domingo, 27 de noviembre de 2022

David venció a Goliat (I) (+Videos)

En los Juegos Panamericanos de la Habana 1991… Cuba quedó por encima de Estados Unidos...

Rafael Norberto Pérez Valdés en Exclusivo 29/03/2022
0 comentarios
Tocopán-Panamericanos Habana 1991

El deporte es un juego lleno de magia (dejando a un lado lo que lo aparta de ello). Y así, como un juego, en el cual se intenta divertir al que lee y a quien escribe, hemos tecleado, montados en una imaginaria máquina del tiempo, dos crónicas recientes…

La primera de ellas tuvo por título ¿Estuvo Cuba en los primeros Juegos Panamericanos? Ellos fueron en Buenos Aires 1951. La respuesta, vamos a recordarlo, fue un sí, y ello vino apoyado en datos.

Ese juego periodístico nos llevó a despedirnos así en aquella crónica…

“Bueno… ¿y qué ocurriría si en de este imaginario viaje en la máquina del tiempo hasta Buenos Aires 1951 diésemos de forma consecutiva hacia el futuro dos saltos cada uno de 20 años?

“En el primero de ellos llegaríamos hasta los Juegos Panamericanos de Cali 1971 (¡en los que Cuba se adueñó durante muchos años consecutivos del segundo lugar en la tabla de medallas!).

“Y en el segundo a los de La Habana 1991 (¡histórico triunfo de nuestro país con 140 medallas de oro!).

“Sí, Cali 1971 y La Habana 1991 impulsan con toda su enorme fuerza histórica a volver a la computadora. Y por eso queremos invitar a los lectores a esos nuevos viajes…”

Estuvimos ya cumpliendo lo prometido en suelo colombiano (El salto espectacular de Cuba), donde nuestro país se adueñó ya del segundo lugar en la tabla de medallas, y entonces nos volvimos a despedir con una segunda invitación…

“(…) acabamos de encender la máquina el tiempo. El objetivo ahora va a ser cumplir nuestra segunda promesa con los lectores: otro salto de 20 años hasta los Juegos Panamericanos de La Habana 1991. Sí, en los que David venció a Goliat…”

MOMENTOS IMPRESIONANTES

Vamos a intentar resumir aspectos trascendentales mediante unas rápidas cápsulas, para los nuevos lectores de crónicas deportivas, o para los que deseen se les recuerde parte de la siempre muy importante historia.

–Los Juegos Panamericanos de La Habana 1991 son el evento deportivo más importante celebrado en nuestro país.

-Un antecedente: Chile había renunciado a organizar los de 1987, como ya había hecho con los de 1975. Sí, en ambos casos obras del dictador Augusto Pinochet. Ecuador, subsede, tampoco pudo hacer valer ese derecho. La Habana parecía tenerlos casi seguros, pero se le otorgaron a la ciudad estadounidense de Indianápolis. Ello originó una gran tensión, incluida la posibilidad de que no asistieran nuestros deportistas. Y unos Juegos Panamericanos sin Cuba son algo así como una fiesta sin música. Entonces se negoció. La Habana sería la sede de los de 1991.

–Llegó la desaparición de la Unión Soviética, y del campo socialista, se creó una muy dura situación económica… pero Cuba, liderada por la palabra empeñada de Fidel, no renunció al compromiso. ¡Y hubo Juegos Panamericanos La Habana 1991! Se dieron del 2 al 18 de agosto. El propio Líder de la Revolución, amante y practicante de los deportes, estuvo presente de instalación en instalación. Los dejó inaugurados, ajustado al protocolo, en pocos segundos.

-En una especie de secreto se estaba cocinando algo: la posibilidad fenomenal de quedar en el primer lugar de la tabla de medallas… ¡por encima de Estados Unidos! Unos años después me habló de ello el ya fallecido José R. Fernández, en ese momento Presidente del Comité Organizador, luego del Comité Olímpico Cubano.

–La hazaña se redondeó: Cuba ganó 140 medallas de oro (diez más que las de Estados Unidos). Fue la segunda y última vez que los del norte han sido desplazados de la cima. La otra resultó en aquella primera cita argentina de Buenos Aires 1951, en la que los de casa los aventajaron 68 por 46.

–Lo escribimos ya una vez. Y hace falta repetirlo ahora. No pensamos que se vivió exactamente una superioridad del deporte cubano sobre el norteño. Hay otras lecturas más ajustadas a la realidad: una de ellas es que al muy fuerte deporte cubano de aquel momento, en los albores incluso del Periodo Especial, no se le podía ganar enviando en algunas disciplinas a segundas o terceras figuras.

-No decimos tampoco que a la delegación visitante le faltó un alto nivel. Lo explicaron los propios directivos estadounidenses.

–El también fallecido Robert Helmick, presidente del Comité Olímpico de Estados Unidos, dijo: “Estamos muy satisfechos con nuestra participación aquí. Trajimos la delegación más numerosa. Aspirábamos a traer equipos en todos los deportes y también lo hicimos, por ello esperábamos tener el mayor número de medallas. Felicitamos a Cuba por las preseas alcanzadas, y por el éxito de los juegos, que también consideramos exitosos para la delegación norteamericana”.

–La ex atleta Evie Dennis, jefa de la delegación, quien ahora tiene 97 años de edad, se declaró satisfecha por el resultado obtenido por su país y negó que el elenco fuera de segunda clase: “Creo que los atletas han trabajado bien. He viajado con muchos equipos y este probablemente sea uno de los mejores”.

–Esos directivos indicaron que en atletismo, natación, gimnasia femenina, boxeo y baloncesto, es cierto que no pudieron traer a sus mejores atletas. Pero en otros como fútbol, hockey, béisbol, polo acuático y en ciertas especialidades en campo y pista, particularmente femeninas, vinieron atletas bien preparados.

Han sido unos primeros apuntes, para ir calentando el brazo, que ya comienzan a volverse extensos. Y queda mucho pan por rebanar sobre aquellos inolvidables Juegos Panamericanos de La Habana 1991. Volveremos a montarnos en la máquina del tiempo…

UN MOMENTO DEL BEISBOL


Rafael Norberto Pérez Valdés


Deja tu comentario

Condición de protección de datos