vergüenza, rectitud, respeto… No lo hicieron en la última jornada del campeonato Cienfuegos, Isla de la Juventud e Industriales, y la etapa de clasificación de la Serie 51 dejó una imagen indecorosa).

Más que todos estos sucesos insólitos en las últimas jornadas de una Serie anómala (ah, no, disculpen, mala quiero decir), al margen de esas procacidades, lo más increíble fue que Santiago de Cuba, incluso con las manquedades que tiene, no pudiera vencer a Mayabeque en dos de tres desafíos disputados en el Guillermón Moncada.

El viernes cayó con marcador de 11x4 y, tras el triunfo 6x0 del sábado, el domingo perdió con pizarra de 9x7, después de borrar una desventaja de tres anotaciones y batear más que sus oponentes. Santiago de Cuba, entonces, se pierde la postemporada, eliminado por Mayabeque (puso en el diamante casi todo su arsenal), nada menos que Mayabeque, quizás el peor equipo de los tantos que han jugado alguna vez en Series Nacionales —con toda seguridad, uno de los diez peores.   

Allá, en el cuartel general de las Avispas, donde los aficionados respetan al equipo visitante, pero de la hospitalidad pasan a un enardecimiento que presiona sobremanera y muchas veces le ha granjeado épicas victorias a Santiago de Cuba; allá, donde caben 25 mil personas, quizás cuando más lo necesitó, el equipo tuvo apoyo de apenas 15 mil almas, 5 mil cada día, según reportes. Extraño, ¿verdad?

Y el resultado es catastrófico. Para la provincia, seguro, y también para los play offs, digo yo. Por segundo año en fila, Santiago de Cuba, uno de los históricos de la pelota cubana, se pierde la postemporada. En la Serie de Oro quedó eliminado junto con el campeón de la Serie 49, Industriales; esta vez se va temprano a casa igual que Pinar del Río, el monarca exponente.

Ni más ni menos que otro de los extraños, extrañísimos desenlaces que nos dejó la postrera fecha de la fase de clasificación. Y, más inaudito aún, es que el villano/héroe de esta “leyenda” es el equipo Mayabeque que acaba de comenzar su historia en Series Nacionales.


Compartir

Rafael Arzuaga Junco


Deja tu comentario

Condición de protección de datos