viernes, 21 de junio de 2024

El camino de los cuatro

Cubahora descarta un bajón de los seis equipos mejor clasificados y considera que Santiago de Cuba y Sancti Spíritus tienen caminos más expeditos hacia la postemporada...

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 21/03/2012
0 comentarios
Pinar vs metro
Pinar del Río tendrá que correr fuerte para no perder metros en el sprint final (Juan Moreno Hernández / Cubahora)

A principios de marzo, Metropolitanos y Holguín salieron de primera clase y recalaron en sus puestos habituales, si bien con guarismos y cartas credenciales más lustrosas. Y Guantánamo, al cual incluso le reservaron asiento en la zona VIP, perdió muchas de sus propiedades, cayó en bancarrota y, aunque se sostuvo tanto como pudo, terminó donde aquellos.

Los tres quedaron para completar, como meros y acaso impertinentes espectadores, el calendario de la Serie Nacional 51 de la pelota en Cuba, que expira el 22 de abril, el mismo día que Barcelona y Real Madrid se enfrentan en el Camp Nou como parte de la fecha 34 —¿y decisiva?— de la Liga de las Estrellas.

Antes, mucho antes, desde la partida, en plan de comparsa, como pronostiqué en este mismo espacio, comenzaron su largo peregrinar por el campeonato cubano de béisbol Camagüey, Mayabeque, Isla de la Juventud y Artemisa, con todo y sus cinco lanzadores del equipo Cuba —que luego fueron cuatro, por la baja de Miguel Alfredo González.

Llegado marzo, con muchos equipos ya “virtualmente clasificados”, el torneo se antojaba tedioso y solo se salvó porque el día 12 Sancti Spíritus y Pinar del Río en el Oeste, más Granma y Santiago de Cuba, en el Este, lo sacudieron con el anuncio de una presunta pugna visceral por los cupos disponibles para llegar a la postemporada, toda vez que entre los primeros disminuyó a un juego y medio la diferencia, y a dos entre los segundos, con alrededor de 30 partidos por disputar.

(Los desempeños de Industriales, Matanzas y Cienfuegos, más Villa Clara, Las Tunas y Ciego de Ávila, persuadían de apartarlos de cualquier cálculo dispar de aquel referido, exclusivamente, a cuáles serían sus lugares de clasificación).

Hoy, 21 de marzo, las hostilidades siguen en el mismo punto, aunque no en el mismo lugar. La pelea continúa, pero ahora, más de una semana después, el dueño del cuarto puesto occidental es Sancti Spíritus, no Pinar del Río, y Santiago de Cuba es propietario del cuarto escaño oriental, no Granma.

Ello, porque los Gallos espirituanos acaban de hacer lo que no hizo selección alguna desde el inicio de la LI Serie, barrer a Industriales, en tanto Pinar del Río venció 2-1 a los Cachorros; y porque los Alazanes granmenses superaron 2-1 a los Indios, mientras los santiagueros descansaban.

La situación actual, en dos líneas, es como sigue: Sancti Spíritus (37-37) y Pinar del Río (38-38), Santiago de Cuba (39-32) y Granma (41-34).

Y Cubahora aprovecha para echarle un vistazo al camino que le falta por recorrer a las cuatro selecciones, habida cuenta de que los tres de arriba en cada zona —pese al mal momento azul— tienen situaciones tan sólidas que, al parecer, ni el fenómeno El Niño, ni su hermana, La Niña, podrían impedir sus inclusiones en el sprint final por el título.

SANTIAGO DE CUBA

Tras liderar la Liga Oriental, las Avispas tuvieron prácticamente una caída libre, que no los hundió porque los Cachorros no soportaron las exigencias para permanecer en pelea y los Indios se convirtieron en una de las decepciones del torneo.

La última semana lograron una milagrosa barrida en cuatro desafíos versus Villa Clara y se relanzaron como candidatos antes de acogerse al último descanso que le tiene reservado el calendario.

Y este miércoles comienza su cuenta regresiva en la mejor circunstancia posible. Después de días para restaurar heridas y reorientar el rumbo, visitan a Camagüey, el último en la Liga Oriental y al que superaron 2-1 en la primera subserie entre ambos.

Después, las huestes del DT Alcides Sánchez viajan a Pinar del Río y Artemisa, a cuyas sedes llega con balance de 2-1 y 1-1 (jugarán el desafío pendiente), respectivamente, tras los primeros pulsos particulares este temporada.

Desde el 3 de abril, y hasta el 9, Santiago recibirá con los “dientes afilados” a Metropolitanos y Holguín. Contra los Escarlatas, saldrán a vengar el 1-2 de la primera vuelta y ante los Cachorros a ratificar su superioridad, pues después del último 2-1 en la capital holguinera Santiago de Cuba domina 127-82 el reto entre ellos.

Sus dos siguientes subseries, del 11 al 18 de abril, serán en casa de Las Tunas y Cienfuegos, dos equipos de las zonas calientes de las tablas de posiciones, que entonces deberán estar haciendo las cuentas para emprender el camino de cuartos de final. Frente a los leñadores ya cayeron 1-2 y a los Elefantes los vencieron 2-1.

Y termina en el Guillermón Moncada versus Mayabeque, un equipo que, llegado los días 20, 21 y 22 de abril, casi seguro estará contando las horas para regresar a casa y comenzar a olvidar el desastroso debut que ha tenido en Series Nacionales.

Como se aprecia, de las ocho subseries y 25 juegos que le restan a Santiago, cinco y 16, respectivamente, serán en contra de equipos con marcas negativas y, en tres de esos duelos, jugará como home club.

El camino, no digo que lo llevará a la playa, pero tampoco parece un trazo hacia el infierno. Y encima, Santiago de Cuba cuenta con la renta que le vale el triunfo 4-2 en el enfrentamiento contra Granma.

Nada, que la clasificación está al alcance de su talento actual y, para lograrla, a priori, me parece, no tienen que dejar la vida en el intento.

GRANMA

Más complicado lo tienen los Alazanes, que además de perder 2-4 la subserie ante Santiago de Cuba, tienen menos margen de error, porque les restan por dirimir 21 juegos de pelota y aún les falta cumplir su segundo momento de descanso en la lid (del 6 al 10 de abril).

Mañana miércoles, el jueves y el sábado próximo, Granma y Alfredo Despaigne, líder en jonrones (31) e impulsadas (87), se presentan en el Julio Antonio Mella, cuartel general de Las Tunas (45-27), el más ganador de los 17 equipos del torneo, que acaba de barrer a Artemisa, tiene marca de 7-4 desde el primer día de marzo y derrotó 2-1 a los Alazanes en la primera subserie.

A continuación, los granmenses se las verán en el Mártires de Barbados con Artemisa y Mayabeque, con los cuales tuvo saldo de 1-2 y 3-0, en ese orden, en sus visitas a Bauta y San José de las Lajas. Pero, ojo, en su tierra, el equipo dirigido por el DT Indalecio Alejandrez juega solo para .436 (17-22), la cuarta peor marca en casa del campeonato.

Industriales, del 3 al 5 de abril, y Holguín, del 11 al 14 de ese propio mes, serán los adversarios siguientes de Granma, en el Latinoamericano y el Calixto García, respectivamente. Contra los Azules tuvo balance de 1-2 en la primera confrontación y 3-0 frente a los holguineros.

Por último, Granma recibirá a Sancti Spíritus y termina su calendario contra Isla de la Juventud, allá en el Cristóbal Labra, donde los del ultramarino territorio son un huesito durito de roer. A los Gallos les recetaron un 3-0 en el José Antonio Huelga y ante Isla de la Juventud cayeron 1-2, en la primera oportunidad que se enfrentaron esta temporada.

Cuatro de sus adversarios están o estarán eliminados en breve (Artemisa, Mayabeque, Hol-guín e Isla de la Juventud) y los otros tres han rendido a gran altura (Las Tunas, Industriales y Sancti Spíritus).

A simple vista, parece un calendario balanceado. Pero, insisto, Granma perdió la subserie particular contra Santiago, juega muy mal en casa y solo tiene 21 partidos por delante. Solo un rendimiento extremadamente positivo, le propiciaría incluirse entre los mejores ocho del país, como en la Serie de Oro… y ni así tendría su cupo garantizado.

Por ejemplo, si Granma logra balance de 14-7 hasta el final, habrá logrado un palmarés extraordinario. Sin embargo, podría no bastarle para jugar en la postemporada, porque en ese caso un 16-9 (destacado también, pero más factible) de Santiago, provocaría el abrazo en el global definitivo, con 55-41, y ya sabemos qué pasará si al final hay empate.

La misión granmense es harto complicada.

SANCTI SPÍRITUS

Cuando más lo necesitaba, la ofensiva del DT Ruperto Zamora despertó. Y con tanto vigor, que le valió para barrer 3-0 en el pulso que sostuvo la última semana con su par, el DT Lázaro Vargas.

Quizás en el mejor momento anímico de la temporada, Sancti Spíritus enfrenta dos subseries consecutivas en su estadio, el José Antonio Huelga, versus Artemisa y Cienfuegos, ante los que perdió por idénticos 1-2 en la primera parte del calendario y querrá vengar tamaña afrenta.

Los días finales de marzo y primeros de abril, los Gallos descansarán. Y volverán al ruedo en el Cándido González, contra Camagüey, víctima suya 2-1 en la primera vuelta. Eso, antes de recibir a Isla de la Juventud 7, 8 y 9, al que seguramente querrán devolverle, al me-nos, el 1-2 que sufrieron en el Cristóbal Labra.

Después de ese duelo, los espirituanos visitan en sucesión a Mayabeque, Granma y Villa Clara, contra los que acumula balance de 2-1, 0-3 y 1-2, en ese orden.

Se las verá, lean esto, contra cuatro de los cinco peores equipos del campeonato (eso son Mayabeque, Isla de la Juventud, Artemisa y Camagüey), aparte de Granma, Villa Clara y Cienfuegos, contra los cuales puede lograr resultados parejos (4-5 o 5-4 combinados).

Considerando que tiene ventaja de 5-1 en el duelo contra Pinar del Río, y descartando un bajón en estas instancias, parece que Sancti Spíritus, como Santiago de Cuba, tiene una vía asequible hacia la postemporada.

Solo faltaba que al final del camino también encontrara a Metropolitanos, el Metropolitanos de estos días, el Metropolitanos que ya conocemos.

PINAR DEL RÍO

Peores, más complicados sí, igual que los de Granma, parecen los días por venir para el campeón vigente, Pinar del Río, que corre el riesgo de convertirse en el tercer equipo en no jugar la postemporada al siguiente año de ceñirse la corona de Cuba (los otros dos fueron Holguín e Industriales).

A los del DT Juan Castro les quedan menos juegos por disputar que a cualquier otro equipo, solo 20. Y en 14 desafíos enfrentarán a rivales de calidad.
Veamos.

En los próximos tres días jugarán en casa contra Villa Clara, segundo equipo con mejor promedio en la competición, victimario de Metropolitanos en los últimos tres desafíos y ganador 2-1 en el duelo primero entre ellos en el Augusto César Sandino de Santa Clara.

Santiago de Cuba y Guantánamo —un contrario competitivo a pesar de sus actuales pesares— son sus inmediatos rivales, también en el Capitán San Luis, donde juega para .588 (20-14) hasta el momento. Frente a los dos tuvo foja de 1-2 en la fase preliminar inicial y revertir ese resultado les costará.

Sus compromisos menos exigentes en este tramo serán contra Mayabeque y Camagüey. Al primero lo vencieron 2-1 y 3-0 al segundo. Pero se enfrentarán, ahora, en el Nelson Fernández y el Cándido González, donde los mayabequenses juegan menos mal que siempre y los agramontinos tienen marca positiva; en contraste, Pinar del Río compila .429 (18-24) como visitante.

Para terminar, los Medias Verdes encararán, en ambos casos como anfitrión, a Ciego de Ávila e Industriales, contra los que tiene desventajas respectivas de 1-3 (incluye el juego inaugural) y 1-2.

Esos dos difíciles duelos serán vitales para las aspiraciones de los campeones, que descansan los días 20, 21 y 22 de abril…, quien sabe si hasta la Serie 52.

Si lograra, pongamos por ejemplo, un balance de 13-7 o 14-6, Pinar del Río tendría un final de ensueño, y obligaría a Sancti Spíritus a jugar para 14-8 o 15-7. Y eso, tener un final de ensueño, oficia como su única salvación.

¿Tiene potencia Pinar del Río para acelerar el paso en este momento, cuando tendrá en trincheras opuestas al menos a cinco equipos competitivos? ¿Sancti Spíritus tendrá respuesta para una eventual reacción in extremis de los monarcas?

Pronto sabremos las respuestas. Lo que sí está claro es que el camino que le espera a Pinar del Río, a todas luces, está empedrado, infectado de marabú. De modo que no os asombréis si la respuesta a la primera de estas preguntas es negativa y el campeón no sobrevive al calendario regular.


Compartir

Rafael Arzuaga Junco


Deja tu comentario

Condición de protección de datos