domingo, 27 de noviembre de 2022

De la Can-Am al tope con USA Baseball, pensando en Lima (+Estadísticas)

Después de ganar ocho juegos en la Liga Independiente Canadiense-Americana, pero sobre todo aprovechar la gira como laboratorio táctico, Cuba sostiene hasta el sábado el tradicional tope con los universitarios de Estados Unidos...

Norland Rosendo González en Exclusivo 04/07/2019
0 comentarios
Raúl González-Liga Can Am

La ruta crítica del béisbol cubano rumbo a los Juegos Panamericanos de Lima va cumpliéndose, en términos burocráticos, «tal como estaba en el plan». Afortunadamente, se salvó la asistencia a la liga Can-Am y el tope con la escuadra universitaria de Estados Unidos, pues la girita por San Luis de Potosí, deportivamente hablando, no aportó mucho ante unos rivales casi adolescentes.

Rey Vicente Anglada se llevó consigo a tierras norteñas a un grupo en el que abundaban los jóvenes. Allá donde el béisbol es superior al que se juega en Cuba, aunque lo más que haya en los clubes de la Can-Am sean descartes de MLB y aspirantes que tendrán que esforzarse por encima de sus potencialidades para entrar a la Gran Carpa. Así y todo, es más béisbol que nuestra Serie Nacional.

Fueron 15 juegos casi seguidos, con apenas dos días de descanso, más bien de viaje, intercalados, lo que sirvió para probar las capacidades físicas y mentales y su impacto en la correcta ejecución de los gestos técnicos y en la táctica.

No todos los que están por aquellos lares con el traje del Cuba estarán en Lima y también algunos que sí están por aquellos lares sin el traje del Cuba estarán en Lima. Es un juego de palabras que aplica para los planes de la dirección del equipo, que tiene en mente darle a nuestra afición el primer alegrón después de varios años «cogiendo golpes» en cuanto evento internacional se presenta.

En los trabajos En la piel de un Rey (parte I y II), adelantamos algunas ideas sobre los candidatos que podrían ser convocados para Lima. Ahora tenemos los números de lo sucedido en la Liga Can-Am, además de tres lamentables bajas por abandono del equipo (Yoelkis Céspedes, Orlando Acebey y Norge Carlos Vera), y eso ayuda a visibilizar debilidades y fortalezas en el elenco que comenzó anoche la serie amistosa con el conjunto universitario de USA-Baseball.

El saldo de 8 y 7 limpió un poco la imagen de 2017, cuando Cuba terminó con 5-16, después que en la temporada de 2016 había ganado 11 de 20 partidos. Un dato curioso: en las tres giras, incluida la recién finalizada, han participado solo tres jugadores nuestros: Yosvani Alarcón, Raúl González y Frank Luis Medina.


Yosvani Alarcón. (Foto: Phil Selig).

La línea ofensiva de la selección insular fue de .249/.315/.345, números rojos en los tres indicadores, pese a que Anglada movió mucho el lineup buscando el óptimo para Lima. Por encima de fugaces y estériles triunfos, el timonel ensayó variantes tácticas, estudió a sus muchachos en situaciones estresantes y fue despejando, con calma, ecuanimidad, las tantas interrogantes que llevó al periplo.

Aquilató lo que tiene y comprobó lo que falta. Puso a correr a sus muchachos, quienes robaron 15 bases en 18 intentos, un alto porcentaje de efectividad en esa jugada que es casi siempre mucho mejor que el conservador toque en sacrificio; aunque ojo, no parece que sean los cátchers de la Can-Am muy efectivos a la hora de capturar estafadores, pues en 2016 Cuba terminó con balance de 13-9 y en 2016 les cogieron a un solo «ladrón» de diez que salieron al asalto de una base.

La baja producción de extrabases (23), impacta en un Poder Aislado (SLUG-AVE) de apenas .096, lo que unido a un OBP de .315, obliga a Anglada a aumentar su arsenal de opciones tácticas para fabricar carreras. De ahí que robar con eficiencia para poner corredores en posiciones anotadoras y hacer ajustes en el swing para conectar más batazos de aire que rodados, se tornan claves en las aspiraciones del equipo.

Todos los lanzadores tuvieron oportunidades en las funciones para las cuales los están formando dentro del staff, y en el caso de la rotación abridora, Lázaro Blanco, Freddy Asiel Álvarez y Yariel Rodríguez cumplieron su cometido. Rafael Sánchez dejó una grata impresión como taponero, aunque en sus dos últimas salidas regaló cinco boletos.

TOPE CUBA-EEUU

El tope con la escuadra colegial de Estados Unidos les vuelve a exigir a los cubanos. Tras cuatro años perdiendo la serie, Cuba ya no goza de la ventaja que alguna vez tuvo en estos pareos que comenzaron en 1987. La primera temporada, hasta 1996, había dejado un balance de 30-21 a favor de los nuestros; pero desde 2012, cuando se reanudaron estos juegos, son los norteños los que van delante (19-15).

Más allá de los números, que son importantes, pero no la prioridad ahora, Anglada tendrá otro termómetro en sus manos y los jugadores otra oportunidad para mostrar «lo aprendido» ante lanzadores que suelen mezclar los pitcheos sobre las 94 MpH con cambios de velocidad y rompimientos, que tienen control sobre los envíos y descubren rápido las zonas vulnerables de cada bateador.

Aunque no se ha dicho, ya Anglada sabe a quiénes de los contratados en ligas va a convocar para Lima. Hay nombres que no son un secreto para nadie: Yurisbel, quien pegó este martes su jonrón 17 en Japón, y Liván Moinelo. Sin Yoelkis Céspedes, Oscar Luis Colás es otro que casi seguro hará el viaje de Tokio a Lima. Y de Canadá, quizá más de uno tome el avión rumbo al sur.

Lo sabremos pronto, antes del tope con la selección nacional de Nicaragua, pactado para los días 12, 13, 14 y 15 de julio.

Les dejamos la actuación de los cubanos en la Liga Can-Am, una compilación del estadístico Arnelio Álvarez. 


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos