lunes, 5 de diciembre de 2022

Esperando la aventura olímpica de luchador cubano

Opiniones de Wilber Sánchez, medallista olímpico y mundial, quien en el mundial de la modalidad Pahlavani fungirá como entrenador de Reineris Salas...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 30/10/2016
0 comentarios

Hace unos días que Reineris Salas intensifica sus entrenamientos. Y lo hace para lo que calificamos aquí en nuestra revista como… “Luchador cubano hacia aventura desconocida”. Él, que es del estilo libre, se enrolará en el primer campeonato mundial de la modalidad Pahlavani, que tendrá sus combates el 12 de noviembre, en Minsk, Bielorrusia.

Y como se trata de eso, de una aventura desconocida, salimos en busca de las opiniones de quien fungirá como su entrenador, el ex luchador Wilber Sánchez, medallista olímpico de bronce en Barcelona 1992 y de oro mundial en Estocolmo 1993, en la división de los 48 kilogramos del estilo grecorromano.

“Es una lucha bastante dinámica. Nos concentramos en lograr que haga el rol de pasar la espalda de sus contrarios por el colchón. Las reglas de la Pahlavani prohíben poner la espalda, ni los dos codos a la vez”, dijo Sánchez en declaraciones para los lectores de Cubahora.

“Hemos trabajado habilidades nuevas para nosotros. Se agarra por la faja, o por el short, o por debajo de éste, que es más largo, de tres cuartos”, agregó el entrevistado, quien días atrás estuvo junto a su colega Andrés González Duque en Guatemala, en un curso promovido por los iraníes.

NO A LAS FALSAS EXPECTATIVAS

“Todavía no tiene un movimiento específico. Él empieza las jornadas con su entrenamiento normal de la lucha libre. Y cuando lo termina se dedica entonces a esta nueva para nosotros”, explicó.

Y claro que le preguntamos qué piensan sobre un posible desempeño…

“No queremos crear falsas expectativas. Reineris Salas es muy aguerrido y técnico. La Comisión Nacional, por todo eso, y por su estilo, decidió que era quien mejor nos podía representar. Él competirá en la división de los 100 kilogramos. En esta modalidad las divisiones suben de 10 en 10”, respondió.

Y aunque se lo tuve que preguntar (lo de un posible desempeño), llevado por dictados del periodismo, me encantó la respuesta de Wilber Sánchez: “No crear falsas expectativas”.  Es que ese ha sido un mal, en no pocas ocasiones, del deporte cubano. Ello ocurrió, por citar dos ejemplos cercanos, con los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, y los Juegos Olímpicos de Río 2016. Ojalá se hayan sacado las lecciones.

“En el curso se dijo, aunque me gustaría comprobarlo, que ningún luchador de nuestro continente ha incursionado en el estilo Pahlavani”, dijo.

“Tenemos varios videos internacionales en nuestro poder”, los cuales, por supuesto, nos están resultando muy útiles en la preparación”, agregó.

CURIOSIDADES

Nos saltan a la vista algunas curiosidades, más bien diferencias, en esta alianza entre Wilber Sánchez y Reineris Salas…

Sánchez era del estilo grecorromano, y de forma específica, como ya escribimos, en la división más pequeña, la de los 48 kilogramos. Salas lo es de la modalidad libre, y de una de las categorías de mayor peso corporal (recordemos que la de 100), solo superada por la de más de 100.

El entrenador posee una medalla olímpica (la de bronce en Barcelona 1992); su pupilo ninguna, pues quizás estaba cerca de ella ahora en Río 2016, pero los jueces se encargaron de negársela con una clara injusticia.

No es todo. Los dos tienen tres medallas en mundiales. Sánchez logró dos de oro (Estocolmo 1993-Tampere 1994), y una de bronce (Ostia 1990). Las de Salas son de diferentes colores en comparación a las de su ahora entrenador (bronce en Moscú 2010, plata en Budapest 2013 y Tashkent 2014).

Llegó el momento de reflejar una pregunta final que nos pareció imprescindible para Wilber Sánchez: ¿Cómo se encuentra Reineris Salas? Y respondió sin titubear: “Muy optimista a la espera del mundial”.


Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos