sábado, 20 de abril de 2024

Dos vecinos por el oro en pelota

Habrá nuevo campeón, uno inédito, pero la corona se quedará en el centro del país, pues los rivales son Sancti Spíritus y Cienfuegos...

Norland Rosendo González en Exclusivo 11/06/2019
0 comentarios
Sancti Spíritus-semifinales sub23
Sancti Spíritus igualó el play off y pasó a tener ligera ventaja para el duelo definitivo.

Cuando Santiago de Cuba ganó el primer juego de la semifinal oriental contra Sancti Spíritus, muchos pensaron que el golpe era doble: nocaut y ante Roberto Hernández. En un play off tan corto, de tres partidos a lo sumo, reponerse de un choque así no parecía lo más previsible. Pero los Gallitos dijeron: vamos a olvidarnos de lo sucedido y salgamos mañana como si fuera el primer juego.

Les devolvieron el nocaut con su segundo hombre de la rotación, Edelso Montesinos, ponchando y boleando tanto como en la ronda preliminar; mas su descontrol de seis bases por bolas fue “compensado” con cinco agujeros en la defensa indómita y diez K que le incrustó a la hoja de anotación del lineup rival.

Con los errores contrarios, su equipo anotó siete de las once carreras, y con los ponches impidió que los santiagueros le marcaran a él.

En su desespero por evitar el tercer juego, Elizardo Guilarte le dio la bola a José Carlos Barbosa cuando explotó su abridor Yunior Tur, pero Barbosa no pudo sacar ni un out y, entre lo que trabajó en el bullpen y lo poco que hizo sobre el box bajo un fuerte sol, quedó prácticamente inhabilitado para la apertura dominical.

Sancti Spíritus igualó el play off y pasó a tener ligera ventaja para el duelo definitivo. Tenía fresco al pitcher Yankiel Mauri, un derecho que lo mismo abre que cierra, y había asumido ambas funciones en la temporada, mientras a los indómitos les quedaba la opción de intentarlo con Barbosa o apelar a su taponero, Carlos Font. Se la jugó con el segundo, pese a que no había sido su rol principal en la campaña.

Los del centro de la Isla arremetieron rápido y marcaron dos en el primer inning. Dos que hubieran bastado, porque Mauri fue colgando cero tras cero hasta el noveno capítulo, cuando le hicieron una, pero para entonces ya el juego estaba decidido, pues los espirituanos habían pisado siete veces el home plate.

Después de Font, Barbosa no se hizo justicia y los miembros del equipo de Cienfuegos, sentados cómodamente frente a un televisor comenzaron a definir su estrategia para el primer duelo de la final contra sus vecinos, frente a quienes nunca han jugado desde que comenzaron estos torneos en 2014.

¿QUÉ TRAE LA FINAL?

Después de liquidar en solo dos partidos el cruce ante el último campeón, los sureños llegan descansados a la final y con su rotación lista, mientras Sancti Spíritus no lo hace en las mismas condiciones y además tiene una baja que si bien no tuvo un impacto positivo en la semifinal, ha sido el mejor lanzador del campeonato: Roberto Hernández, quien este lunes se reportó a los entrenamientos de la preselección nacional que se alista para los Juegos Panamericanos de Lima.

Sin Roberto y con Edelso Montesinos, su segundo hombre en la rotación inhabilitado por haber lanzado siete inning el sábado, a Eriel Sánchez, el timonel de los Gallos, no le van quedando muchas más opciones que Adrián Belfast para enfrentar, probablemente, a Bárbaro Herrera, ganador del primer juego contra La Isla en la postemporada.

Si por pitcheo fuera, los cienfuegueros están en mejores condiciones. Dispone de cuatro abridores muy efectivos durante la temporada: Abel Campos, Luis Serpa, Bárbaro Herrera y Alex Pérez y del cerrador José Andrés Córdova, el que más juegos salvó, aunque en su única salida en la semifinal, correctamente utilizado, perdió una buena oportunidad de ponerle el cerrojo al segundo choque.

Su tanda ofensiva dispone de dos horcones en el centro del lineup: Félix Javier Rodríguez y Daniel Pérez, dos muchachos de mucha proyección.

Sancti Spíritus, aun sin Roberto Hernández y con limitaciones en su staff, tiene pegada con el madero, y con Edelso Montesinos y Yankiel Mauri en el box sus oportunidades de éxito aumentan. Acaban de demostrarlo en patio ajeno.

Se les vio, además, una gran capacidad para recuperarse de golpes fuertes, como evidenciaron tras el nocaut del viernes.

Será un play off de cinco juegos. Podría acabarse en tres o cuatro, pero lo más probable es que llegue al límite. Lo único seguro es que será el cuarto campeón diferente en la breve historia de los torneos sub-23.

Medallistas de las cinco ediciones anteriores:

2014: 1-Artemisa, 2-Camagüey, 3-Matanzas

2015: 1-La Habana, 2-Sancti Spíritus, 3-Villa Clara

2016: 1-Santiago de Cuba, 2-Artemisa, 3-Villa Clara

2017: 1-Santiago de Cuba, 2-Villa Clara, 3-Matanzas

2018: 1-La Isla, 2-Las Tunas, 3-Cienfuegos


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos