domingo, 27 de noviembre de 2022

El bloqueo es del día a día

La esfera del músculo en la isla sufre severamente por la implementación de esta política hostil...

José Luis López Sado en Exclusivo 23/10/2017
0 comentarios
Clinica MLB en Cuba

El bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba, impuesto hace casi 60 años, es único. En todo el globo terráqueo no se conoce una política tan hostil y que se haya mantenido patente durante tanto tiempo como la que el imperio ubicado a 90 millas, que afecta al pueblo de nuestra pequeña isla en todas las manifestaciones de la vida. Y, claro está, el deporte no es la excepción.

 Según un informe que Cuba presentará el 1.o de noviembre próximo ante la ONU, si pudiera acceder al mercado de EE. UU. de implementos deportivos, estos se podrían importar por un valor entre un 20 y 25 % menor de los precios pagados hoy.

 Uno de los deportes más afectados es el béisbol. En una reunión de los funcionarios del Inder con la prensa especializada, Yovany Aragón, al frente de la Dirección Nacional de Béisbol, explicó que la importación del calzado (Spike 3N2) para iniciar la actual serie se concretó mediante contrato con una empresa mexicana, por valor de 114 489 dólares; por contraste, si la compra se hubiera hecho directamente en EE. UU., el Inder se habría ahorrado 22 789 dólares.

Como los implementos para jugar pelota no se pueden comprar en EE. UU., y son importados desde un tercer país, Aragón comentó que se encarecen demasiado. Así, los bates de béisbol X Bat comprados para desarrollar la actual temporada, se hicieron más caros y hubo que pagar 153 dólares por cada unidad. Esta situación provocó que apenas se pudieran importar unos 200 para el equipo nacional, lamentó Aragón.

 Precisó que igual ocurrió con los juegos de arreos marca Rawling, para la protección de los receptores, que llegaron a costar 389 dólares, pero si se hubieran adquirido directamente en territorio estadounidense, su precio hubiese sido mucho menor.

 Pero no solo los elevados precios han afectado al béisbol. Aragón confirmó también que, por su excelente actuación, los atletas Carlos Benítez, William Saavedra y Lázaro Blanco obtuvieron premios en metálico durante la pasada Serie del Caribe, evento patrocinado por las Grandes Ligas del Béisbol estadounidense, y aún no han recibido esa remuneración.

 El máximo directivo del béisbol cubano expuso que la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos otorgó licencia para que Cuba pudiera recibir los pagos por concepto de participación y presumibles premios en el IV Clásico Mundial de Béisbol este año.  Por la participación, a la selección cubana le corresponden 300 000 dólares y otro monto similar por pasar a la segunda ronda; en cambio, hasta la fecha, no ha recibido nada, aseguró.

Otras restricciones patentizadas por los dirigentes del deporte en Cuba se refieren a las limitaciones para la importación desde Estados Unidos de laboratorios e implementos deportivos para la docencia, lo cual obligó a importar medios de enseñanza e instrumentos desde China, con un gasto tres veces mayor.

Pavel Pino, director del Instituto de Medicina Deportiva (IMD), explicó que debido a las restricciones fue imposible adquirir en compañías y filiales estadounidenses los insumos necesarios para la realización de las muestras del Programa Nacional Antidopaje. Y citó que aún no ha llegado a la Isla un equipo para detectar el uso de una sustancia tan empleada por los “tramposos” como es la eritropoyetina.

 Tampoco han podido conseguir nutrientes y recuperantes para los atletas a través de firmas norteamericanas reconocidas, lo que obliga a pagar a otros proveedores el doble de su precio original, lo cual asciende a unos 40 000 dólares, explicó el galeno.

 Pino mencionó que actualmente en Costa Rica tienen pendiente más de 12 000 dólares que no han sido transferidos a Cuba a causa de las restricciones que impone el bloqueo, monto que mucho podría ayudar a la labor diaria que realiza el IMD, añadió.

 Por su parte, Evelio Saura, director de asistencia técnica de la firma Cubadeportes, afirmó que existe una extraterritorialidad de esa política, porque no solo afecta al deporte cubano propiamente dicho, sino que también, Cuba ha perdido los mercados de varias naciones como Ecuador, Colombia, Aruba y otras que, a su vez, se ven afectadas por no recibir los servicios de especialistas de la isla.

Igualmente, los funcionarios del Inder apostillaron las dificultades existentes para el intercambio científico y académico entre profesionales de Cuba y EE. UU; mientras se limita la obtención de bibliografía y la realización de congresos internacionales.

Vale citar que los daños acumulados por el bloqueo durante casi seis décadas de aplicación alcanzan la cifra de 822 280 millones de dólares, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos