jueves, 22 de febrero de 2024

Excitante ambiente liguero

Los mejores elencos del país pugnarán por la supremacía en la última campaña del cuatrienio deportivo...

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne en Exclusivo 15/01/2016
0 comentarios

La mayoría de los integrantes de los seleccionados de baloncesto clasificados para las Ligas Superiores de Baloncesto (LSB) ya aprendieron a escalar con pericia las desafiantes cimas, zambullirse con éxito en los delicados finales de partido y a desbrozar las espesas vegetaciones tácticas que ordenan los adversarios sobre el parqué.

Y esa proyección subraya que el índice de calentamiento de cada una de las controversias ligueras emulará con el surgido en el globo terráqueo, porque germinarán embravecidas porfías durante las rondas preliminares, así como en las postemporadas.

La justa para damas y caballeros empezará este 15 de enero. La porfía de las muchachas concluirá el 3 de febrero. Es breve, porque deben prepararse para asistir al preolímpico mundial. Los caballeros finalizarán el primero de abril. Pinar del Río, en la clasificación femenina, y Capitalinos en la masculina, aparecen otra vez como favoritos para refrendar el máximo pergamino. Pero la fase clasificatoria se acaba cuando se acaba, nunca antes ni después.

Entonces, la realidad de las vueltabajeras dependerá de su comportamiento para salvaguardar la cesta y la disposición para adjudicarse el rebote, pues esas son sus principales fortalezas. Mientras, los giraldillos están convocados a observar la pertinente disciplina para ejecutar las distintas variantes defensivas, especialmente la personal con ayuda al coequipero; y desplegar, con la misma calidad que en 2015, las acciones ofensivas que les propiciaron volver a la cima de la justa que nació en 1993.

Cuentan que las rivales de mayor envergadura de las pinareñas son las habaneras. Esa afirmación es sólida. Las subcampeonas en 2015 poseen una calificada nómina y ya están convencidas de las riquezas que alcanza la vida a los seleccionados duchos en conservar un estable ritmo sobre la duela.

Las santiagueras dominaron la competencia en las primeras versiones, pero fueron desplazadas por las pinareñas. Desean recobrar la prominencia que el pasado año les resultó esquiva. Para nada sueñan. Cuando un equipo define un propósito, invierte mucha stamina para adquirirlo y hasta ponen de cara a la pared a los rivales bien plantados sobre el terreno.

Los estrategas del Guantánamo de Clenia Noblet, desean que el elenco se parezca al de otras ediciones. Si las coequiperas de la mejor atleta del país en 2015 perteneciente a los deportes colectivos, alcanzan ese peldaño estratégico, envolverán a los conjuntos favoritos.

La debutante formación de Camagüey puede mejorar su espacio en la temporada, pues la fortalecieron las francotiradoras espirituanas Yamara Amargo y Marlén Cepeda, pues el Sancti Spíritus quedó fuera de la LSB.

Las villaclareñas deben mostrar otro rostro. Vaya singularidad. Esta vez ningún observador otorga amplio favoritismo a los contendientes en los últimos tramos de la postemporada 2015. ¿Por cuál secreta realidad evitan descubrir sus cábalas?

¿PERSISTIRÁ EL COLOR DEL CIELO?

En 2015 los elencos Capitalinos y Ciego de Ávila discutieron por séptima ocasión la supremacía del evento. Los giraldillos, bajo las órdenes de Reinier Panfet, recuperaron la casaca de triunfador, pues mantuvieron la cabeza alta, tanto en casa como en cancha ajena. Además, fueron hábiles para desarrollar, entre otras, una ambiciosa defensa por todo el terreno, así como atractivas exposiciones mediante el juego ofensivo posicional. Ahora sí los azules compiten bajo la total credibilidad de sus partidarios.

Los búfalos han estado diez veces inmersos en la fase crucial del foro anual. Si en esta LSB Yoan Luis Haití, Yasser Rodríguez y William Granda muestran la capacidad física habitual, es factible que protagonicen otro atmosférico cotejo con los giraldillos. A los amantes del baloncesto les encantaría presenciar otra colisión a base de los colectivos con más títulos del evento.
Pero esta vez las especulaciones no solo otorgan buenaventura a los dos gigantes. Sino que incluyen para suscribir importantes acentos a los colectivos de Pinar del Río, Artemisa, Santiago de Cuba, Guantánamo… Camagüey y Villa Clara.

Los pinareños exhiben mayor nivel competitivo. Pero deben ser cuidadosos. “En ocasiones los muchachos se desesperan y esa falla les ofrece posibilidades a los contrarios de contraatacar y sacar ventaja”, aseguró el DT Pedro Covarrubias sobre el nivel de prudencia de sus discípulos en instantes delicados de los cotejos.

Sospecho que los jugadores del Artemisa hayan aprendido la lección y desmantelen a sus rivales cuando estos agonicen. Repetir la conducta de 2014 y 2015 los comprometerá seriamente, pues correrían el riesgo de quedar fuera del selecto grupo de los cuatro grandes.

Ahora, los santiagueros deben enseñar la prestancia de los dominadores, pues los integrantes de su nómina poseen las capacidades requeridas para ubicar al elenco entre los principales animadores en la justa. Para agenciarse esa meta deben recordar la variabilidad en el ataque y la añeja frase: “Voy lento, porque voy lejos”
Guantánamo fue un competidor descolorido en la pasada campaña. Consternó a los habitantes de la tierra del Guaso aquél desacostumbrado quehacer de los orientales por las pasarelas de la nación. En el Torneo Nacional de Ascenso (TNA) lograron parte de sus nuevas pretensiones. Ahora necesitan confirmar las restantes en el determinante segmento del certamen.

¿Será esta vez Camagüey el equipo que, en versiones precedentes, enamoraba a los amantes de la disciplina en cualquier escenario del país?.

¿INSOLVENTE DEUDA?

Los encuentros de los deportes colectivos con pelota son considerados un espectáculo, porque sus reglamentos son fáciles de aprender y, además, el incesante surgimiento de interrelaciones entre los competidores sustrae rápidamente la atención de los aficionados.

Al baloncesto le confieren una calificación especial: “El más dinamico y creativo de los deportes de equipo”, debido a las atractivas ejecuciones que ocurren sobre el rectángulo de juego. Pero desde hace varias campañas, los campeonatos élites del país no son bautizados como espectaculares, pues carecen del Juego de las Estrellas, jornada adecuada para promover la especialidad y entregar otro tipo de acontecer.

Es cierto, los play off correspondientes a la ronda semifinal y la última incrementan las pulsaciones en las personas y provocan, además, mayores desibeles en los terruños de los seleccionados involucrados. Pero, los organizadores de los clásicos domésticos en el hemisferio occidental van a más y planifican el encuentro entre los/las mejores baloncestistas para esclarecer las dudas y, al mismo tiempo, minimizar suspicacias y desbaratar valoraciones erróneas. El Juego de las Estrellas es la jornada dorada de cualquier liza, pues convoca a los baloncestistas con mayores habilidades, incluso las acrobáticas. Esa jornada ofrece alegría a los seguidores de la especialidad mientras esperan que las formaciones de lujo regresen a privilegiados escaños en el escenario internacional.

CLASIFICACIONES GENERALES (2015)

FEMENINO: Pinar del Río, Capitalinas, Guantánamo, Sancti Spíritus, Santiago de Cuba, Camagüey, Villa Clara y Artemisa. MASCULINO: Capitalinos, Ciego de Ávila, Artemisa, Santiago de Cuba, Pinar del Río, Camagüey, Las Tunas y Guantánamo.
 


Compartir

Abelardo Gregorio Oviedo Duquesne


Deja tu comentario

Condición de protección de datos