jueves, 1 de diciembre de 2022

El inicio de los Toros exhibe el poder real de un contendiente

Desde el mismo día inaugural de la 60 Serie Nacional, los Toros de Camagüey, actuales subcampeones del béisbol cubano, demostraron su mayor potencia ante los campeones defensores, los Cocodrilos de Matanzas...

Yirsandy Alfredo Rodríguez Hernández en Exclusivo 15/09/2020
0 comentarios
FOTO PRINCIPAL
Alexander Ayala, torpedero y cuarto bate de los Toros de Camagüey

Hay un simple registro que puede definir e incluso categorizar los últimos 20 desafíos entre los Cocodrilos de Matanzas y los Toros de Camagüey, actuales campeón y subcampeón del béisbol cubano: 10-10. ¿Qué significa ese récord? Sí, el balance de victorias y derrotas de ambos equipos desde el pasado 14 de agosto de 2019 a la fecha, luego del par de éxitos alcanzados por los Toros este fin semana, con marcadores de 15-8 y 5-2.

Antes de esta actual LX Serie Nacional del béisbol cubano, una temporada totalmente atípica en medio de la lucha contra la COVID-19, los Toros agramontinos habían perdido 12 de sus últimos 39 matchs contra los Cocodrilos. En ese lapso de juegos, Matanzas llegó a hilvanar rachas de hasta 10, cinco y cuatro victorias consecutivas en diferentes momentos, dando muestras de total dominio.

Sin embargo, tras el ascenso nuevamente a la élite de los Toros dirigidos por Miguel Borroto, el año pasado la historia comenzó a dar un giro. Camagüey terminó perdiendo 10-8 la serie particular contra los Cocodrilos, contando incluso la final ganada (4-2) en seis desafíos, pero vale destacar que los Toros demostraron recuperación. Y si quedaban dudas de eso, al menos en este inicio de la LX Serie Nacional los dirigidos por Borroto embistieron con furia contra el pitcheo de los Cocodrilos, anotándole 20 carreras con 29 hits en dos partidos.

En el día de apertura, la primera hazaña de los Toros fueron sus 15 carreras anotadas, un registro que marcó el nuevo récord del equipo en juegos inaugurales durante toda su historia. Ahora, de manera general, los camagüeyanos han jugado para balance de 24-22 en 46 desafíos iniciando campaña.

Además de las 20 carreras, la arrasadora ofensiva de los Toros también rubricó 29 hits en el pizarrón del estadio Victoria de Girón —12 de ellos aportados por los jardineros Loidel Chapellí Jr. y Luis González—, la segunda mayor marca general de este fin de semana, detrás de las 22 carreras y 31 hits marcados por los Industriales ante Guantánamo en el estadio Nguyen Van Troi.

LA OFENSIVA SERÁ EL PRINCIPAL PODER DE LOS TOROS

Desde el mismo día de apertura, los Toros demostraron cuál será su gran potencial demoledor para esta LX Serie Nacional del béisbol cubano: Un lineup capaz de combinar poder y velocidad.

Con la entrada del granmense ex industrialista Yordanis Samón, uno de los bateadores más integrales de la liga, los Toros redondearon aún más el poder en el centro del orden ofensivo. Y, para mejor noticia, unido al enlace de la tanda 3-4-5, Leonel Segura (1B), Alexander Ayala (SS) y Samón (BD), el jardinero derecho Luis González está de regreso, junto al centerfielder Leonel Moas Jr., quien inició la temporada con un Grand Slam contra los Cocodrilos. El año pasado, González fue clave para la clasificación de los Toros, tras batear 10 jonrones y apuntarse 43 carreras impulsadas. Además de su poder expresado con el slugging de .505, Luis González sobresale con uno de los brazos más poderosos entre los jardineros de la liga y también posee gran velocidad para correr en las bases.

Por su parte, Moas Jr., de quien se esperaban grandes ajustes tras su pobre producción en 2019 —registró línea ofensiva de apenas .242/.283/.344 (AVG, OBP y SLG)—, podría ser vital en un lineup que también puede preocupar a sus rivales con su velocidad. ¿Otras pruebas que necesitará Borroto? En la proa, ver cómo se desempeña el intermedista Humberto Bravo, quien aunque ha sido a veces intermitente con su habilidad de contacto,  es un viajero en las bases con 306 hits en sus últimos 287 juegos.

Otra prueba de que los Toros tienen suficiente potencial para fabricar carreras, podemos verla en la actuación de Loidel Chapellí Jr., quien no inició como titular, pero bateó de 7-6 con par de dobles e igual número de remolcadas. Como emergente y posible bateador designado, el veterano de 44 años, Marino Luis, encaja como la pieza perfecta, mientras se desarrolla a tiempo completo el antesalista Yandy Yanez. Y, por si fuera poco, hemos analizado parte del impacto que podría tener la ofensiva de los Toros, sin contar que Leslie Anderson, uno de los principales bateadores del team, está en espera de viajar para unirse al conjunto agramontino.

El pasado sábado, los Toros le anotaron ocho carreras al as de los Cocodrilos, el zurdo Yoanis Yera, quien terminó expulsado luego de lanzarle un pelotazo al cátcher Jorge Álvarez. Y, el domingo, cuatro rayitas fueron suficientes para sacar de circulación al diestro Noelvis Entenza, la segunda opción que utilizó el manager campeón Armando Ferrer contra los Toros de Camagüey.

Yosimar Cousín, actualmente el as de la rotación de abridores de los Toros de Camagüey. (Calixto N. Llanes/JIT)

ESTABILIDAD DEL PITCHEO: EL ENIGMA DE LOS TOROS

Entonces, ahora probablemente la pregunta de no pocos seguidores del béisbol cubano sea: ¿Podrán los Toros mantenerse en la élite, incluso logrando superar a los Cocodrilos de Matanzas? Por supuesto que la actuación de los camagüeyanos ya emitió la primera respuesta a esa interrogante, aun cuando el desafío apenas comienza. Sin embargo, aún restan 73 juegos por delante, suficiente calendario como para sugerirnos que esperemos a ver cómo se desarrolla la temporada. Aunque, independientemente de eso, algo que podríamos ver es la ofensiva consistente de los Toros de Camagüey, debido a un lineup balanceado y capaz de combinar poder, velocidad, contacto y experiencia.

A eso, debemos unirle la gran experiencia del cuerpo técnico que rodea al manager Miguel Borroto, quien cuenta con un magnífico colectivo de entrenadores. Eso sí, a diferencia del año pasado, cuando los Toros contaban con su principal as, el derecho Yariel Rodríguez, actualmente contratado en la Liga Japonesa Profesional de béisbol con los Dragones de Chunichi, la complexión del staff de pitcheo era más poderosa.

Esta vez, sin Yariel, el talentoso derecho de 22 años, Yosimar Cousín, deberá imponerse como principal figura de la rotación. Pero además, contando con las considerables ausencias del zurdo Dariel Góngora (se trasladó a lanzar con los Cocodrilos de Matanzas) y los relevistas Carlos Pérez, Roger Trench y Erislery Basulto (sensible pérdida, tras fallecer en un accidente automovilístico a inicios de este año), también cae gran peso sobre los hombros de José Ramón Rodríguez y Frank Madan. Rodríguez, que está totalmente recuperado, se enfrentará a su primera temporada completa luego de un largo proceso de rehabilitación. Y, de Madan, quien lanzó para marca de 8-2 y 2.65 de efectividad en 11 aperturas e igual número de juegos relevados el año pasado, se espera un gran aporte.

Si analizamos esta gráfica, podemos apreciar la magnitud del reto que tendrá el staff de pitcheo de los Toros, al contar con nueve lanzadores (el 56% del total) de 24 o menos edad. En su primera prueba de fuego, el pitcheo abridor de los Toros lanzó para 5.06 de efectividad, mientras el bullpen marcó 4.91. De manera individual, el novato Alejandro León sorprendió con un excelente relevo este domingo, luego de lanzar cuatro innings sin permitir carreras.

Normalmente, en la pasada década los equipos camagüeyanos le ofrecieron oportunidades con frecuencia a lanzadores jóvenes, estrategia que les rindió varios frutos. También, al mismo tiempo, la Serie Nacional categoría Sub-23 fue clave para el desarrollo de varios lanzadores talentosos como Yariel Rodríguez, Yosimar Cousín, Arbelio Quiroz y Carlos Pérez, quienes debutaron de 2013 en adelante.

Miguel Borroto, manager de los Toros de Camagüey. (Calixto N. Llanes/JIT)

Así pues, un movimiento decisivo en manos del manager Miguel Borroto y su colectivo de dirección, será confiar con paciencia en el potencial de sus lanzadores jóvenes. Y, si el equipo es capaz de producir al nivel ofensivo que se espera dadas las proyecciones de sus principales bateadores, no hay dudas de que los Toros serán seguros contendientes en esta LX Serie Nacional.


Yirsandy Alfredo Rodríguez Hernández

Analista Sabermétrico. Escritor de béisbol y estadístico. Miembro de la Sociedad Americana de Investigadores del Beisbol (SABR). Ha cubierto el béisbol cubano por más de 15 temporadas escribiendo todo tipo de historias y artículos, investigaciones, análisis sabermétricos, trabajos de proyecciones, predicciones y valoraciones estadísticas.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos