jueves, 8 de diciembre de 2022

Domadores no creyeron en Rusia: 4-1 en Moscú

La única derrota de los Domadores fue al aval del campeón olímpico Roniel Iglesias frente a Radzhab Butaev...

José Luis López Sado en Exclusivo 21/03/2015
0 comentarios

Rusia era el nuevo rival. Pero los Domadores no creyeron en eso. Ya los habían vencido 5-0 en La Habana y ahora, aunque iban en rol de visitantes, querían acuñar una labor al menos parecida. Y así fue, pues este viernes salieron airosos 4-1, en la décima fecha de la V Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés), con sede en el Palacio de los Deportes Dynamo Basketball, de Moscú.

Una vez más, el arte se impuso al músculo. La tropa del jefe de entrenadores Rolando Acebal impuso su mejor ABC boxístico, en tanto los rusos sacaron a relucir su tradicional empuje y potencia física, que solo les dio resultado favorable en el tercer combate.   

En ese pleito, Radzhab Butaev puso el ritmo, no dejó de tirar, conectó con mayor acierto y ganó los tres primeros rounds frente al campeón olímpico Roniel Iglesias (69). El anfitrión empujó, se metió en la corta distancia y pegó los mejores golpes para mantener invicto en cinco presentaciones. El pinareño se decidió a combatir con más energía y aplomo en los asaltos finales y logró sacar ventaja, pues los tres jueces le vieron ganar 10-9. Pero la reacción fue tardía e infructífera y el local se llevó el premio por unanimidad: 3-0 (triple 47-48). Este devino segundo fracaso de Iglesias en la V WSB.

Los Domadores habían abierto con sonrisa de Yosbany Veitía (52 kg), quien aún no conoce la derrota ya que firmó su triunfo 13 al hilo en WSB, si se suman los ocho logrados en la pasada temporada. Ahora superó a Ovik Ogannisian, a quien demolió paulatinamente con sus veloces golpes rectos y swinnes, especialmente por dentro. El merecido 3-0 favorable de los jueces (doble 50-44 y 50-43), habla a las claras del amplio dominio del púgil espirituano.

Luego, en el combate más atractivo de la noche, el bicampeón mundial Lázaro Álvarez (60) tuvo que emplearse a fondo en el quinto asalto para superar la severa resistencia que le dio el debutante fajador Artur Subkhankulov. Al anfitrión poco le importó tener delante al experimentado pinareño, que pegó mucho pero también recibió más de lo que tradicionalmente permite a sus rivales, si valoramos su mejor aval técnico. El público aplaudió la entrega de ambos. Triunfo por 2-1 para Álvarez (doble 49-46) y un 47-48.

Después, el doble titular del orbe Julio César la Cruz (81) paseó la distancia ante Gamzat Gazaliev. Le bajó la guardia, provocó sus fallos en el ataque, lo neutralizó al contragolpe y evadió todo tipo de embestidas de Gazaliev, quien se dedicó más a empujones que a pelear con buen criterio. Otro 3-0 (doble 50-45 y 49-46) para el rey de la riposta entre los pugilistas cubanos. 

Y finalmente, Leinier Peró (+91) le dio un recital de boxeo al lento mastodonte Maxim Babanin, quien había vencido el año pasado al capitalino Yoandris Toirac. Jab de derecha fuerte, combinado con swinnes y ganchos de izquierda, hicieron intocable al camagüeyano, quien mantuvo la mano delante y  defendió bien con las manos y el torso: 3-0 (doble 50-45 y 48-47) fue su cosecha favorable.

Los Domadores cerraron sus cortinas frente a Rusia en esta V WSB, con saldo de nueve éxitos y un solo revés. Y siguen invictos en diez semanas, con 30 puntos, merced a 44 combates ganados y solo seis perdidos. El próximo viernes, como visitantes, enfrentarán a los Dragones de China.


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos