jueves, 23 de mayo de 2024

Denia y Yaimé dan el primer paso

Las cubanas estarán en la final del lanzamiento del disco...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 12/08/2017
0 comentarios
Denia Caballero, retrato
Denia Cabellero estará en la final en Londres.

Leonel Suárez se marchó temprano. Se retiró de la competencia en el mismo arranque del decatlón del mundial. El mejor decatleta cubano de todos los tiempos no pudo cumplir la meta de tener, en Londres, una buena actuación. Con su salida se borraron, de un chasco, sus sueños y los nuestros.

Ya Ashton Eaton no está. Su retirada de la alta competición ha sido bien aprovechada por el francés Kevin Mayer que manda en la tabla general con 4478 puntos después de las primeras cinco pruebas. Ashton, hay que destacarlo, se fue porque quiso. De no ser así, seguramente estaríamos hablando de él.

Rose Mary Almanza terminó en la cuarta posición de su semifinal y no pudo avanzar a la final. Corrió en 1:59.79 minutos, superada por Ajee Wilson (1:59.21), y Melissa Bishop (1:59.56). Las dos primeras, clasificadas directamente para la final donde también estarán la polaca Angelika Cichocka, la británica Linsey Sharp, la estadounidense Charlene Lipsey, la de Burundi Francine Niyonsaba, la keniana Wambiu y la favorita sudafricana Caster Semenya, por supuesto.

A Cuba le quedan las opciones del relevo 4x400 masculino, que buscará clasificarse este día 12 y el lanzamiento del disco para damas, señalado para el día 13. Una final donde estarán Yaimé Pérez y Denia Caballero. También Sandra Pérkovic, que clasificó con envío de más de 69 metros, mostrando que le apetece, como a ninguna, titularse. Por aquello de recuperar lo que, ante Denia Caballero, perdió en 2015.

BRITTNEY, POR CUARTA VEZ

Brittney Reese se emocionó. Un salto de 7.02 metros la guió hasta el cuarto título mundial de su pródiga carrera deportiva y lo festejó, como quien gana por primera vez. Había nostalgia en su mirada. Satisfacción en su rostro.

Sacó el título, el cuarto. Berlín 2009, Daegú 2011, Moscú 2013 y ahora, Londres 2017. Le costó, pero se sostuvo. Tianna Bartoletta era una rival de mucho cuidado, también Ivana Spanovic y Darya Klishina, que, por fin, se sumó a la fiesta. Y es que la rusa siempre llegaba bien , pero se quedaba en el intento. Este viernes 11 fue distinto; Klishina fue consistente. Brincó 7 metros y se colgó la presea de plata. Spanovic y Bartoletta pujaron fuerte, aunque fue la última quien se colgó la de bronce gracias a un intento final de 6.97 que dejó por 1 centímetro fuera del podio a la serbia Spanovic. Cierto es que a la campeona olímpica no se mostró complacida por ubicarse tercera, pero de seguro guardará la presea junto al recuerdo, dulce, de haberla ganado en una de las batallas más reñidas de los últimos tiempos en el salto de longitud.

En Londres se brincó duro y Reese volvió a la cima de esta especialidad que la ha visto, año tras año, coronarse. De Berlín a Moscú, la estadounidense siempre terminó en la cima. Lo hizo al aire libre y bajo techo, también en los Juegos Olímpicos. Toda una hazaña.

A propósito, Estados Unidos va con buen paso. Ha ganado en sus pruebas fuertes y se ha metido en otras más. Por ejemplo, en los 3000m con obstáculos femeninos, donde ganó oro y plata con Emma Coburn y Courtney Frerich.  Kenya quedó para el bronce.

Pawel Fajdeck (79.81m) se ratificó en el lanzamiento del martillo, Dafne Schippers (22.05) dominó los 200m y Sally Pearson, contundente, se permitió una victoria de 12.53 segundos en las preliminares de los 100 metros con vallas.

Al mundial le quedan dos jornadas y muchas historias para contar.


Compartir

Lilian Cid Escalona

Me gusta contar historias.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos