domingo, 4 de diciembre de 2022

Echevarría: “Mi mayor satisfacción fue llevar a Cuba a lo más alto del podio”

Juan Miguel, el único campeón cubano del mundial de atletismo bajo techo sueña con convertirse en uno de los grandes exponentes del atletismo cubano...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 05/04/2018
0 comentarios
Juan Miguel Echevarría-saltador cubano
Juan Miguel de tan solo 19 años, un título mundial y una vida por delante.

Juan Miguel Echevarría se tituló en Birmingham. Ganó la prueba de salto de longitud en el mundial de atletismo bajo techo con brinco de 8.46 m, dejando en segundo puesto al sudafricano Luvo Manyonga (8.44 m), considerado entre los mejores (sino el mejor) saltador de longitud del planeta en este momento. El registro clasifica como el mejor salto de su carrera deportiva y le valió para darle a Cuba la única presea de oro en el certamen del orbe disputado a inicios de marzo de 2018.

Días después ratificó sus cualidades para esta prueba al conseguir su mejor marca al aire libre en Camagüey, su ciudad natal. Allí, en la competencia que puso fin al primer macrociclo de preparación de la preselección cubana a los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla 2018, el nacido en el barrio La Guernica se estiró hasta los 8.40 m para colocarse a la cabeza del listado mundial de marcas rubricadas en lo que va de año.

— ¿Cómo recuerdas la final en Birmingham?

— La final tuvo un nivel muy alto. Llegué al mundial con mucha confianza pues me sentía muy bien en todos los aspectos. Llegamos con la tercera marca de todos los participantes, y siempre pensamos que se podía alcanzar una medalla. Allí tuve que superarme y me sentí muy feliz por la forma en que reaccioné a los saltos. Pero la satisfacción más grande que tuve fue llevar a mi país a lo más alto del podio.

— Cuando la victoria fue un hecho ¿en quién pensó Juan Miguel?

— Pensé mucho en mi mamá, que hoy ya no se encuentra físicamente conmigo, pero sé que ella me estaba acompañando durante toda la competencia y es lo que más me motivó. También pensé mucho en mi pueblo, mi familia, mis amigos, en cómo se llenó de alegría la escuela (ESFAAR Giraldo Córdova Cardín) y mis compañeros de la selección nacional, que me aplaudían y saltaban conmigo. En fin, todo esto que les cuento lo he vivido a mi regreso y parece como si estuviera sucediendo todavía.

(Juan Miguel Echevarría perdió a su mamá el pasado año. Según nos cuenta, la fatídica noticia llegó mientras se encontraba en San Martín, compitiendo en el mitin internacional (Internacional de St. Martin) que organiza la Isla. No pudo despedirse de ella, pero le rindió el mejor homenaje al brincar 8.19 metros que le dieron el boleto al Campeonato Mundial de Londres 2017).

— Ahora, supongo, la exigencia para con tus resultados aumenta. ¿Ya has sentido la presión?

— Es algo lógico sentir un poco de presión, pero lo importante es seguir siendo el mismo. Sé que represento a un país y a un deporte con grandes resultados, y sobre todo que el pueblo de Cuba siempre exige un gran resultado, principalmente cuando sabe que tienes las potencialidades para hacerlo. Soy un atleta joven y en verdad no pienso en eso, solo me enfocaré en hacer mi trabajo para poner en alto el nombre y la bandera de Cuba.

— La comparación con Iván Pedroso es inevitable. ¿Cómo la asumes?

— Iván es mi ídolo. Para mí él es el mejor saltador de la historia y yo quisiera ser como él. Nueve veces campeón del mundo, campeón olímpico…, su historia es una barbaridad. El reto es grande, pero hay que intentarlo. Solo queda trabajar. Soy muy joven y este es el comienzo de mi carrera deportiva, que ya tiene un gran resultado.

— Barranquilla es el principal objetivo del deporte cubano para este año 2018. ¿Cómo sería el diseño para esta temporada?

— Aún no conocemos exactamente cómo será el calendario de la temporada. Conocemos que estaremos en una base de entrenamiento en España o Alemania. Debo participar en algunas paradas de las Ligas de Diamante y varios mítines en Europa. El debut, de momento, debe ser en Shanghai.

— Y el objetivo en Barranquilla 2018 es…

— Titularme.

Juan Miguel es optimista para con su futuro. Quiere, de hecho, llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio con tres títulos mundiales, lo que significa que debe imitar en los campeonatos mundiales de 2019 y 2020, lo que ya logró este año en Birmingham.

Juan Miguel sueña. Cree que puede ser como Iván Pedroso, o tal vez, mejor. Quiere dejar su huella en este deporte y sobre todo poner, siempre en alto, a su país y a su bandera.

Juan Miguel dice que no tiene límites, ¿cómo tenerlos cuando tienes 19 años, un título mundial y una vida por delante? Y lo cierto es que se le ve centrado, tranquilo y comprometido con todos los retos que tiene por delante.


Lilian Cid Escalona

Me gusta contar historias.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos