viernes, 9 de diciembre de 2022

¿Existirá la concordia en La Princesa?

Los choques que definirán al nuevo campeón de la Liga Superior de Baloncesto se efectuarán martes y miércoles. Los pinareños dominan, con tres victorias por dos amarguras, el último play off de la postemporada...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 11/04/2017
0 comentarios
Final, primeros topes LSB
El mayor torneo de baloncesto en el país inició su etapa más crucial

Los seleccionados de Pinar del Río y Matanzas, cuentan, declinaron visitar juntos al Puente de la Concordia situado en una conocida avenida de la urbe identificada como la Atenas de Cuba. Tal vez sí; quizá no, la decisión respondió a una cábala. Empero el suceso no respondió a una suposición, pues ambos cuadros descubrieron temprano su intención de dominar el quinto partido del último play off de la Liga Superior de Baloncesto.

Tras los silbantes Rolando Ginarte, Juliet Méndez y Enrique Larrea corroboraron la corrección técnica del rectángulo situado en la EIDE matancera Luis Augusto Turcios Lima, los compases de la brega carecieron de armonía, pues los anfitriones necesitaban la victoria para mantener sus aspiraciones triunfales mientras los visitantes necesitaban propinar esa estocada para acceder, por primera vez, al liderazgo del certamen anual instaurado en 1993.

El choque tuvo matices similares a los cuatro anteriores, porque las nóminas de los rivales muestran similar calidad. Tanto entonces como ahora aparecieron sobre el rectángulo la realización de una defensa personal-presión, limpia de manchas, empeñada en asfixiar el hacer del contrincante; y marcaje cerrado sobre el defensa organizador; y fantásticos contragolpes.

La historia del ultimo cotejo en esta provincia podría repetirse, este martes, en el plató de la Princesa, si en realidad los pinareños confirman el parecer (chisme): “juegan mal en casa”. Porque entonces apreciaríamos a un elenco anfitrión proclive a olvidar su filosofía para minimizar al adversario en los puntos clímax del cotejo, así como intermitente y tenue para replicar cuando es súper fuerte el asedio del adversario desde la mitad del terreno. Y carente de ideas, proyección, para desmantelar las formulaciones de un baloncesto alejado de los cánones dictados por la academia.

Los vueltabajeros llegan a la definición total con buenas cifras. En las cinco primeras jornadas ganaron todas las primeras mitades de los choques (1ro-28 puntos/MAT18), (2do-35/MAT28). (3ro-34/MAT 29). (4to-32/MAT 22). (5to-34/MAT32). Y también con ventaja. Poseen dos chances para subir la cuesta y adjudicarse la cima.

El mayor torneo de baloncesto en el país inicia su etapa más crucial. Los silbantes también acuden a una singular responsabilidad en el clásico anual, pues la calidad de los integrantes de los seleccionados involucrados revela, establece, cierta paridad. Esa verdad propone a la federación del país nominar para cada encuentro, preferentemente, a jueces parte de tríadas en eventos internacionales.

Esa inexcusable medida es imprescindible para la calidad de un espectáculo. Así desaparecerá hasta la aparición de conatos aún incompletos por carecer de la técnica requerida para reevaluar las sanciones arbitrales; así como de un nivel de información más amplio para el aficionado acerca de la actuación de los jugadores y de una muestra de los nuevos valores de la disciplina en la localidad antes de empezar los encuentros... Y de ese partido-espectáculo denominado como el Juego de las Estrellas.


Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos