martes, 29 de noviembre de 2022

En Oriente los bates suenan mejor

Las Tunas y Granma no por gusto son los equipos que ocupan el primer y el tercer puesto en average colectivo, respectivamente...

Norland Rosendo González en Exclusivo 09/12/2017
0 comentarios

Ya estamos en el tercer y último tercio de la segunda fase de la temporada cubana de béisbol. Con diciembre no solo se despide el año 2017, sino también a otros dos equipos del campeonato, y solo quedarán cuatro para empezar los play off en enero.

En otros tiempos, la prensa hacía el pan por estos días especulando sobre cuáles serían los posibles clasificados; que si este equipo puede remontar, que si el pitcheo de aquel no está apto para finales tan tensos…, y eran textos y más textos sobre lo mismo, solo un cambio de maquillaje, digo, de estilo, y se iba diciembre asando el cerdo y leyendo vaticinios.

Ahora, prácticamente todo está decidido con mucha antelación. Ni Industriales, que ha tenido el peor paso histórico, con una solita subserie ganada y todas las demás perdidas en este segundo tramo, siente preocupación, y eso es demasiado preocupante, que en un circuito donde se concentre la calidad, un elenco tan perdedor pueda sacar pasaje para la postemporada sin sobresaltos. No muy bien rueda la pelota cubana. Enésima vez que se dice lo mismo.

Lo cierto es que, reitero lo dicho en varias entregas anteriores, Las Tunas, Matanzas, Granma e Industriales animarán la semifinal. No se sabe bien cómo serán los cruces, pero sí está bastante despejado que el uno-dos son puestos para Leñadores y Cocodrilos, y el tres-cuatro para Alazanes y Leones. Podría darse una “semi” oriental y otra occidental; o mezclada, un adversario de cada región en cada pareo. Dentro de poco se sabrá.

Mientras, dediquémosle el espacio de esta nota a cómo han ido evolucionando los liderazgos en varios departamentos ofensivos, y veremos algunas tendencias. Próximamente haremos lo mismo con el pitcheo.

Escojamos los tres primeros de cada acápite y repasemos quiénes fueron los punteros en la primera ronda y quiénes lo son ahora, sumando el segundo tramo.

Interesante es la pugna por el liderazgo de average. El espirituano Frederich Cepeda fue el rey en promedio de hits por veces al bate en la ronda preliminar con .480, astronómico guarismo que descubre las fragilidades del pitcheo cubano; en ningún torneo con una calidad media alguien se da el lujo de conectar un indiscutible cada dos veces al bate casi. Tras Cepeda, se ubicaron su coequipero Yunier Mendoza (.445) y el tunero Rafael Viñales (.403). También con números exagerados.

Ahora el panorama ha cambiado. Cepeda sigue en el trío de avanzada (.398), pero en el escaño de abajo, a la zaga de un tunero que está, literalmente, reventando la pelota en la fase de seis, Jorge Yhonson (.406), y del industrialista Juan Carlos Torriente (.399). Interesante la porfía.

En el caso del slugging, Cepeda también ha cedido el principal protagonismo. Del puesto de mando al término de los primeros 45 juegos con promedio de .724, por delante de Dennis Laza (.683) y Viñales (.678), ha visto en las últimas jornadas cómo el artemiseño Lázaro Hernández pasó a la cima con .608, once unidades más que el Gallo “que ahora fuma tabaco”, delante también de Viñales y el granmense Guillermo Avilés, abrazados con .582.

En carreras anotadas, la cosa queda entre Alazanes con un vecino infiltrado. Raico Santos terminó la ronda preliminar a la vanguardia con 48, delante de sus compañeros de Granma: Avilés (42) y Lázaro Cedeño (38).

Actualmente, hay una permuta en el “pent-house”: Avilés anda de líder (65) y Raico le sigue los pasos (61) con el Leñador Viñales de escolta (60).

En la producción de hits, el espirituano Mendoza ha estado al frente casi toda la temporada. Antes del primer corte estaba al frente con 77 cohetes; once más que Avilés y 16 por encima de su compañero Cepeda, quien sigue demostrando su integralidad.

Hasta la subserie concluida el jueves, Mendoza sigue en la punta, pero empatado con el tunero Jorge Yhonson, ambos con 104 indiscutibles, solo cuatro más que Avilés. Como se podrán percatar, el inicialista de los Alazanes está rindiendo también otra estupenda temporada.

La pelota cubana se ha quedado sin jonroneros de la talla de Antonio Muñoz, Orestes Kindelán, Lázaro Junco, Pedro José Rodríguez, Miguel Cuevas…, pero el granmense Lázaro Cedeño trata, al menos, de recordarnos que aquí también se dan buenos batacazos. Con 12 fue el líder cuando estaban los 16 equipos, dos más que los tuneros Yosvani Alarcón y Rafael Viñales y que el camarero de los campeones nacionales, Carlos Benítez.

Todavía Cedeño sigue con la batuta en la mano, tras disparar cinco bambinazos en la segunda ronda para sumar 17 y disponer de un trío de ventaja sobre Viñales y Avilés.

Para el final hemos escogido tres estadísticas en las que se mantienen también los mismos “capitanes”: total de bases recorridas, carreras impulsadas y veces que se remolca el empate o la ventaja.

En el primer indicador, Avilés no se ha dejado quitar el primer lugar. Finalizó con 105 el segmento inicial, seguido por Viñales (101) y Cedeño (100), y ahora tiene 159, perseguido por Alarcón (153) y Viñales (152). Diciembre dirá cómo termina este duelo entre tres.

En corredores fletados para la goma se mantienen los mismos y curiosamente en idéntico orden. A la cabeza de la ronda preliminar concluyó Carlos Benítez (47), delante de Viñales, Cedeño y Avilés, todos con uno menos. Y entre ambas etapas, a Benítez (66) lo persiguen Viñales (64) y Avilés y Cedeño, abrazados estos dos con 63.

Y a la hora en que los nervios traicionan, cuando más paciencia y disciplina hay que tener en el cajón de bateo, pues de esa actuación depende que su equipo empate el partido o se vaya delante en el marcador, el tunero Danel Castro es el mejor (lo ha sido, incluso, históricamente). Lo logró 16 veces antes del Juego de las Estrellas, dos más que el espirituano Orlando Acebey, y ahora mantiene el cartelito de peligroso en esas situaciones (23 exitosas), escoltado por Viñales (17).

¿Se ha fijado en que la mayoría de los líderes en esos aspectos son del Oriente? De Las Tunas y Granma, para ser más exactos; no por gusto son esos equipos el primero y tercero en average colectivo, con .309 y .290, respectivamente.

Si en la postemporada los bates no se les duermen… los rivales no podrán pegar un ojo durante los nueve inning.


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos