domingo, 4 de diciembre de 2022

Deporte cubano en 2015: Varilla a media altura (II)

Varias exaltaciones a Salones de la Fama de deportistas cubanos, visitas de importantes figuras del mundo del músculo a la Isla, así como una apertura mayor al proceso de contrataciones en el exterior también sobresalieron este año...

Joel García León en Exclusivo 01/01/2016
0 comentarios

Más allá de los triunfos en eventos internacionales y un amplio calendario nacional, el deporte cubano vivió un 2015 cargado de otros acontecimientos tan o más trascendentales que las propias 18 medallas en campeonatos mundiales o el cuarto lugar en los Juegos Panamericanos de Toronto. Y ellos merecen no pasar por alto en cualquier recuento serio.

DE FAMOSOS EN SALONES

La exaltación a Salones de la Fama de varios deportes es un reconocimiento que engrandece no solo al elegido, sino a su país. Driulis González se convirtió en la segunda cubana que accede al Hall de la Fama del Judo; mientras Ruperto Herrera recibió igual reconocimiento en el baloncesto, algo que nunca había recibido un jugador caribeño desde la instauración de este galardón.
Como si fuera poco, varios atletas y entrenadores entraron en diciembre al Salón de la Fama de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Atletismo. Iván Pedroso, Anier García, Olisdeilys Menéndez,  Alejandro Casañas, Iván García, Luis Alberto Pérez-Rionda y José Ángel César, ascendieron a partir de sus medallas olímpicas y mundiales, en tanto Irolan Hechavarría y Amarilis Hernández lo hicieron en el apartado de preparadores.

VISITANTES ILUSTRES

Durante los últimos 12 meses, varias personalidades del deporte se animaron a visitarnos, incluso par de clínicas de la National Basketball Association (NBA) y la Major League Baseball (MLB) se impartieron en nuestras instalaciones, con un amplio impacto entre los participantes.
Los equipos de fútbol Cosmos de Nueva York —con el astro Raúl González incluido—  y Santos Laguna de México celebraron partidos amistosos en el estadio Pedro Marrero. Para el primero de ellos, un amplio despliegue mediático provocó que hasta Edson Arantes do Nascimento (Pelé) se llegara hasta La Habana.

Meses después imitaron al brasileño, dentro de la gran sombrilla de que Cuba está de moda, el boxeador estadounidense Floyd Mayweather, y los peloteros Miguel Cabrera (Venezuela), Nelson Cruz (Dominicana) y Clayton Kershaw, (Estados Unidos). También varios federativos de judo, béisbol, boxeo, esgrima y fútbol pasaron por nuestra Isla, en la que Diego Armando Maradona grabó junto al periodista Víctor Hugo el programa De Zurda de Telesur.

CONTRATOS Y APERTURAS

Luego de la aprobación en el 2013 del proceso de contratación para nuestros deportistas, fue el 2015 un año en que se desempolvaron varios contratos y más allá del béisbol —rompió el hielo hace dos años en la pelota profesional japonesa—, ocho disciplinas lograron insertar figuras en circuitos o torneos de 12 países.
Balonmano (5), baloncesto (4), polo acuático (2), boxeo (1), lucha (5), voleibol (6), fútbol (2) y béisbol (13) son hoy las abanderadas de un proceso que pretende crecer en números para el 2016 e incorporar otros deportes como el ciclismo, tenis, atletismo, natación y judo, por solo citar los que más interés han despertado.

DEPORTE PARA DISCAPACITADOS

Sin duda, la fuerza y atención del deporte para personas con discapacidad siguió siendo prioridad en el 2015 para Cuba, que participó en dos grandes eventos: los Juegos Parapanamericanos de Toronto y el campeonato mundial de atletismo en Doha, Catar.
Un sexto escaño en la lid continental, con balance de 19 títulos y 47 preseas en total, así como siete doradas y 11 medallas en la lid atlética resumen el aspecto cuantitativo, al tiempo que varias nombres alcanzaron sus boletos para los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016.
Omara Durand se erigió como la vedette de este grupo al sobresalir en ambos certámenes y ser incluida a finales de año en el lugar siete de la lista de 50 mejores momentos del 2015 que reconocer el Comité Paralímpico Internacional.

Apenas restan nueve meses para el cierre del actual ciclo olímpico (2012-2016). Y si nos atenemos a lo logrado en materia deportiva por Cuba, debemos ratificar que la varilla está a media altura, no solo por los resultados que nunca llegaron, sino también por las irregularidades económicas y subjetivas que aún persisten para mantener una de las conquistas más palpables de la Revolución.
 


Joel García León


Deja tu comentario

Condición de protección de datos