miércoles, 24 de abril de 2024

De la reserva a los resultados en el deporte cubano

Debilidades y amenazas de un proceso considerado como único desde la base hasta las instituciones de nivel nacional...

Eyleen Ríos López en Exclusivo 04/07/2020
0 comentarios
dEPORTE CUBANO BASE
En la actualidad en el primer eslabón de la reserva deportiva se ofrece atención a más de un millón de alumnos de todos los niveles educacionales

Algunos de los factores que influyen de forma negativa en los resultados del deporte cubano se mostraron este viernes durante la jornada inicial de la I Conferencia Online de Ciencias Aplicadas del Deporte de Alto Rendimiento (Cocar 2020).

El interesante tema lo compartió el Ms. C. Oscar Arturo Nuevo Reyes en una ponencia titulada Reserva deportiva, debilidades y amenazas, en la cual recorrió —basado en estadísticas— cuestiones que sobresalen en un proceso considerado como único desde la base hasta las instituciones de nivel nacional.

Las matrículas, primer eslabón de la cadena; las escuelas integrales deportivas (Eide); el personal especializado que atiente a los atletas; las promociones a las escuelas superiores de formación de atletas de alto rendimiento (Esfaar); y la disminución de la natalidad en la Isla destacaron entre los tópicos abordados.

El jefe del departamento técnico metodológico de la Dirección General de Alto Rendimiento del Inder analizó el actual ciclo olímpico y presentó cifras comparativas entre los años 2017, 2018 y 2019.

En la actualidad, por ejemplo, en el primer eslabón de la reserva deportiva (la base) se ofrece atención a más de un millón de alumnos de todos los niveles educacionales, con un claustro de elevado nivel, pues el 68% posee nivel superior.

Como debilidades del proceso se mencionaron la elevada cifra de bajas en los centros de alto rendimiento (mil 685 el curso anterior); la disminución de practicantes en áreas deportivas; y el significativo número de atletas de perspectiva inmediata (API) identificados fuera de las escuelas especializadas.

«Esos atletas se encuentran en los municipios, donde la preparación no tiene el mismo rigor que en las escuelas del sistema deportivo», explicó Nuevo Reyes sobre este último fenómeno.

Otro aspecto interesante en la comparación, y que confirma la necesidad de mejorar el trabajo actual, tiene que ver con la insuficiente promoción a las Esfaar y las bajas producidas en cada curso.

El mejor trabajo en ese sentido, dijo Nuevo Reyes, se identifica en Cienfuegos, provincia con menos bajas escolares. Artemisa y Mayabeque transitan el camino contrario.

El peligro mayor al respecto son las llamadas bajas negativas, dadas por evaluaciones técnicas, médicas o docentes, y por solicitudes expresas de los atletas.

En 2017 se produjeron en el país mil 847 bajas, lo que representó el 14,6% de la matrícula total. El indicador bajó levemente en 2018, a mil 818 (13,6%); y un poco más en 2019, a decir mil 685 (12,5%). No obstante, esos números son todavía demasiado elevados.

Otras amenazas para la reserva deportiva en la Isla lo constituyen el envejecimiento poblacional, las limitaciones económicas y la relación entre población urbana y rural.

Al cierre del pasado año, la población cubana ascendía aproximadamente a 11 millones 193 mil 470 habitantes, con solo el 15,8% entre cero y 14 años de edad. En ese rango se trabaja para localizar la reserva deportiva de la nación.

Nuevo Reyes instó a una mayor eficiencia en la identificación de la reserva, a incrementar la práctica organizada con salida competitiva en la base; y a la necesaria generalización de los resultados científicos al respecto.

Cocar 2020, convocado por el Inder, ofrece a través de internet más de 100 trabajos relacionados con el desarrollo del deporte de alto rendimiento. Cuenta con ponentes de Cuba, Perú, México, Venezuela y Angola.


Compartir

Eyleen Ríos López


Deja tu comentario

Condición de protección de datos