domingo, 4 de diciembre de 2022

En el 98’, Cristiano extirpó el ridículo

La Juventus venció 3-1 al Real Madrid, que avanzó a semis por su triunfo de 3-0 en la ida. Bayern Múnich también solventó su boleto...

José Luis López Sado en Exclusivo 12/04/2018
0 comentarios
CR7 afp
Cristiano Ronaldo celebra eufórico su gol, que clasificó al Real Madrid para semifinales.

 Noventa minutos no bastaron y hubo que llegar al 98’ –sí, ocho después de los reglamentarios-, para que Cristiano Ronaldo (CR7), de penal, extirpara el ridículo del monarca exponente Real Madrid, que cayó 1-3 ante la Juventus, en la grama del estadio Santiago Bernabéu, en el cotejo de vuelta de cuartos de final de la Champions League.  

 Pero ese gol del crack lusitano fue suficiente para que el cuadro merengue avanzara a la semifinal, gracias al éxito de 3-0 logrado en el cotejo de ida, en el Juventus Stadium, en el cual CR7 marcó dos veces.

 Massimiliano Allegri, adiestrador de la Vecchia Signora, estaba obligado a jugar con un diseño que no acostumbra utilizar: le dijo adiós al tradicional candado defensivo en el mediocampo y alineó con tres delanteros, ya que el “Pipita” Higuaín estuvo acompañado por Douglas Costa y Mario Mandzukic.

 Por estatura y mañas incluidas, el gigantón croata se convirtió en un constante peligro para la defensa madridista, a la cual le faltaba su capitán Sergio Ramos, excluido por sanción.  

 Y apenas dos minutos después de escucharse el silbatazo inicial, el alemán Sami Khedira centró un balón y Mandzukic le pegó un cabezazo inatajable para el cancerbero Keylor Navas. Era muy temprano aún, pero el grito de ¡remontada! ya estaba dado.

 Al conjunto merengue le costaba reaccionar, pero cuando lo hizo, le anularon un gol por fuera de juego dudoso de Isco.

 La Juve siguió con el arco de Keylor entre los ojos. Y de nuevo Mandzukic, en el minuto 37 de cabeza y a pase de Stephan Lichtsteiner, al segundo palo y ganándole nuevamente en el salto a Dani Carvajal, puso el 2-0 en el pizarrón del Bernabéu. La grada no se lo creía, como tampoco lo creían Zidane y sus jugadores.

 El Real Madrid estaba noqueado ante el empuje de la Juve, pero rey al fin, no se amilanó y tuvo dos claras ocasiones al final del primer tiempo: Isco falló un mano a mano ante Buffon y Varane estrelló un cabezazo en el larguero en el descuento. Entonces, se fueron al descanso.  

 Al retornar a la grama, Zidane quitó a Casemiro y al inoperante Gareth Bale, y en su lugar puso a Lucas Vázquez y Marco Asensio. CR7 creó dos ocasiones de peligro. Pero cuando mejor andaba el conjunto blanco, en el minuto 61 Keylor Navas no pudo retener un balón al área chica y Matuidi aprovechó el error para marcar el 3-0 y agrandar la irritación en el Bernabéu.

 El ridículo iba tomando forma. ¿Será que caería un cuarto gol de la Vecchia Signora y el cuadro merengue le diría adiós a la Champions?

 Pero en el 98’, Lucas Vázquez fue derribado en el área por Medhi Benatia y CR7 transformó en gol el penal señalado con acierto por el árbitro inglés Michael Oliver, para marcarle su gol número 15 de la actual Champions al cancerbero polaco Wojciech Szczesny, que se metió bajo los tres palos tras la expulsión de Gianluigi Buffon. Así, el Real Madrid avanzó a su octava semifinal consecutiva.

 En el otro partido de la jornada, entre el Bayern Múnich y el Sevilla no llegó el invitado Don Gol a la cancha de la Allianz Arena. A semis avanza el elenco germano, que ganó el cotejo de ida con pizarra de 2-1.

 Real Madrid, Roma, Bayern Múnich y Liverpool, estarán en el sorteo de semifinales, que se efectuará este viernes.  

 


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos