martes, 21 de mayo de 2024

Enfáticas remontadas para “disfrute” de su Majestad el Rey

Tres de los cuatro equipos ganadores en la vuelta de cuartos de final, debieron remar contracorriente; pero lograron solventar el avance a semifinales...

José Luis López Sado en Exclusivo 01/02/2019
0 comentarios
Barca
En esta ocasión los dirigidos por Ernesto Valverde mostraron los recursos necesarios para vencer al cuadro sevillano (Foto: EFE).

Remontada en fútbol, podríamos traducirlo como “poner el corazón o saber remar contracorriente” sobre la cancha a la hora cero, cuando de entrega y goles se necesita para solventar un marcador adverso. Entonces, si concuerdan conmigo, el monarca de España´, Felipe de Borbón, se debe haber deleitado –si gusta del fútbol, claro está-, con los partidos de vuelta en la fase de cuartos de final, de la Copa de su Majestad el Rey.  

Si el tema versa acerca de dejar atrás pizarras en contra, iniciemos con la goleada de 6-1 que le endosó el monarca exponente Barcelona al Sevilla, en el Camp Nou. El equipo culé perdió 0-2 en la ida, en el estadio Sánchez Pizjuán, cuando no empleó ni a su crack Lionel Messi, ni al volante de contención Sergio Busquet, que ni hicieron el viaje.

Pero Messi, el chico adorado en Barcelona, llamó luego al combate a su grupo… y a la afición, para salir del atolladero. Y mostró todo su tino con el balón, corrió, y fue arma letal –una vez más-, en el evidente “monólogo” de su club frente a un Sevilla que sólo pudo contrarrestar ese bombardeo y esa fiesta de gambetas rivales, apenas unos minutos en el partido.

Ernesto Valverde, el técnico culé, metió a todos sus regulares en la grama. Y le respondieron cómo saben: a puro gol y sin compasión con el equipo rival, que con la ventaja que poseía, sacrificó un jugador de ataque por uno de contención. Solo que los cinco volantes empleados por el adiestrador Machín, no pudieron con el empuje de Messi y compañía.

Quincy Promes cometió un penalti sobre Messi, quien le cedió el lanzamiento a Coutinho. Y el brasileño se encargó de encaminar la remontada a los 13 minutos. Pero a los 24 minutos, llegó la acción que desmoronó totalmente al cuadro sevillista, cuando el portero Cillessen desvió un penalti a Ever Banega que Gerard Piqué había cometido sobre Roque Mesa y que hubiese sido el gol del empate. Este “regalo”, sentenció el partido. El Sevilla no lo podía creer, y el Barca, apretó la maquinaria.

Y el segundo gol del Barcelona, que igualaba el marcador global, llegó cuando el cancerbero Soriano no pudo detener un preciso toque de Iván Rakitic, quien supo aprovechar un buen pase en profundidad de Arthur. Y así, se fueron al descanso. En el complementario, el Barça no permitió la sublevación del rival. Y en solo 10 minutos, firmó dos goles (casi) decisivos, por intermedio de Coutinho –su segundo del juego-, y de Sergi Roberto. Ya en el minuto 68, Arana firmó la diana de la honrilla sevillista, pero restaban otro par de disparos culé, ambos al contraataque: de Luis Suárez y el merecido para Messi.

Además, en el estadio Benito Villamarín, el local Betis derrotó 3-1 al Espanyol. Ambos debían decidir después del empate 1-1 pactado en la ida en el RCD Stadium. Y el Betis debió ahora remontar el 1-0 que había conseguido el brasileño Leo Baptistao, con su gol de cabeza en el minuto 33.

El Espanyol la tuvo bien clara y no se escondió. Pero una lesión de Carvalho, provocó la sustitución que mejoró el accionar del Betis, cuando entró el capitán Joaquín y se convirtió en un látigo por la banda derecha, además de su consabida constante petición para que sus compañeros se entreguen y lo den todo sobre el gramado.  En una conexión de Joaquín con Giovanni Lo Celso, el argentino controló y fusiló con el exterior al portero Roberto, para conseguir el empate en el 94’ y llevar el duelo a la prórroga. Ya en el 96’, un error defensivo acabó con la segunda amarilla a Marc Roca, lo cual debilitó al Espanyol. Así, llegaron los goles de Sergio León y Aissa Mandi, que cerraron el 3-1.

Y la tercera remontada la signó el Valencia, en su estadio de Mestalla ante el Getafe, gracias a un hat-trick del brasileño nacionalizado español, Rodrigo Moreno quien, en los últimos minutos, marcó dos goles y remontó el tanto de Jorge Molina a los 39 segundos. Ese pareo había favorecido 1-0 en la ida al Getafe, para el que también marcó Molina.

Una situación propicia para el Valencia fue la expulsión del defensor Djené, por doble amarilla en el 73', cuando el marcador ya caminaba 1-1, merced al primer gol de Moreno, tras una gran jugada de Gayá y Cheryshev. En tiempo agregado –el árbitro dio siete minutos-, llegaron las otras dos dianas del brasileño-español, en los minutos 92' y 94’. El partido terminó a piñazos y empujones, con tarjeta roja para Diakhaby.

Pero si hubo un equipo que no le permitió remontada alguna al rival, ese fue el Real Madrid, que en la ida paseó 4-2 al Girona y ahora se impuso 3-1, con dos goles de Karim Benzema. El grupo piloteado por el técnico Solari, supo aprovechar el actual estado de gracia que vive el delantero galo de cara al arco rival, y volvió a darle un repaso de fútbol al Girona.

Después de los dos goles de Benzema en el primer tiempo (min. 27 y 40), y con el global 6-2 favorable al Madrid, solo había que esperar que el árbitro pitara el final del partido. Parecía un entrenamiento entre ambos conjuntos. Por eso, el tiempo complementario solo dio para hablar del otro gol del cuadro “merengue”, obra de Marcos Llorente, y de Pedro Porro, quien salvó la honrilla del Girona.

En la rueda de prensa al culminar el partido, Solari ironizó y expresó: “Lo siento por los que descubrieron a Benzama la semana pasada. Todavía están a tiempo. Pueden sintonizar los partidos y también ir a la cancha y pueden disfrutarlo ahora". El sorteo para semifinales se celebrará hoy, en el estadio Benito Villamarín de Sevilla, el lugar escogido este año para disputar la final del torneo entre los dos equipos que superen la última ronda de eliminatorias de la competición. ¿Se imaginan ustedes una semi entre Real Madrid y Barcelona?

 


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos