martes, 21 de marzo de 2023

Era lógico: mal día para judocas cubanos

Magdiel Estrada y Anailys Dorvigny, debutantes en campeonatos mundiales, no pudieron ubicarse entre los siete primeros...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 28/08/2013
0 comentarios
Rafaela Silva (Brasil)
La brasileña Rafaela Silva ganó la primera medalla de Latinoamérica.

Sí, era lógico que este miércoles (y no por ser “día atravesado de la semana”) no fuera bueno para la comitiva cubana que se encuentra disputando el XXIX Campeonato Mundial de Judo, con sede en la ciudad brasileña de Río de Janeiro.

Les tocó el turno de salir a los tatamis, montados en la Arena Maracanazinho, a dos figuras debutantes en este tipo de tan duro certamen: Magdiel Estrada (división de los 73 kilogramos) y Anailys Dorvigny (57). Era, seamos justos, un examen muy riguroso…

Estrada, campeón nacional del año 2011, entró a la competencia lleno de optimismo.

Así se le había visto horas antes por la televisión cubana, en declaraciones al colega Aurelio Prieto Alemán, mientras entrenaba junto a sus compañeros en la arena de una de las famosas playas cariocas, con un demoledor oleaje de fondo.

“Me siento bien preparado. Espero poder llegar al podio…”

Y comenzó ganado en su primera presentación, contra el canadiense Alexis Morin-Martel (también titular de su país en 2011), por la demoledora vía del Ippon, siempre según datos reflejados en la página Web del mundial.

A continuación volvió a sonreír, con igual desenlace, ante el colombiano Luis Galindo; pero entonces el panorama se le complicó.

Le tocó enfrentarse al holandés Dex Elmont (segundo en el mundial de Tokio, Japón 2010), a la larga uno de los dos medallistas de bronce, quien le aplicó la misma receta que había utilizado el nuestro en sus dos primeras victorias.

Los japoneses, que son los padres del judo, sumaron una medalla de oro más, gracias a Shohei Ono, quien dejó con la de plata al francés Ugo Legrand (bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012).

La otra de bronce terminó en el cuello del belga Dirk van Tichelt (tercero en la cita del orbe en Rótterdam 2009).

Para Estrada quedó la valiosa experiencia y la posibilidad, claro está, de continuar creciendo…

¿Y EN EL FEMENINO?

Anailys Dorvigny (campeona nacional de este año) entró con el pie derecho al tapiz en su primera presentación: triunfo contra la austriaca Tina Zeltner (igual título en 2010).

La nuestra logró primero un Wazari, cuando faltaban 3.40 minutos. Luego un Ippon que parecía poner fin al combate. Pero se consideró que lo consiguió fuera del área. Y terminó a la larga prevaleciendo el citado Wazari.

Bueno… entonces le tocó la japonesa Anzu Yamamoto (primera en el mundial juvenil de 2010), quien la doblegó por Ippon, a los 3:19, después de que ambas tenían un Yuko.

Yamamoto pudo llegar los repechages, pero no al podio, que no tuvo en esta división a representante nipona.

A los brasileños, habituales anfitriones de competencias, les encanta el judo, y este miércoles disfrutaron del triunfo, en la división de los 57 kilogramos, de Rafaela Silva (campeona mundial juvenil 2009), vencedora por Ippon en la final de la estadounidense Marti Malloy.

Esa resultó la primera corona de los del Gigante Sudamericano en este mundial.

Las de bronce terminaron en las mesas de noche de la eslovaca Vlora Bedeti (tercera en el Europeo 2010) y la alemana Miryam Roper (monarca nacional de ese mismo año).

Tal vez no sean pocos los que recuerden un pasaje sobre Silva: el Comité Olímpico Brasileño (COB) salió en su defensa, cuando respondió con pesados insultos en su Twitter a las críticas igualmente ofensivas que recibió tras ser eliminada en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

El COB rechazó las manifestaciones de racismo dirigidas a Silva por sus seguidores en Twitter e informó que ofreció a la judoca apoyo jurídico para demandar a los que la ofendieron.

Y luego de tres jornadas de competencia nos parece válido un vistazo a la tabla de medallas, especialmente a los países que han podido ganar al menos una de oro: 1.-Japón (3-1-2), 2.-Brasil (1-1-1), 3.-Mongolia (1-1-0), 4.-Kosovo (1-0-0).

Sí, claro, los cubanos mantienen las esperanzas de sumarse a la lista de las naciones que han podido tener representantes el podio.


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos