martes, 16 de abril de 2024

Estados Unidos bloquea otra vez a Cuba

Cuba estuvo a un triunfo de acceder al partido por la medalla de oro, pero la 0-3 a manos de Estados Unidos la condenó al desafío contra Bulgaria por la medalla de bronce...

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 08/07/2012
0 comentarios
cuba contra eeuu
Cuba estuvo a un paso de luchar por el Oro.

Había esperanzas, muchas esperanzas. El currículo escrito en la fase intercontinental contra Serbia y Rusia, y sobre todo la victoria 3-0 ante Brasil en la hexagonal final, se antojaron cartas credenciales escritas con letras doradas, y pareció una trivialidad la derrota de este viernes, 0-3 ante Polonia, en la despedida del Grupo F. 

Pero Cuba, su selección masculina de voleibol, ha tenido una astilla en el zapato este 2012. En otras palabras, los cubanos han tropezado dos veces con la misma piedra en las últimas semanas. Dicho como es, Estados Unidos ha sido un obstáculo harto complicado en el camino cubano por la actual temporada internacional.

Un triunfo en la Armeec Arena de Sofía, esta mañana, habría supuesto su segunda final en la historia de la Liga Mundial. Y se les escapó a las huestes del DT Orlando Samuels en alrededor de 90 minutos. Como en mayo último, chocó contra su par estadounidense. Hace casi dos meses cayó en semifinales de la lucha por el boleto al torneo masculino de los Juegos Olímpicos, Londres, 2012. Hoy, también en semis, estaba en juego el acceso a la final de la XXIII Liga Mundial de Voleibol. 

Primero 1-3, con parciales de 25-22, 18-25, 17-25 y 16-25. Después 0-3, con tanteadores de 23-25, 22-25 y 23-25. Este, más peleado que aquel, más polémico que entonces, menos importante también. Los dos, reveces crueles. Cuba no ha podido con la selección de la barra y las estrellas en partidos de definiciones. No, al menos este año. 

El último revés dejó una estadística insólita: los 16 puntos del capitán de Cuba, Wilfredo León, fueron todos en ataque, y no logró un solo ace, como había hecho en casi cada uno de los partidos de su selección. 

Lo escoltaron, digamos de paso, Yenry Bell (14: 12 con el ataque-1 con el bloqueo-1 con el servicio) y el opuesto Rolando Cepeda (11: 10-0-1). Y Clayton Stanley (17: 13-0-4) lideró a Estados Unidos, seguido por Mathew Anderson (13: 13-0-0) y Sean Rooney (11: 10-0-1). 

Las huestes del DT Orlando Samuels hicieron 46 puntos con el ataque, dos en el bloqueo y tres con el servicio, y sumaron 17 puntos por errores del rival. Estados Unidos rindió para 42-7-5, respectivamente, y adicionó 21 errores del contrario. 

Hoy, en el primer set, dos servicios y, principalmente, dos bloqueos, pusieron delante 8-5 al equipo del capitán Clayton Stanley. Se acercó a un punto ene veces durante todo el set, pero siempre lo tuvo cuesta arriba la formación de Cuba, cuya defensa en la net no dio ni opción de contraataque, hasta que Danger Quintana marcó el 10-11 en la pizarra. 

Estados Unidos logró despegarse tres unidades antes de llegar delante por dos al segundo tiempo técnico. Por entonces, apareció el bloqueo de su rival, que produjo dos opciones de contragolpe y ayudó a cerrar el marcador a 21-22. A los cubanos, sin embargo, y como se vio en el resto del partido, les faltó un golpe de autoridad y encajaron el revés en el primer acto, 23-25. 

Cuba llegó delante 8-6 al primer tiempo técnico del segundo parcial e incluso tuvo ventaja de 11-8. La concentración fue casi óptima, comenzó bien con el bloqueo, la recepción mejoró y la distribución del ataque varió. Poco a poco, no obstante, los norteños afinaron su rutina y, con defensa y el servicio, descontaron a paso de hormiga, antes de, con Stanley en la zona uno, empatar 13-13. 

Más tarde, en el segundo tiempo técnico de la manga, otra vez aparecieron los norteamericanos arriba, 16-15. Jugaba Cuba sin desenfado, maquinalmente casi, y apenas bloqueaba, en gran medida por el buen criterio del pasador Donald Suxho. 

Un bloqueo y el contragolpe siguiente les valió para cuajar ventaja de 19-17, y otra pared en la net, esta contra Wilfredo León, provocó el 21-18. Sería definitoria la diferencia, si no entra en acción el opuesto suplente Yordan Bisset, que con par de servicios, uno ace, guía al empate 22. Fue cuando, después del K-1 para el 23-22, Estados Unidos se apoyó en el saque flotado de David Lee, que hizo estragos en la recepción de Cuba, y se enfiló al 25-22 final. 

Como en el segundo acto, Cuba se adelantó en el inicio, ahora 8-5. Y, como antes, Estados Unidos, pisada a pisada se acercó, hasta igualar el marcador 12-12 después de otro servicio de Lee que arruinó un posible K-1 efectivo. Cuba se fue delante 13-12 con ataque de Isbel Mesa y pulseó hasta un 16-15 a su favor, con Wilfredo León en rol de líder, tronando, como Stanley, sin bloqueo capaz de pararlo. 

La paridad se rompió por un error del líbero Keibel Gutiérrez en el segundo pase, según criterio del árbitro principal, Labasta Milan, de República Checa, y por un bloqueo a Cepeda, ingenuo en su intento de romper el bloqueo de tres jugadores. 

Tampoco fue lapidario el 20-17, porque un ataque de Bell y un yerro norteño, antes de un punto, y un K-1 ineficaz en respuesta al saque “inofensivo” de Yoandry Díaz, más el ace de Bell marcaron el 21-21. Luego, se sucedieron marcadores de 21-22 (no pudo la defensa de campo levantar el ataque), 22-22 (ataque de León), 22-23 (K-1 estadounidense) y 23-23, al cabo de ataques del capitán caribeño. El 23-24 sobrevino por un mal saque de Cepeda, y ganó 25-23 Estados Unidos luego de que un ataque de León cayera fuera del área reglamentada, según Milan y su auxiliar, Ning Wang, referee chino. 

Así, rodaron por el suelo las esperanzas de Cuba, que ahora se limitan a ganar la medalla de bronce en un partido contra Bulgaria, el anfitrión, marioneta del juego de Polonia en la derrota 23-25, 20-25 y 18-25. 

Será Estados Unidos el rival de Polonia por el título de la XXIII Liga. Estados Unidos, victimario de los cubanos en el preolímpico de Long Beach y en Sofía, accedió a su segunda final en 15 participaciones. Ya lo hizo en la XIX edición, en Río de Janeiro, donde ganó en 2008, su único ascenso al podio de la competición, además de los terceros lugares de 1992 y 2007. 

Cuba, campeón en 1998, se quedó a las puertas de su segunda final en 22 apariciones. Y, mañana, intentará conquistar la medalla de bronce en un partido contra Bulgaria. Si se impone, logrará su tercera medalla de bronce y el noveno podio en la historia, toda vez que atesoran cinco medallas de plata.


Compartir

Rafael Arzuaga Junco


Deja tu comentario

Condición de protección de datos