sábado, 15 de junio de 2024

De atletismo y las oportunidades en Toronto

El lanzamiento del disco(f), el triple salto masculino(m) y los 800m entre las damas clasifican como las especialidades de más claras opciones al título panamericano en esta edición...

Lilian Cid Escalona en Exclusivo 16/07/2015
2 comentarios

El panorama atlético para los Juegos Panamericanos de Toronto se visualiza complejo. A  juzgar por la inscripción preliminar, de mucha más calidad que la edición precedente. Y es que, además de los cubanos que acuden con el arsenal completo, figuras  de élite como Jennifer Suhr, Fabiana Murer, Caterine Ibargüen, David Oliver, Keston Bledman, Kerron Stewart, Keshorn Walcott, Derek Drouin y Wallace Spearmon engalanan las convocatorias anunciadas por sus respectivas federaciones.

Asimismo, el calendario favorece mucho estos juegos. El atletismo competirá entre el 18 y el 25 de julio y en tal fecha solo coincide con la Liga de Diamantes de Londres (24), lo cual deja la puerta abierta para que algunos de los grandes se animen a probarse en la pista de la Universidad de York.

La lid llega en un momento en el que la forma deportiva de los atletas camina hacia su estado óptimo, y en ello le gana desde el mismo arranque la partida a Guadalajara, organizada  en septiembre  cuando el calendario y sus artífices se aprestaban  a tomar unas merecidas vacaciones después de intensos meses de trabajo.

Este año, los papeles se han invertido. Los juegos panamericanos aparecen en el momento óptimo y se convierten en una digna antesala para el Campeonato Mundial de Beijing, tarjeteado entre el 22 y el 30 de agosto.

Si de recuerdos se trata, es imposible olvidar cómo hace 4 años, en tierra tapatía, Cuba arrasó en el campo y  pista con un total de 33 preseas, 18 de ellas de oro para superar a Brasil (23 total, 10 títulos) y a un inmemorable Estados Unidos (18 y 4), que acudió con un equipo discreto, en demasía. Cuestiones que no van a repetirse, ni para unos, ni para otros.

Una mirada rápida sitúa al lanzamiento del disco(f), el triple salto masculino(m) y  los 800 m entre las damas como las especialidades con las más claras opciones, cuasi irrefutables,  de cara al título en esta edición.

Cierto es que Denia Caballero y Yaimé Pérez llegan en un momento excelente, esta especialidad no cuenta con muchas atletas de máximo nivel en el área y ello hace a las cubanas amplias favoritas para dominar. Jorge Fernández podría imitarlas entre los hombres, pero retener su título dependerá de cuántos metros pueda recuperar tras la lesión que sufrió en el Mitin Internacional de Bilbao en junio pasado. Este año el discípulo de Raúl Calderón tiene su tope anclado en 62.35 metros y  tendrá que emplearse a fondo para imponerse en un pulso donde los jamaicanos Jason Morgan y Frederick Dacres, los estadounidenses Jared Schuurman y Russ Winger y el colombiano Mauricio Ortega, podrían ser los principales animadores.

En el triple salto, Pedro Pablo Pichardo anda un paso por delante en relación a sus rivales de la ocasión. El resto de contendientes son saltadores de menos de 17 metros, salvo su compatriota Ernesto Revé,  y ello favorece las opciones conque aterriza en la cita el saltador santiaguero. Considerando que PPPP trae a cuestas cuatro saltos superiores a los 17.90m, en un día de gracia, podría perfectamente modificar la plusmarca de su especialidad. Los 17.89 metros hechos en 1975  por el brasileño João Carlos de Oliveira es una de las marcas más longevas vigentes para la cita regional.  Cuba tiene oportunidad de hacer el uno-dos pero habrá que aguardar a ver como se desdobla Revé, pues el guantanamero arrastra algunas molestias que han sido condicionantes para su rendimiento. A saber, al concluir la cita panamericana, Revé tomará un receso en su actividad  para someterse a tratamiento con células madres en busca de la óptima recuperación de su forma física.

Las oportunidades en el femenino radican en que tanto Dailenis Alcántara como Liadagmis Povea logren emplearse a fondo para acceder al podio, sobre todo porque con sus marcas no clasifican entre las cinco primeras y porque la presencia de Catherine Ibargüen le resta muchísimas posibilidades al resto.

En los 800m, la temporada favorece a Rose Mary Almanza, aunque la prueba ha reunido atletas de buen nivel donde destaca la estadounidense Alysia Johnson-Montano (1:59.15), bronce en Moscú y quinta en Londres y su coequipera Sahily Diago (1:59.91). También hay que considerar la presencia de la jamaicana Natoya Goule (1:59.63) y las locales Melissa Bishop y Jessica Smith.

Dada la progresión de Rose Mary, hay que mantener la vista sobre el registro la lid, fijado en 1:58,71 y firmado en La Habana 1991 por nuestra Ana Fidelia Quirot. Aunque su preparador Nelson García no se arriesga pronosticando, “estas carreras son muy tácticas -dice- la gente va a ganar y no a buscar marcas de relevancia”.

Entre los hombres, Andy González se ha preparado bien, pero encontrará oponentes como Rafith Rodríguez, Clayton Murphy, Brandon McBride y Ryan Martin de mejores actuaciones que él en esta temporada. Andy suele doblar distancias, pero este año, el calendario caprichoso ha hecho coincidir la semifinal de 1500 m con la final de los 800m. De no haber cambios, se verá obligado a decidir entre ellas.

Yarisley Silva, Leonel Suárez y Roberto Janet tienen herramientas para imponerse, aunque cada uno, con obstáculos particulares por delante.

Silva, monarca de Guadalajara, competirá en un ambiente elitista,  con la presencia de Fabiana Murer (Campeona Mundial de Doha y Daegú) y de Jennifer Suhr (Campeona Olímpica en Londres y subcampeona mundial). Así, los 4.73m que acreditan a nuestra muchacha este año no parecen suficientes  para aspirar a retener la corona ya que tanto Suhr como Murer han superado los 4.80m en la temporada.  Con esos truenos, el récord panamericano, fijado en 4.75m por la propia Yarisley Silva en 2011, parece tambalearse.

Leonel Suárez se presenta con 8027 puntos y anda reinsertándose en la competición tras un período de recuperación. Por inscripción, lidera su compañero Yordani García (8186)  aunque habría que considerar además, al brasileño Luiz Alberto Araujo, el local Damian Warner o el granadino Kurt Felix.

En el martillo Roberto Janet sale favorito con sus 78,02m. Va dos metros por delante de los norteamericanos inscritos, que por “expediente”, se erigen como los principales contendientes. Quien alcance  llevar su implemento hasta los 76 metros o más, huele a título y el cubano es quien parece tener más “vista” la distancia.

Por otro lado del “organigrama” andan Guillermo Martínez, Lázaro Borges y Adriana Muñoz, monarcas vigentes pero sin los bríos de antaño. En la jabalina, existe un chico llamado Keshorn Walcott que acaba de superar los 90 metros mientras que Guillermo apenas ha sobrepasado los 75 metros. Tanto es así, que aparece duodécimo entre los 13 enlistados, por detrás, incluso, de su coequipero Osmani Laffita que le antecede con un resultado de 77.18 metros.

Borges, titular en 2011 y recordista de la cita, se presenta con una temporada avalada 5.20m y es último entre los concursantes anunciados, entre los cuales el brasileño Thiago Braz (5.92) y el canadiense Shawn Barber (5.91) se roban la arrancada.

Adriana, en tanto, trae a cuestas el doblete de 800 y 1500m, está última, la distancia en la que tomará parte esta vez. Su crono de inscripción es de 4:26.28 y con ello, aspirar al podio se le pone muy difícil. Para ella, como para el resto, queda el empuje de la estirpe y de la experiencia acumulada que siempre juega su papel.

Roberto Skyers y Raydel Acea son atletas que han mostrado estabilidad en la campaña, mas asisten a un reto complejo. Skyers (20.40),  en la defensa de su título en el doble hectómetro,  ha de lidiar con figuras como  el local Andre de Grasse (20.03), los estadounideneses Wallace Spearmon (20.10) y BeeJay Lee (20.11) así como el bahamés Shavez Hart (20.23) y el jamaicano Rasheed Dwyer (20.25) por citar algunos. Mientras Acea (45.18) enfrenta la oposición del trinitario Machel Cedenio (44.29) y el granadino Bralon Taplin (44.89), ello sin descartar a Luguelin Santos (45.28).

Por último, un aparte para Yorgelis Rodríguez (6096) y Yusleidis Mendieta (5962), nuestras representantes en el heptalón donde el 6100 apunta a número mágico. A priori aparecen la barbadense Akela Jones (6371), la estadounidense Heather Miller (6274) y una legendaria como Jessica Zelinka (6270) aparecen como las mejores alistadas aunque todo se decide allí. Para las cubanas es un momento importante, son dos figuras jóvenes que encandilaron al mundo en las categorías inferiores pero que no terminan de dar el salto hacia los resultados que de ellas se esperan.

En la cosecha de Cuba en 2011, incidió el aporte de otros atletas como  Yipsi Moreno, Yarelis Barrios, Dayron Robles, Omar Cisneros, Lesyani Mayor y Misleydis González que por diversas razones no estarán en Toronto y para los que, en la mayoría de los casos, no se visualizan claros herederos de la responsabilidad de mantener el cetro.

Pronosticar es un arte de locos, máxime cuando se trata del deporte. Sin embargo, si la cosecha de Cuba logra, al menos, 9 metales dorados completaría una muy buena actuación. Ya veremos ….


Compartir

Lilian Cid Escalona

Me gusta contar historias.

Se han publicado 2 comentarios


guisver rolando
 16/7/15 15:15

por que todavia tenemos el temor de decir la verdad de si un deportista abandono el pais o no... en nuestro municipio donde vivia Omar Cisnero digo por que el comentario es que se quedo no se por que pais,entonces por que los medios oficiales no dicen las cosas claras...

lilian
 17/7/15 22:36

Omar abandono la seleccion nacional cuando regresaba de una competenia en Itallia. Suerte para él

130

Deja tu comentario

Condición de protección de datos