jueves, 22 de febrero de 2024

Erick Hernández y su nueva “travesura” en una azotea

El habanero rompió este domingo su propio récord mundial de dominio del balón, pegándole solo con la cabeza desde la posición de sentado y con 1.5 kilogramos atados a cada tobillo...

José Luis López Sado en Exclusivo 20/07/2020
0 comentarios
Erick Hernández
El récord anterior de Erick Hernández era del pasado 17 de mayo (Gabriela López Dueñas / Cubahora)

A la hora que me llamen voy, y al lugar que sea, también. Así se ufana de “cantar” el incombustible Erick Hernández, quien este domingo, desde la azotea de su casa como medida para combatir a la COVID-19, impuso récord mundial en dominio del balón y quebró su anterior cota, al controlarlo durante una hora, cinco minutos y seis segundos solo con la cabeza, en la posición de sentado y con 1.5 kilogramos atados a cada tobillo.

“La azotea está rodeada por un muro que, dada la posición de sentado en la cual estaba trabajando, impedía que el aire me jugara una mala pasada. Al ser la segunda vez que intento un récord desde la casa, como se iba a trasmitir en vivo por el Canal Habana Deportes, les solicité a los directivos de la TV que lo trasmitieran todo el tiempo sin interrupción, para asegurar que fuese más creíble, expresó el bien llamado Dominador habanero.

La anterior marca era de 1:02.05 horas, lograda en un local del Hotel Roc Barlovento del balneario de Varadero, el pasado 17 de agosto de 2019, primera vez que sacaba sus pruebas del ámbito capitalino.

“Mi primera prueba en tiempo de pandemia la había realizado en la sala de la casa (17 de mayo). Pero ahora decidí cambiar para la azotea ya que es un lugar más amplio y de mayor iluminación”, comentó Erick, quien dedicó este récord a todo el personal médico que presta servicios tanto en el país como en el extranjero para combatir la funesta pandemia.

Para esta ocasión, el Dominador comentó a Cubahora que se estuvo preparando desde apenas una semana después de conseguir su primer récord dentro de la sala de su casa.

“De cara a este intento, trabajé muy fuerte los músculos de la espalda baja pues, aunque es en la posición de sentado, el esfuerzo no siempre cae sobre los glúteos. Además, hice mucho hincapié en fortalecer mis abdominales porque el golpeo al balón parte ahora del impulso que provoca el movimiento del torso”, aseguró.
Y acotó además que también le prestó muchas horas de trabajo a los músculos de la espalda alta que sufren bastante en esta prueba: trapecio, dorsal y esternocleidomastoideo.

“En lo que sí no pude emplearme mucho fue en las carreras, pues me quedaba en casa por el tema de la pandemia. Pero eso lo sustituí con una mayor intensidad en los restantes ejercicios para el cuerpo”, explicó.

“Antes de que finalice el año tengo pensado tirarle a otro récord, pero quiero hacerlo con presencia de público tal y como los realizaba antes de la pandemia. Podría ser el de pegarle más toques a la pelota solo con los muslos y 1.5 kilogramos de peso atados a los tobillos, sentenció el Dominador habanero.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos