domingo, 19 de mayo de 2024

¿El cartero de Pánfilo juega bádminton?

El bádminton cubano ganó una medalla plata, y otra de bronce, en el internacional de México...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 25/09/2017
0 comentarios
Tamara Oropeza (izquierda) y Leodannis Martínez (derecha)
Tamara Oropeza (izquierda) y Leodannis Martínez (derecha) ganaron medalla de plata en los dobles mixtos.

Muchos cubanos, actuando con memoria de elefante, tienen cada lunes por la noche una cita ante los televisores. Es para ver el programa Vivir del Cuento (sí, el del simpático Pánfilo). Hay en él un cartero que dice: “Traigo una noticia buena y otra mala”. Ese recuerdo nos viene ahora que escribiremos de bádminton...

Y, con su bolso de cartero, uniforme azul, gorrita, le pregunta a Pánfilo cuál de las dos le dice primero.

En este caso, con esos volantes que impulsados por la raquetica surcan tan veloces el espacio (pueden llegar a alcanzar una velocidad de 380 kilómetros por hora), nos parece mejor que empecemos lo más rápido posible con la buena.

Sí, comencemos hoy por la buena, aunque no sea la más espectacular de las que tenemos en el disco duro de la computadora. Un poquito de paciencia, por favor…

Nos referimos al VIII Abierto de México, disputado, con presencia también de cubanos, del jueves al domingo pasado en la ciudad mexicana de Aguascalientes.

(Y aunque escribimos de bádminton les pedimos un permisito a los lectores. Es que nos cuesta trabajo resistirnos a apartarnos un momento del tema central, motivados por la sede y   a mencionada. Al nadador Felipe Muñoz, campeón de los Juegos Olímpicos de México 1968, primera de su país en toda la historia, le dicen “El Tibio”. La razón es muy simpática: su padre había nacido en Aguas Calientes; su madre en Río Frío).

BUENA NOTICIA

Después de ese chapuzón volvemos al bádminton…

La buena noticia: los cubanos Leodannis Martínez y Tamara Oropeza discutieron la medalla de oro en el doble mixto, y aunque no la ganaron, ante los peruanos Daniel La Torre y Danica Nishimura, esa de plata es un desempeño alentador. No solo por el resultado, sino también por lo reñido de los marcadores: dos sets de 21-19.

Martínez y Oropeza se habían merecido ese derecho siempre tan deseado, el de llegar a una final, al superar a los estadounidenses Mathew Fogarty e Isabel Zhong, y lo hicieron sin sudar demasiado sus camisetas: marcadores de 21-9 y 21-16.

Hablando de sudar las camisetas en las semifinales: a sus rivales por la corona tuvieron les fue todavía más fácil. Es que no tuvieron que empuñar sus raquetas, pues no se presentaron sus rivales, los guatemaltecos Jonathan Solís y Nikte Sotomayor.

MALAS NOTICIAS

Esa alegría terminó compensando a lo que el cartero de Pánfilo, calificaría de “una noticia mala”: Leodannis Martínez y el muy conocido Osleni Guerrero, por mucho el mejor badmintonista cubano de toda la historia, perdieron en las semifinales de dobles. La medalla de bronce ganada por ellas fue la otra de los cubanos.

Los apearon de la porfía los locales Job Castillo y Lino Muñoz, con pizarras de 21-17 y 21-16.

Una mala noticia, ¿algo sorprendente?, surgida allá en Aguas Calientes, nos cayó encima como un cubo de agua muy fría el jueves (el mismo día de la apertura)

Y es que el mismísimo Osleni Guerrero (sí, ya sabemos ha jugado poco en los últimos tiempos), cayó en su debut. Su victimario resultó el mexicano Lino Muñoz. La pizarra reflejó marcadores de 21-19 y 22-20. ¡El local había perdido siete veces contra él!. Repetimos: Osleni ha jugado poco en los últimos tiempos. Pero…

A propósito, en los sencillos masculino, el duelo final se vivió entre guatemaltecos: el conocido Kevin Cordon derrotó a Aníbal Marroquín, por 21-12 y 21-9.

En Aguas Calientes, más allá de lo que no salió bien, parece haberse demostrado que el bádminton cubano progresa y se calienta.

No queremos terminar sin atar un cabo suelto que arrastramos desde el título: ¿El cartero de Pánfilo juega bádminton? No lo sabemos, quizás no; pero nos ayudó a escribir esta nota agridulce.


Compartir

Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos