sábado, 24 de febrero de 2024

¿El ahora o nunca de los grandes?

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo no han podido concretar buenas actuaciones en los Campeonatos del Mundo, a pesar de ser los máximos exponentes del fútbol contemporáneo

Haroldo Miguel Luis Castro en Exclusivo 31/05/2018
0 comentarios
Ronaldo y Messi
Esta puede ser la oportunidad de Messi y de Cristiano para convertirse en campeones de la Copa del Mundo de la FIFA (Foto: AFP)

La cita futbolera más grande del mundo casi abre sus puertas. De un lado, millones de aficionados, con cada minuto que pasa, agigantan la ilusión de ver en lo más alto a su equipo, al menos, por una vez. Del otro, once guerreros esperan corresponder en cada acción de juego a la confianza depositada. Dicen los que más saben que la vida siempre da la oportunidad de arreglar el pasado. Lo pienso una y mil veces, ¿acaso será esta copa la redención de quienes cargan con las miradas de todo un planeta?

Me disculparán si de treinta y dos selecciones, al menos hoy, ocupo estas líneas para hablar solamente de dos jugadores. Dos jugadores que desde hace más de una década no paran de anotar, de romper récords, de ganar títulos, de llevarse los aplausos de seguidores y contrarios, en definitiva, de hacer lo que les viene en gana. Sí, vengo hablar de ellos, de los de siempre… de Messi y Cristiano y de su oportunidad —puede que la última— de sacarse la espina enconada.

“Ojala el fútbol me pague esa deuda”, así respondió el astro argentino hace meses atrás a la “inocente” pregunta de si creía en la posibilidad de alzarse con el título en Rusia. Y es que sus tres competiciones mundialistas, si algo no han dejado, ha sido buen sabor.

En Alemania 2006 y Sudáfrica 2010 —en ocasiones por falta de liderazgo y en otras porque el balompié no es un deporte de uno contra once— Lio solo consiguió avanzar hasta los cuartos de final con apenas un gol entre ambas competiciones. Su mejor resultado, por mucho, fue la edición anterior (Brasil 2014) en la que logró anotar 4 chicharros y disputar el campeonato, el cual perdería en un dramático juego contra Alemania.

Quizás, si no habláramos de la “Pulga”, las estadísticas que tanto se le critican serían dignas de elogio. Quizás, si no fuera considerado por muchos el mejor futbolista de todos los tiempos hasta se le agradecería lo hecho hasta ahora con la selección nacional.Junto a la frustración de no poder demostrar toda su magia en los Mundiales, Messi mejor que nadie conoce el estrecho margen existente entre el amor y el odio, pues ha tenido que cargar con la cruz de vivir bajo las constantes críticas de su propia afición.

Como por burla del destino, otro que no las tiene del todo bien con los Campeonatos del Mundo es Cristiano Ronaldo. En estas lides, de muy poco le ha servido a CR7 su aval como estrella del Madrid. Aunque diga que ya no tiene ambición, resulta imposible creerle a quien ha llegado tan lejos gracias a su trabajo duro y competitividad.

Pese a no lograr grandes resultados con sus selecciones nacionales en los Campeonatos del Mundo, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo continúan siendo focos de atención de millones de aficionados (Foto: ESPN.com)

Con Portugal, “Superfly” lleva las discretísimas estadísticas de tres goles y dos asistencias en 13 partidos, números a mil años luz de sus mejores resultados. La ubicación más decorosa la obtuvo en 2006, todavía bajo la sombra de Luis Figo, al quedarse con el cuarto lugar. Desde entonces, para el luso todo ha ido de mal en peor, al no superar los octavos de final en el 2010 y no avanzar de la instancia de fase de grupos hace cuatro años en Brasil.

En definitiva, en pocas semanas los más grandes exponentes del fútbol actual tendrán la oportunidad de saldar la cuenta pendiente con sus naciones, su selección y con ellos mismos.

No nos engañemos, el camino no es fácil. Ni Argentina, ni mucho menos Portugal, salen como favoritos ante equipos como España, Francia y Alemania. Sin embargo, espero todo de quienes han marcado un antes y un después en la historia de este apasionante deporte. No creer en ellos sería irrespetar no solo años de entrega y dedicación, sino también el sentido de un deporte cuya esencia se basa en la grandeza de soñar.


Compartir

Haroldo Miguel Luis Castro

Periodista y podcaster


Deja tu comentario

Condición de protección de datos