viernes, 1 de marzo de 2024

El buque insignia: ¿se hunde o empina?

El boxeo cubano, con sus últimas actuaciones internacionales desfavorables, se alista de cara a los Juegos Panamericanos de Chile...

José Luis López Sado en Exclusivo 02/10/2023
0 comentarios
La Cruz ha sido designado por la dirección del Inder, como uno de los abanderados de esa delegación a lares chilenos.
La Cruz ha sido designado por la dirección del Inder, como uno de los abanderados de esa delegación a lares chilenos.

Ciertamente, las últimas actuaciones internacionales del boxeo cubano han dejado mucho que desear, para un deporte que tradicionalmente ha levantado en el medallero por países a las delegaciones de la Isla en los diversos eventos múltiples, llámese Centroamericanos, Panamericanos o Juegos Olímpicos.  

No quiero hacer leña del árbol caído. Pero la captura de apenas un metal dorado en el Campeonato Mundial de Uzbekistán 2023 se esperaban otros más-, y las pálidas demostraciones en los pasados Juegos del Alba (Venezuela), en la cita Centrocaribeña (San Salvador) y en las últimas Noches de Campeones organizadas por la IBA, exacerbaron los ánimos en el Verde Caimán.

Y por tales performances, que asaltan a la duda, en cada esquina de barrio la pregunta pulula indiscriminadamente: ¿se hundió el buque insignia del deporte cubano?

Unos dicen que el equipo de los Domadores de Cuba se ha envejecido, otros inciden en el tema de aquellos desertores que eran figuras relevantes en esa tropa del jefe de entrenadores Rolando Acebal, Andy Cruz y Yoenlis Feliciano, entre otros-, y hay hasta quienes exponen la falta de ABC competitivo de los actuales jóvenes integrantes de la escuadra nacional. 

Pueden todos tener alguna razón con esos fundamentos. Pero yo me niego a admitir que boxeadores de tanto linaje allende los mares, con cetros olímpicos y mundiales como Julio César La Cruz (92 kgs), Arlen López (80 kgs), Roniel Iglesias (69 kgs, hoy compite en la Noche de Campeones de Belek, Turquía) y Lázaro Álvarez (63.5 kgs), hayan visto pasar sus mejores momentos.

El aval de estos hombres, sus rectos, ganchos y swinnes, son reconocidos internacionalmente. Y me consta que todos son muy entregados en sus sesiones de entrenamiento en la escuela Nacional de Boxeo Holvein Quesada, en la localidad capitalina del Wajay.

Además, me atrevo a confirmar que aún resta mucho buen talento por ver en los puños de jóvenes figuras como los actuales subcampeones del orbe Saidel Horta (57), Erislandy Álvarez (63.5) y el supercompleto Fernando Arzola.

Es cierto que la experiencia competitiva, el talento y la buena preparación física, hay que demostrarla encima del encerado. Los entrenadores cubanos lo saben. No se duermen en los laureles y actualmente preparan sus estrategias en la Academia Provincial pinareña Abad Méjico Fernández, de cara a los venideros Juegos Panamericanos de Santiago de Chile.

Allí también entrenan las muchachas, que tal y como sucedió en los eventos internacionales anteriores, en los cuales han mostrado sus golpes tras su luz verde para competir hace apenas 10 meses, irán a Santiago de Chile en busca de experiencia competitiva. No se le puede pedir más a un grupo que chicas que vienen de otros deportes. 

El boxeo cubano tiene prestigio. Tal es así, que el pentacampeón mundial y doble titular olímpico Julio César La Cruz ha sido designado por la dirección del Inder, como uno de los abanderados de esa delegación a lares chilenos. La Sombra será acompañado por la multimedallista a todos los niveles Idalis Ortiz, de judo.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos