sábado, 24 de febrero de 2024

Dominio del balón: Erick Hernández continúa muy testarudo

El capitalino quebró su propio récord mundial, al dominar la pelota sentado y pegándole solo con la cabeza durante una hora y 59 minutos...

José Luis López Sado en Exclusivo 29/10/2018
0 comentarios
Erick Hernández
Tuve que trabajar mucho los músculos de la espalda alta y los del cuello, que sufren en demasía en este intento. (Gabriela López Dueñas / Cubahora)

Su testa continúa muy potente y creativa. Y el lobby del Hotel Parque Central volvió a ser su guarida. Allí, el capitalino Erick Hernández, de 52 años de edad, quebró su propio récord mundial al dominar la pelota sentado y pegándole solo con la cabeza durante una hora y 59 minutos.

Lo peculiar de este intento fue que lo hizo con un peso de kilogramo y medio atado a sus tobillos, algo que ha empleado en sus tres últimas pruebas en busca de cotas del orbe. Y así rubricó su récord con amplitud, el cual databa del 17 de julio del pasado año y era de 43:05 minutos, conseguido en el Hotel Copacabana.

Ciertamente, Erick debió emplearse a fondo para poder controlar a la Telstar 18, aunque según comentó, le gustó mucho las buenas condiciones creadas por los directivos del hotel, pues le acondicionaron un área con excelente iluminación, espacio amplio y buen fresco, ese que tanto se necesita para signar una buena marca.

“Este nuevo intento con peso en los tobillos me ayuda a mantener la postura, porque en esta modalidad de dominio del balón el núcleo parte de los pies. Aun así, debo mantener un control mucho más exacto del golpeo en el eje vertical”, comentó Erick.

“Tuve que trabajar mucho los músculos de la espalda alta y los del cuello, que sufren en demasía en este intento. Pero nunca perdí la verticalidad del balón. Estaba bien preparado. Lo había logrado en las sesiones de entrenamiento”, aseveró el dominador capitalino a Cubahora tras finalizar el intento.

Erick destacó que debió hacer varios cambios en la posición de sentado cuando sentía agotamiento.
“La espalda alta, los músculos que se encuentran alrededor del omóplato, así como los trapecios, se desgastan en la medida en que avanza el tiempo. Por eso necesité cambiar la postura, llevaba los brazos al frente y hacia atrás para relajarme. Y pude conseguir esta nueva marca”, enfatizó Hernández, quien no empleó, como en otras ocasiones, las alfombras en el suelo para evitar un percance cuando suda, dado lo exigente del intento.

Para fines de año quiero dominar con los pies, parado y con peso. “Esa es de las pruebas que los dominadores llamamos de ‘largo aliento’, las cuales exigen más trabajo e incluye muchas horas de gimnasio para poder bajar un poco mi peso corporal”, aseveró Erick.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos