lunes, 22 de abril de 2024

Entre títulos, goles, «tembas» y talentosos (+Fotos) (+Videos)

Cubahora propone una visita a la historia de las Copas del Mundo de la FIFA y algunas consideraciones sobre lo que nos deparará la venidera

José Luis López Sado en Exclusivo 30/05/2018
0 comentarios
Portada de Jose Luis
La cita de Rusia y el duelo inaugural están ya “al doblar de la esquina”.

El planeta Tierra está a punto de estallar, con esos “petardos” propios de una Copa del Mundo de Fútbol. Sí, porque la cita de Rusia y el duelo inaugural de los anfitriones contra Arabia Saudita, por el grupo A, está “al doblar de la esquina”. Y todos, hasta en los lares más recónditos, esperan el silbatazo del árbitro —aún por definir—, que se escuchará el 14 de junio en el estadio Luzhniki, de Moscú.

Pero, mientras llega ese momento, Cubahora propone una serie de trabajos relacionados con la historia de las Copas del Mundo de la FIFA, y algunas consideraciones sobre lo que nos deparará la venidera.

En el año 1930 se disputó el primer Mundial, con sede en Uruguay. Y los locales fueron los primeros campeones del mundo de la historia, tras imponerse en la final a Argentina (4-2) en el estadio Centenario, de Montevideo. Y cuatro años después, Italia, también como anfitrión en 1934, se alzó con el cetro al vencer a la otrora Checoslovaquia (2-1) con gol de Angelo Schiavio en la prórroga.

Pero en la justa del orbe de 1938, con asiento en territorio galo, Italia se convierte en la primera nación en conseguir dos títulos consecutivos, al superar en la final a Hungría (4-2). Lamentablemente, no se pudieron efectuar las Copas de 1942 y 1946, pues eran tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

La seleccción de Italia fue el primer equipo en la historia de los Campeonatos Mundiales en ganar dos títulos de manera consecutiva (Foto:ESPN.com).

Al recuperase la máxima competencia de FIFA, la justa de Brasil 1950 dejó uno de los recuerdos más memorables de su historia: la escuadra local iba ganando 1-0 y finalmente cayó 1-2 ante Uruguay, que lograría su segundo galardón. El llamado Maracanazo —por efectuarse el duelo en el estadio Maracaná—, todavía sigue siendo recordado por todos los aficionados al fútbol.

Y, en 1954, en el Mundial disputado en Suiza, la historia recoge el primer título de la poderosa Alemania, que luego de solventar una espectacular remontada —de las que aún hace— se impuso 3-2 a la Hungría del estelar delantero Ferenc Puskas. Pero si en el 54 llegó el primer Mundial para Alemania, la justa de 1958, en Suecia, archivó la primera corona de Brasil, el equipo del “jogo bonito”, que goleó 5-2 a los locales. Ese fue el debut en mundiales del delantero y genio brasileño Pelé, una de las grandes figuras del fútbol universal.

Y, con Pelé en la nómina, en la Copa de Chile 1962 no había margen a dudas: Brasil colocó su segunda estrella de campeón en el escudo tras vencer en la final a Checoslovaquia. Así, empató con Italia. A partir de ahí, ningún otro equipo ha conseguido ganar par de Copas del Mundo al hilo. Ya en 1966, Inglaterra se convertiría en otro de los países capaces de convertirse en campeón del mundo jugando en casa. Los ingleses vencerían en una trepidante final a Alemania en la prórroga (4-2) en un escenario imponente como lo es el estadio de Wembley.

El tercer cetro de Brasil llegó en México 1970, en la última de las cuatro citas disputadas. En la final, celebrada en el estadio Azteca, la Canarinha pasó por encima de Italia con un 4-1 sin paliativos. El Brasil del 70' siempre será considerado uno de los mejores equipos de la historia. Y Alemania albergaría el Mundial del año 1974 y vería cómo su selección se convertiría en campeón del mundo por segunda vez en su historia al imponerse a la Holanda de Johan Cruyff por 2-1, en un encuentro disputado en el Olímpico de Múnich.

Para Argentina, la fiesta se inició en casa propia en 1978, cuando derrotó 3-1 a Holanda, que signaba su segunda derrota finalista al hilo. E Italia, en la justa de España 82, consiguió su tercer cetro de la historia, tras deshacerse de Alemania por 3-1, en el estadio Santiago Bernabéu.

Mientras, México 1986 vivió el Mundial de otro de los grandes del fútbol mundial, el argentino Diego Armando Maradona, quien guió a su equipo a conseguir el segundo cetro del orbe, al batir 3-2 a Alemania. Ahí se recuerda el gol del “Pelusa” contra Inglaterra, considerado el mejor del mundo. Y, a partir de ahí, Argentina no ha vuelto a ganarle en un Mundial al conjunto alemán. Vale citar que, cuatro años después, Alemania se tomaría la revancha contra Argentina, reeditando una final que se llevaría la Mannschaft, por la mínima (1-0), para proclamarse campeón del mundo por tercera vez en su historia. El solitario gol fue de Andreas Brehme, en el Olímpico de Roma.

El Mundial celebrado de México 1986 es considerado como una de las mejores competiciones de Diego Armando Maradona en toda su carrera (Foto: FIFA.com).

Para 1994, la FIFA le asignó el Mundial a Estados Unidos. Y Brasil alcanzaría su cuarto pergamino dorado, tras vencer a Italia en la tanda de penaltis. Roberto Baggio, con su penalti a las nubes, regaló otra de las imágenes para la historia. En esa justa, Diego Armando Maradona dio positivo a una prueba antidoping.

Ya en 1998, y en rol de anfitriona, la Francia de Zinedine Zidane se convertiría en campeona del mundo por primera vez en su historia. En la final, disputada en el Stade de France, Les Bleus arrollaron a Brasil (3-0). Y en 2002, en el primer Mundial disputado en suelo asiático, Brasil venció a Alemania (2-0), con un doblete de Ronaldo frente al cancerbero Oliver Kahn, para que la canarinha se convirtiera en pentacampeona en el estadio de Yokohama. De ahí en adelante, no ha vuelto a ganar.

En 2006, Alemania albergó el Mundial que quedará marcado por dos hechos: la victoria de Italia y la retirada internacional de Zinedine Zidane, que sería expulsado en la final tras propinar un cabezazo a Marco Materazzi. La escuadra azzurra sería tetracampeona del mundo tras imponerse a les Bleus en la tanda de penaltis.

Todavía hoy continúa la incertidumbre sobre lo ocurrido entre Materazzi y Zidane (Foto: Reuters).

Y en 2010, Sudáfrica viviría el fútbol total de la selección de España, que obtendría su primer cetro del orbe, con un juego de toque que encandiló al mundo entero. La Roja venció 1-0 a Holanda, con gol de Andrés Iniesta.

Y la última Copa se disputó en Brasil, donde Alemania barrió con sus rivales antes del duelo final frente a Argentina, que solventaron con el gol de Mario Götze, en la prórroga. El crack argentino Lionel Messi, en una final discreta, perdería una ocasión de oro para alzar el Mundial.

El líder goleador histórico es el alemán Miroslav Klose, con 16 dianas en 24 partidos, en tanto el francés Just Fontaine ha sido quien más remates logró en una sola Copa: 13 en Suecia 1958.

Además, la goleada más escandalosa de las justas del orbe se la endosó Hungría a El Salvador: 10-1 en España 1982, mientras el gol más rápido lo marcó el turco Hakan Sukur, apenas a los ¡11 segundos! de iniciado el duelo contra Corea del Sur, en el 2002.

RUSIA 2018: ENTRE «TEMBAS» Y TALENTOSOS

Entre las grandes atracciones de los Mundiales figuran sus jugadores más veteranos y aquellos chicos talentosos que apenas han hecho historia y, como es lógico, utilizan estas justas para despertar el interés de los mejores clubes del mundo.

En la lid que se avecina, el futbolista de mayor edad será el portero egipcio Essam El-Hadary, de 45 años y cinco meses de edad, pero que jamás ha podido intervenir en una Copa del Mundo ya que la última a la que asistieron los faraones fue en Italia 90.

Si todo se mantiene como hasta ahora, el “abuelo” Essam abrirá el duelo ante Uruguay en la Arena Ekaterimburgo y dejará atrás los 43 años y 3 días con los que el colombiano Farid Mondragón, también arquero, jugó el duelo ante Japón en Brasil 2014.

Con 38 años jugará el australiano Tim Cahill, en tanto los panameños Jamie Penedo, Blas Pérez y Felipe Baloy, le siguen con 37 años cada uno.

La otra “cara de la moneda” será el novel delantero francés Kylian Mbappé, de apenas 18 años, pero que seguro será titular en la alineación del técnico Didier Deschamps, en el debut contra Australia, el 16 de julio. Con 19 años irán a la cancha el marroquí Achraf Hakim y el uruguayo Federico Valverde.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos