jueves, 1 de diciembre de 2022

Erick extiende su «idilio» con la Brazuca

El capitalino se mantuvo hoy durante 36 minutos, 14 segundos y 10 centésimas, pegándolo a la pelota sin que cayera al suelo...

José Luis López Sado en Exclusivo 24/04/2016
0 comentarios

Cada vez que lo veo en acción intentando romper récords de dominio del balón, no puedo menos que preguntarme: ¿hasta dónde llegará Erick Hernández? Y este sábado, el capitalino de 49 años, plusmarquista del libro de Records Guinnes, me dio otra demostración de lo bien que andan sus «relaciones» con el balón Brazuca.

En el lobby del capitalino hotel Copacabana, el bien llamado «Dominador» quebró su propia cota del orbe en la modalidad de solo con la cabeza desde la posición de sentado, al mantenerse 36 minutos, 14 segundos y 10 centésimas sin que la pelota cayera al suelo. Su anterior marca era de 35.02 minutos y databa del 31 de octubre de 2015, en similar instalación.

«En el último mes, mantuve las cargas altas de trabajo físico, porque mi ventaja es que sí controlo bien la pelota. Me dediqué a fortalecer los planos musculares que más intervendrían en este intento, el cual pude perfeccionar desde que lo impuse por primera vez», comentó Erick a Cubahora tras finalizar la agotadora prueba.

Para Hernández, el éxito se debió a que ya sabía como trabajar en esta posición de sentado, ubicando bien los brazos y las piernas sobre el suelo.

«La dificultad en estos intentos de menor tiempo de duración, radica en que el balón hay que mantenerlo en la vertical, porque se mueve mucho. Estas modalidades requieren de mucho esfuerzo y ejercicios en la región de la espalda baja, fortalecimiento de los planos abdominales, glúteos, bíceps femorales y cuádriceps, además de los trapecios y hombros. También hay que hacer carreras largas e incorporar ejercicios con pesas para los músculos».

Este fue el segundo récord del año para Erick, quien comentó a Cubahora su interés por hacer otro más este año, presumiblemente antes que la delegación cubana salga hacia los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

«Tengo en mente romper mi propio récord mundial de más toques en 30 segundos, solo con la cabeza, cuando le pegué 187 veces sin que cayera al suelo. La palabra de orden en mi forma deportiva es disciplina, no solo en los entrenamientos, sino también en mi vida cotidiana. Solo así puedo estar preparado para un entrenamiento tan fuerte como es el que llevan estas modalidades», sentenció.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos