martes, 29 de noviembre de 2022

El Príncipe de las Alturas

El primer récord de Javier Sotomayor, el mejor saltador de altura de la historia, cumplió 24 años...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 23/09/2012
2 comentarios
Javier Sotomayor

En pie no alcanzaba a ver por encima de los dos metros pero en pista se las arregló para mirar mucho más alto que todos… Y es que Javier Sotomayor solía volar. Gracias a él, la varilla subió hasta alturas impensadas para el resto, y el mundo enmudeció con cada conquista.

Nació en Limonar, Matanzas y desde bien joven dio muestras de sus excepcionales condiciones. Por su estatura, el baloncesto parecía ser una opción, pero poco tiempo después se vinculó al salto de altura; la disciplina que le vio coronarse.

A los 19 años ya saltaba más de 2.35 metros; y con esa edad se adjudicó el título en el Campeonato Mundial Juvenil, celebrado en Grecia en 1986.

Dos años más tarde, en 1988, poco antes de cumplir sus 21 años, cruzó su cuerpo sobre los 2.43 metros e implantó una nueva cota para el mundo. Hace pocas jornadas se cumplieron 24 años de que Javier escribiera su nombre en la historia del atletismo mundial cuando aquel 8 de septiembre, en Salamanca (España) el cubano pusiera fin al reinado del sueco Patrik Sjöberg, quien había dominado por espacio de 14 meses con su 2.42 metros .

Con la marca llegó la imbatibilidad; Sotomayor continuó su camino por los cielos. Una trayectoria que incluyó cuatro títulos en los Campeonatos del mundo de pista cubierta (Budapest 1989, Toronto 1993, Barcelona 1985 y Maebashi 1999), además de un subtitulo en similar competición conseguido en Paris 1985. Al aire libre, Stuttgart 1993 y Atenas 1997 le vieron coronarse, al tiempo que Tokio 1991 y Gothenburg 1995 le reservaron la segunda posición.

En Barcelona 1992 ganó el título olímpico y ocho años después, en Sydney, a donde llegó muy justo de preparación, se adjudicó un meritorio segundo lugar. El matancero también se proclamó triple campeón panamericano, además de vencer en los más disímiles escenarios del primer nivel mundial. En 227 competiciones de las que participó saltó sobre 2.30 o más.

El 1989 y como sí el 2.43 fuera poco; resolvió un centímetro de agregado para su propia cota. El año 1989 le reservó un puesto en la “sagrada” lista de atletas que han logrado récords en ambas temporadas (entiéndase mejorar el registro en la temporada de invierno y también en la de verano). Una lista en la que militan extraclases de la talla de Serguei Bubka, Yelena Isinbayeva y cuya más reciente incorporación ha sido la del norteamericano Ashton Eaton, quien se ha apuntado gracias a sus sendos registros universales en las pruebas combinadas (heptalón indoor y el decatlón) durante este 2012. En aquel momento, “El Soto” hizo el grado a base de los 2.43 que alcanzó en Budapest (04/03/1989) en escenario cubierto y el 2.44 hecho en San Juan, Puerto Rico (29/07/1989), al aire libre.

A sus registros nadie se acercó jamás, pero aun así, en 1993 y otra vez en Salamanca, el matancero lanzó otro destello de su genialidad al buscar y finalmente conseguir un autoritario 2.45 que todavía rige el universo.

Por estos días estamos viviendo el vigésimo cuarto aniversario de su récord y lo cierto es que el mundo parece haberse rendido ante su legado. Hoy las competencias se ganan con 2.36 ó 2.37, a lo sumo. En activo hay solo un hombre que va más allá, es el ruso Iván Ukhov, en quien se pensó como el próximo candidato para cruzar la barrera de los 2.40. Mas, la marca se le ha resistido hasta el punto de clavar nuevamente las dudas de su capacidad para vencerla.

Está claro que de los 2.40 a exceder lo hecho por el nuestro va un buen trecho. Hoy nadie piensa en el record y Javier no esconde la ilusión que le provocaría levantarse una mañana y conocer que alguien fue más alto que él.

Es cierto que los récord están para batirse, pero este es uno de esos que parece insuperable. Y es que Javier Sotomayor solía volar; y por eso es considerado como el saltador más pródigo de toda la historia de esta especialidad. Su legado va a persistir porque aunque el día de mañana (un mañana que se muestra como una posibilidad bien alejada en el tiempo) sea superado, él seguirá siendo el mismo saltador espectacular; ese que pocas veces se marchó sin haber desafiado a la gravedad; ese que buscó siempre estar más cerca del cielo; y que será por siempre, el Príncipe de las Alturas.

Progresión por año de Javier Sotomayor (Fuente IAAF.org)

2001    2.30        Réthimno (01/07/2001)
2000    2.32        Sydney (24/09/2000)
1999    2.34        Saint-Denis (03/07/1999)
1998    2.37        Maracaibo (20/08/1998)
1997    2.37        Atenas (06/08/1997)
1996    2.33        Atlanta, GA (18/05/1996)
1995    2.40        Mar del Plata (25/03/1995)
1994    2.42        Sevilla    05/06/1994
1993    2.45        Salamanca (27/07/1993)
1992    2.36        Zürich    (19/08/1992)
1992    2.36        Eberstadt (04/07/1992)
1991    2.40        Paris Saint-Denis (19/07/1991)
1990    2.36        Jerez    (03/09/1990)
1989    2.44        San Juan, Puerto Rico (29/07/1989)
1988    2.43        Salamanca (08/09/1988)
1987    2.37        Atenas (20/06/1987)
1986    2.36        Santiago de Cuba (23/02/1986)
1985    2.34        La Habana (20/03/1985)
1984    2.33        La Habana (19/05/1984)
1983    2.17        La Habana (01/01/1983)


Lilian Cid Escalona

http://deporcuba.com/

Me gusta contar historias.

Se han publicado 2 comentarios


Juan Jose Campos Gomez , desde Fb
 23/9/12 14:25

 Tuve la suerte de verle batir el record del Mundo en Salamanca, año no lo recuerdo...

Sory
 23/9/12 10:07

Sé que las glorias deportivas casi nunca se repiten, pero es una lástima que esa generación de atletas como fue sotomayor o ana fidelia quirot o pedroso ya no esté en el campo y pista.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos