jueves, 8 de diciembre de 2022

Erick continúa muy «testarudo»

El cubano Erick Hernández rompió este sábado su propio récord mundial...

José Luis López Sado en Exclusivo 16/10/2016
0 comentarios

El cubano Erick Hernández mantiene su plena efectividad pegándole al balón solo con la cabeza. Este sábado y desde la posición de sentado, mantuvo a su preferida pelota Brazuca, sin que cayera al suelo durante 40 minutos y dos segundos, para pulverizar su propio récord mundial en esta prueba de dominio de la esférica.

En el intento, que tuvo por sede el hotel Habana Libre, Erick dejó atrás su cota de 36 minutos, 14 segundos y 10 centésimas, que databa del 24 de abril de este año, la cual logró en el lobby del hotel Copacabana.

Vale citar que Erick siempre hizo los entrenamientos en este lugar durante horas tempranas. Pero como se previó trasmisión televisiva a partir de las 12:00 p.m., los rayos del sol incidieron notablemente en su anatomía, aunque nunca pusieron en peligro que fructificara el intento.

«Realmente, no estaba preparado para este inconveniente. El sol siempre me dio por la espalda, pero busque la posición adecuada para que no me afectara en la vista. Para estas modalidades, siempre hago una preparación muy intensa, pues me doy a la tarea de estar muy por encima de la marca que debo batir, ya que en el intento del récord es más difícil por las cámaras de TV, el ruido del público presente en el local y otros aspectos fuera del contexto técnico-táctico.

«Yo siempre he tenido como premisa para estos récords, que la preparación física también trabaja como preparación psicológica, porque mientras mejor entrenado estoy, trabajo con mayor tranquilidad. Y eso fue lo que me ayudó mucho en esta ocasión. Nunca pensé en que se caería la pelota al suelo», aseveró el Dominador.

«Estoy muy contento con los tres récords que he impuesto en este año, el cual acabo de cerrar. Para el 2017, intentaré otros, especialmente el de más tiempo tocando al balón desde la posición de sentado y solo con los pies», sentenció Erick, quien se solidarizó y mostró su interés por ayudar a los hermanos del pueblo guantanamero, afectado tras el paso del huracán.

Entretanto, Cubahora también pudo conversar con su fisioterapeuta Jorge Velázquez, quien dio su valoración sobre la preparación de Erick.

«El principal trabajo se lo enfoqué a fortalecer los músculos del cuello y la cervical, con ejercicios acrobáticos. Además, hizo pesas para el tren superior, especialmente los trapecios y los hombros.

«Además, hizo muchas repeticiones de toques al balón. Incluso, en uno de los controles, llegó a dominarlo durante una hora y 15 minutos, lo cual fue una muestra de que estaba listo para conseguirlo a la hora de la verdad», comentó Velázquez.   


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos