jueves, 1 de diciembre de 2022

En el pellejo de un Rey (I)

Primer acercamiento a los candidatos más fuertes para hacer el Cuba de béisbol a los Juegos Panamericanos de Lima...

Norland Rosendo González en Exclusivo 24/06/2019
0 comentarios
Anglada
Sin Alfredo Despaigne disponible, porque su acuerdo no dice nada respecto a Juegos Panamericanos, hay una plaza más vacante (Foto:cubasi.cu).

Hacía tiempo no había un grupo tan grande de fuertes candidatos para integrar el equipo Cuba a un evento internacional. Hubo grupos grandes, pero salvo algunas sorpresas, casi siempre se sabía quiénes iban y quiénes estaban de relleno, o para aprender, como se solía justificar.

Para los Juegos Panamericanos de Lima la cantera es abundante y profunda. Rey Vicente Anglada debe acostarse todas las noches pensando mucho. A pesar del éxodo de decenas de muchachos jóvenes, algunos adolescentes todavía, la preselección bajo su mando cuenta con una pléyade que está demostrando potencial para ganarse un cupo, y no descarto que algunos de los inamovibles en los últimos conjuntos nacionales no hagan el viaje hacia la cuna de la civilización incaica.

En la receptoría hay tres nombres que descuellan: dos están ahora en el grupo que participa en la liga Can-Am: Frank Camilo Morejón, el más defensivo de todos, y Yosvani Alarcón, quien más duro le pega a la bola y es capaz, incluso, de defender la primera base, y el otro es una suerte de conjunción de ambas virtudes, bateo y destrezas con la mascota, y está fichado esta temporada en ligas menores en Japón: Ariel Martínez. No son muchos los cátchers que tienen el privilegio de jugar en el circuito nipón, donde el idioma es una barrea muy fuerte para los receptores.

Oscar Valdés, Alfredo Fadraga, Yunior Ibarra y otros que están saliendo, podrían ofrecer más resistencia para futuras competiciones. Qué bueno. Quizá sea esa la posición que menos dolores de la cabeza le provoque a los decisores a la hora de conformar la nómina encargada de recuperar el título panamericano perdido en Guadalajara 2011.

Para los jugadores de cuadro hay unos cuantos aspirantes. Depende de la estrategia del alto mando. Yordanis Samón tiene puesto fijo, a Carlos Benítez no es fácil dejarlo, pese a que sigan diciendo sus detractores que su cobertura en el segundo cojín no es la ideal, pero el muchacho batea como pocos, a la hora buena y su paciencia en home le asegura unos cuantos boletos además.

Raúl González es un utility que no es segundo con el madero, de buenos contactos y capaz de poner la bola al otro lado de las bardas. Ahora, en la gira norteña, ha demostrado sus herramientas.

¿Quién duda que Yurisbel Gracial no va a ser llamado desde Japón? Está reventando la pelota donde el pitcheo es duro y estuvo peleando el premio al Jugador Más Valioso del mes de mayo. Su línea ofensiva con los Halcones de SoftBank es de .321/.370/.630 con 16 jonrones en 49 juegos. No hay nada más que agregar. En mi lista, va.
César Prieto luce el de más herramientas para asumir el puesto de hombre proa en el lineup en ausencia de Roel Santos, hace de camarero y paracortos, y en la liga Can-Am ha sido, hasta ahora, de los que mejor se ha portado con el bate.

Jorge Enrique Alomá no es un jugador virtuoso en las paradas cortas, pero lo hace con decencia. Alterna, como César, esa posición con la segunda. Quizá uno de ellos sobre si Rey opta por convocar a Yordan Manduley, quien sí es un torpedero natural, el mejor que tenemos disponible en estos momentos, y que en la Can-Am, con los Capitales de Québec, tiene línea ofensiva de .375/.394/.406.

Pero Orlando Acebey no quiere que lo dejen. Cada vez que le dan una oportunidad trata de lograr buenos contactos y también juega varias posiciones, incluido el jardín izquierdo. Sabe que mientras más versátil más opciones. No descarto a otros como Yorbis Borroto, en la actualidad está contratado en la liga Inter Condados de Ontario, donde exhibe buenos números con las Panteras de Kitchener (15 hits en 32 veces al bate), ni Alexander Ayala, pero francamente les veo menos posibilidades, igual que Andrés Hernández, un talento de buena proyección, pero aún no es su momento.

Sin Alfredo Despaigne disponible, porque su acuerdo no dice nada respecto a Juegos Panamericanos, hay una plaza más vacante. El trío Yoelkis Guibert, Yunieski Larduet y Yoelkis Céspedes han tenido muchas oportunidades en la Can-Am, y su juventud y herramientas les otorgan crédito para aspirar con fuerza a un cupo en la nómina. Incluso, a Guibert lo están preparando para que sea el segundo bate, zurdo, con poder, si mejora su disciplina no hay quien lo quite de ese puesto.

Larduet se pinta solo para darle circularidad a la alienación como noveno, de buen tacto y veloz, engarza a la perfección con Prieto o Roel. El bate de Frederich Cepeda, grande siempre, no ha estado tan encendido en la Can-Am y siete ponches, la mayor de un cubano después de ocho juegos, pone a pensar a más de uno si llevarlo. Porque útil siempre será, o llamar a Oscar Luis Colás, el prospecto número uno de Cuba en estos momentos, y quien acaba de llevarse el premio al mejor jugador de mayo en el circuito del oeste de las ligas menores en Japón.

Colás juega lo jardines, defiende la primera almohadilla y podría funcionar como zurdo situacional, pues su recta ronda 94 millas por horas. Con la sucursal de los Halcones expone una línea de .291/.346/.503 con 8 bambinazos y 34 remolques en 175 veces al bate. Tremendo dilema para Rey Anglada. No sé qué hará el mentor, pero conmigo viajaría a Lima.

Hay más candidatos, pero entre estos están los que a mi juicio gozan de más opciones.Imagínense si eso es así con los jugadores de posición, cómo será con los lanzadores. Pero eso será tema de un próximo trabajo. Por ahora espero sus opiniones. Que a la hora de hacer equipos Cuba, todo el mundo es mánager.

 


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos