jueves, 23 de mayo de 2024

En mi casa gano yo

Granma le ganó el tercer juego seguido a Las Tunas y está a un triunfo del bicampeonato...

Norland Rosendo González en Exclusivo 26/01/2018
2 comentarios
Quinto juego final de la serie
Granma le quitó la corona a Ciego de Ávila y los tuneros están dejándolo todo en el terreno para despojar a los Alazanes de ese cetro. (Abel Rojas Barallobre / Cubahora)

En postemporada, Granma no pierde en su patio desde la semifinal de la Serie 56, pues en la discusión del título ganaron dos veces ante Ciego de Ávila. Ahora se despidió invicto también, pues barrió a Matanzas y le pasó la misma escoba a Las Tunas en el Mártires de Barbados, adonde llegaron con el play off 0-2 y se van a un triunfo de retener la corona.

«El estadio de esta ciudad tiene su aché, un no sé qué cosa, pero algo existe», me dice un señor de unos 50 años de edad cuando Raúl González despachó soberbio jonrón en el tercer inning con las bases llenas. Era el colofón de un racimo de siete carreras que literalmente sacó de juego a los Leñadores. Al final el marcador fue de 11-5.

En ese momento, toneladas de algarabía provenientes de las gradas y las áreas exteriores del parque se colaban por los oídos y hacían que la gente trotara como si fuesen Alazanes. Ese estacazo de uno de los refuerzos que más polémica causó en este territorio levantó a la provincia entera.

Pero Raúl González volvió a silenciar a sus detractores con otro vuelacercas y un doblete en noche prefecta para él, de 4-4. En la conferencia de prensa agradeció la confianza de Carlos Martí y ratificó su voluntad de seguir jugando con Granma como mismo lo hace con sus Tigres avileños.

Con el pareo empatado a dos, Martí no tenía mucho que pensar a la hora de poner la bola en las manos de un pitcher: le tocaba al zurdo santiaguero Ulfrido García; más opciones había en el otro elenco, pero Pablo Civil volvió a confiar en su as, en el lanzador que más juegos ganó en la temporada, su Yoalkis Cruz, pese a que no ha tenido aperturas de calidad en la postemporada.

Y no critico a Civil; él sabe lo que influyen los cambios de rotación a última hora y también los desequilibrios emocionales que produce en el equipo no decantarse por el que ha sido, sin dudas, su mejor carta.

Nuevamente, Yaolkis no hizo la cruz y se fue tan temprano como en el segundo inning, mientras su adversario caminó lo imprescindible para apuntarse el triunfo, aunque tuvo que bajarse del box en el sexto cuando los Leñadores sacaron el hacha y la emprendieron a batazos con él y luego con su primer relevo, César García.

Bastó el tercer capítulo para que el partido quedara decidido, pues un racimo de siete carreras no es poca cosa por mucha ofensiva que puedan exhibir los tuneros. Lo demás fue comprobar que Yosver Zulueta tiene madera para ser grande, pero le falta aún, mucho más que a Raidel Martínez, el jovencito de Pinar del Río que tiene humo en la recta.

La otra expectativa era Roel Santos, el hombre proa de la alineación de los Alazanes. Su promedio de embasamiento en esta postemporada es altísimo, pues ha madurado como jugador y ya sabe que para un primer bate es lo mismo un hit que una base por bolas. Pudo colgarle el octavo eslabón a una cadena de incogibles consecutivos pero el anotador del estadio apreció error en tiro cuando otros pensamos que iba a llegar quieto a la inicial después de conectar un roletazo por el campo corto.

Cada vez que Roel entra en circulación se preocupa el pitcher de turno, Yosvani Alarcón y hasta Pablo Civil en el banco. Saben que a la velocidad de un relámpago llega a segunda y al menor parpadeo «amanece» en tercera.

Este jueves los Leñadores conectaron un hit más que sus verdugos (14-13), pero no pudieron producir con oportunidad en las últimas entradas ante Zulueta y el matador Raidel Martínez, capaz de ratificar que lo suyo no es solo talento.

Un segundo bambinazo de González y otro de Yordan Manduley en la parte baja del octavo fueron los últimos clavos al ataúd, pero ojo, que, como dijo Civil al término de la conferencia de prensa: «Todavía estamos vivos», y si remontaron a Industriales nada impide que repitan la historia ante los Alazanes.

Mientras Martí anda feliz; Civil tiene la preocupación tatuada en el rostro. Sin embargo, los tuneros disponen el sábado de mejores lanzadores que Granma. Bien podría haber otro abrazo en el play off y esperar al domingo para que la suerte beneficie a uno de los dos contendientes: al mismo que ganó la temporada pasada o a un equipo que está comenzando a escribir su historia.

Si usted es de lo que gusta de las cábalas, recuerde que aquí puede formarse el «dale al que no te dio»: Granma le quitó la corona a Ciego de Ávila y los tuneros están dejándolo todo en el terreno para despojar a los Alazanes de ese cetro. ¿Qué sucederá? ¿Cuánto le falta a esta película?.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.

Se han publicado 2 comentarios


DAYAMÍ GONZÁLEZ GUERRA
 27/1/18 8:50

GRANMA CAMPEÓN ES COMO TU DICES MOON SI GANAMOS EN NUESTRO PATIO VAMOS PARA LAS TUNAS A GANARLES EN SU PATIO PARA QUE NADIE TENGA DUDA DE QUE GRANMA ES CAMPEÓN

MOON
 26/1/18 13:49

GRANMA GANÓ EN SU PATIO, Y GANARÁ EN EL AJENO, TAMBIÉN!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

ARRIBA CAMPEONES!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Deja tu comentario

Condición de protección de datos