jueves, 1 de diciembre de 2022

Domadores «apagaron el fuego» de los Dragones

La franquicia cubana venció en las cinco peleas al cuadro asiático y mantuvo su invicto en 20 combates...

Cubahora en Exclusivo 07/02/2015
0 comentarios

Más que experiencia-eso era lo que venían a buscar-, los debutantes Dragones de China regresan a Beijing con una soberana paliza de 5-0 recetada por los invictos Domadores de Cuba, en el cartel de este viernes por el grupo A, en la cuarta semana de la V Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés).

Fue un vendaval de golpes lo que recibieron los asiáticos en el Coliseo de la Ciudad Deportiva capitalina. Y no podía ser de otra manera. Su quinteto, desconocido totalmente en el mundo boxístico, sabía por adelantado que no iban a ganar ningún combate.

Ellos venían a aprender de los cubanos. Pero lo que no imaginaron fue que recibirían una disertación de golpes tan potentes desde todas las distancias y ángulos posibles. Con ese pobre aval competitivo, no ganaron ni un round contra el equipo que, por demás, es el actual monarca de la WSB.

En un Coliseo capitalino totalmente vacío, llovieron los golpes por doquier de los alumnos jefe de entrenadores Rolando Acebal, quienes coincidieron al afirmar categóricamente que «este tope formó parte de nuestra preparación para los Juegos Panamericanos de Toronto y el Campeonato Mundial en Doha, Qatar.

La fiesta la comenzó el medallista de bronce mundial Yosbany Veitía (52 kilogramos), quien superó 3-0 (49-46 y doble 50-45) al inexperto Yong Chang. Movimientos de torso, buena esquiva y combinaciones de todo tipo al mentón del chino, dieron la razón a la votación de los jueces favorable al espirituano, quien el año pasado terminó invicto en ocho peleas en la IV WSB.

En la segunda pelea, el bicampeón mundial ligero Lázaro Álvarez le dio una clase magistral de buen boxeo a Jun Shan. Su jab de derecha llegó en reiteradas ocasiones a la cara del rival, y combinado con diversos swinnes y rectos de izquierda, fueron inatajables para Shan. Entonces, merecido 3-0 (49-46 y doble 50-44).

La tercera sonrisa fue al aval del subcampeón mundial 2013, Arisnoidys Despaigne (69), ante Hurichabilige, un mongol nacionalizado chino que dio pelea, pero no pudo concretar sus intentos por llegar a la anatomía del santiaguero, quien aprovechó el fallo del rival y supo imponer el ritmo de pelea. Los jueces le dieron un favorable 3-0 (doble 48-47, 48-46).

Entretanto, el bicampeón del orbe Julio César La Cruz (81) tramitó sin contratiempos su duelo ante Guojun Shi, que apenas pudo defenderse de los golpes del camagüeyano, especialmente a la riposta. La Cruz nunca arreció su ataque. Se limitó a marcar puntos ante un pálido rival incapaz de responderle. Y el 3-0 fue el más amplio que he visto en esta V WSB: triple 50-43.

Finalmente, el superpesado Leinier Peró no creyó en los 25 kilogramos de peso que le llevaba el serbio Vladan Babic, refuerzo de los Dragones. Le tiró mucho, fue más efectivo y lo engañó reiteradamente sobre el ring, pues le amenazaba tirarle rectos al rostro y luego se los lanzaba al estómago. Babic no supo responder y así llegó el quinto veredicto de 3-0: doble 50-44 y 49-46. 

Tras este resultado, los Domadores devienen única franquicia con balance de 20 combates ganados y ninguno perdido, para liderar el grupo A con 12 puntos. Mientras, los Dragones presentan cota de cinco triunfos y 15 derrotas.



Deja tu comentario

Condición de protección de datos