jueves, 1 de diciembre de 2022

Domadores, sin látigo ante Tigres

La franquicia cubana cayó este sábado 2-3, como visitantes de Tigres de Uzbekistán en los cuartos de final...

José Luis López Sado en Exclusivo 14/05/2017
0 comentarios
 Erislandy Savón
Con el match perdido, el subcampeón mundial Erislandy Savón (91) no tuvo que emplearse a fondo para sortear las pocas dificultades que le mostró el desconocido Sanjar Tursunov.

Los Tigres de Uzbekistán pararon al graderío en el anfiteatro al aire libre de la ciudad de Samarkanda. Y no era para menos. Feroces y decididos para enfrentar al favorito monarca exponente Domadores de Cuba, salieron airosos con total justicia por 3-2, en el duelo de la categoría C-1, que enroló las divisiones de 49, 56, 64, 75 y 91 kilogramos. Y el público aplaudió la victoria en este primer pulso.

 Las dos primeras peleas, cumplieron con el pronóstico precompetencia, que daba vencedores a los púgiles locales.

 En la inicial, el campeón olímpico Hasanboy Dusmatov (49 kgs) marcó siempre el ritmo de pelea y superó 3-0 (doble 50-45, 48-47) al camagüeyano titular mundial y bronce en Río Joahnys Argilagos, en un combate aburrido del cual, realmente, se esperaba más.

 El anfitrión tiró y pegó más, basado en la pelea en la corta distancia. Además, se mostró más fuerte y supo solventar las escasas oportunidades que tuvo Argilagos. Los jueces fueron justos y le tributaron el veredicto favorable.

 Y luego, en un combate muy cerrado y de constantes intercambios en las tres distancias, el bronce olímpico Murodjon Akhmadaliev (56) sacó la mejor parte frente al campeón mundial juvenil del 2014 Javier Ibáñez –quien no dio ni pidió tregua- para vencer 2-1 (doble 49-46, 47-48). El local hizo mucho daño con sus swinnes de derecha, además de encontrar la vía para evitar los constantes golpes rectos de derecha que le tiraba el matancero.

 Con el match en contra 0-2, los alumnos del jefe de entrenadores Rolando Acebal necesitaban un triunfo que, al menos, los mantuviera con vida en pos de un triunfo final por 3-2. Y el oro panamericano Andy Cruz (64) dio respuesta positiva con una clase magistral de boxeo frente al titular asiático Ikboljon Kholdarov, a quien le mostró lo que se debe y no se debe hacer sobre un cuadrilátero.

 El matancero le impuso velocidad a sus piernas y manos, le pagó al rival todo tipo de golpes en las tres distancias y, con su buen arsenal defensivo, evadió los impactos de los muchísimos golpes que le lanzaron. Los jueces patentizaron tal maestría y los tres votaron a su favor: doble 49-46 y 50-45.

 Pero la oportunidad de los Domadores se escabulló luego con la derrota del campeón olímpico Arlen López (75) ante Israil Madrimov, medallista de oro en Asia.

 Conocedor del rango del rival al que enfrentaba, el local salió decidido a «todo o nada». Y lo consiguió todo, con su cómodo triunfo 3-0 (doble 50-45, 49-46). Arlen no fue ni la sombra del boxeador que todos conocemos. Inefectivo en ataque y defensa, no pudo detener a Israil, puro tigre violento e impetuoso, que le pegó con todo y durante casi el pleito completo.  

 Con el match perdido, el subcampeón mundial Erislandy Savón (91) no tuvo que emplearse a fondo para sortear las pocas dificultades que le mostró el desconocido Sanjar Tursunov, debutante en WSB. El guantanamero le sacaba varios centímetros de estatura y le empleó un efectivo ataque desde la larga distancia, con su jab izquierdo para mantenerlo a distancia. El voto fue unánime: 50-44, 49-46, 50-45.

 Este match culminará el próximo viernes, cuando los Domadores reciban a los Tigres uzbekos en la Ciudad Deportiva capitalina, en combates en la categoría C-2, que enrola las divisiones de 52, 60, 69, 81 y +91 kilogramos. Si hubiese un empate final (5-5), el ganador se definiría con otro pleito en los superpesados.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos