viernes, 9 de diciembre de 2022

Cuba y el ajedrez. Un vínculo intrínseco e histórico (+Fotos)

Cada 20 de julio, el mundo celebra el día internacional del ajedrez. Cuba no es la excepción. La fecha sirve también para recordar la rica historia de este deporte en nuestro país...

Daniel Gotay Torres en Exclusivo 20/07/2022
0 comentarios
Torneo Online de Ajedrez
El día mundial del ajedrez se celebra anualmente para conmemorar la fecha de la fundación de la Federación Internacional de Ajedrez en París 1924.

Este 20 de julio el mundo celebra un aniversario más del día internacional del ajedrez, y Cuba no es la excepción.

Simultáneas, conferencias y presentaciones de libros serán solo algunas de las actividades que se desarrollarán en todo el orbe.

El día mundial del juego ciencia se celebra anualmente para conmemorar la fecha de la fundación de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) en París en 1924.

En un día tan importante como hoy, es válido recordar hitos y leyendas de este deporte en Cuba.

Cuando se hable de ajedrez en la mayor Isla de las Antillas, hay que hacer referencia obligatoria al genio José Raúl Capablanca, quien en 1921 se convirtió en el primer y único hispoamericano en proclamarse campeón mundial, hito que consiguió precisamente en Cuba.

Desde 1962, y en reconocimiento a una las mentes más brillantes del juego ciencia de todos los tiempos, el país celebra cada año el torneo Internacional Capablanca in Memoriam, sin dudas uno de los certámenes más prestigiosos de nuestra región geográfica.

Cuatro años más tarde, La Habana fue sede de la XVII Olimpiada Mundial, evento que contó con la participación de los principales trebejistas del orbe, entre los que destacan los Grandes Maestros (GM) Robert Fischer, Tigram Petrosian, Wolfgang Uhlmann, Viktor Korchnoi, Boris Spasski, Mihail Tahl y Lev Polugaievski, por solo citar algunos. Por el altísimo nivel y organización, aquella olimpiada pasó a la historia como una de los mejores y más prestigiosas de todos los tiempos.

Tampoco podemos olvidar las simultáneas gigantas realizadas en La Habana y Santa Clara a inicios de este siglo.


Fidel condujo piezas blancas ante el GM cubano Silvino García durante la simultánea gigante, efectuada en la Plaza de la Revolución José Martí. (Tomada de Cubadebate)

Corría el año 2002, cuando la Plaza de la Revolución capitalina recibió más de 11 mil tableros. Una simultánea gigante que contó con la presencia de Fidel y que entró en los libros de los récord Guinness como la más grande jamás organizada.

Apenas dos años después, la ciudad de Santa Clara sirvió de sede a un nuevo récord.  En aquella ocasión fueron cerca de 13 mil tableros los que engalanaron la Plaza de la Revolución Ernesto Che Guevara de la central provincia que, además, contó con la presencia del siete veces campeón del mundo, el GM Anatoli Karpov.


El siete veces campeón del mundo, GM Anatoli Karpov prestigió la simultánea gigante realizada en 2004 en Santa Clara. (Tomada de Cubadebate)

Para conocer el vínculo e importancia de este deporte, se hace necesario ir a los orígenes del ajedrez en Cuba, y es que fue precisamente aquí donde se jugó por primera vez en América. La primera referencia histórica se remonta al año 1518 en la ciudad de Bayamo.

"La referencia de que en 1518 el capitán Manuel de Rojas, gobernador de la ciudad y comarca de Bayamo, invertía sus ratos libres en turbulentos intercambios de jaques con un empleado que administraba los bienes en la zona del conquistador Diego Velázquez, resultó la primera referencia conocida del ajedrez en América", cita Miguel Ángel Sánchez en su libro Capablanca, leyenda y realidad.

Quizá pocos conozcan que fue El Padre de la patria, Carlos Manuel de Céspedes, el primero en traducir del francés al español las 26 reglas primarias del ajedrez, aparecidas en el libro Leyes del juego ciencia, del maestro Louis Charles La Bourdonnais.

Innumerables serían los sucesos y personalidades a destacar. Lo cierto es que hace unos cuantos años, en Cuba el ajedrez dejó de ser un deporte de élites, para convertirse en un verdadero fenómeno de masas. A día de hoy es uno de los más practicados y gustados de un extremo a otro de nuestro archipiélago.


Partida disputada entre los GM Bobby Fischer y Boris Spasski durante la olimpiada mundial de ajedrez, realizada en La Habana en 1966. (Tomada del periódico Trabajadores)

Es cierto también que en Cuba el mundo de los trebejos no cuenta con la salud de antaño. Y es que se ha visto nacer un sinnúmero de ajedrecistas excepcionales en ambos sexos.

Buscar talentos y pulirlos ha sido durante años un objetivo trazado por el ente rector de este deporte. El Instituto Latinoamericano de ajedrez (ISLA) trabaja arduamente en aras de materializar un deseo expreso de Fidel. El torneo Buscando a Capablanca permite focalizar y darle seguimiento a esos niños y jóvenes que muestran dotes especiales.

Mientras Cuba celebra este 20 de julio el día internacional del ajedrez, los equipos olímpicos masculino y femenino intensifican su preparación en España de cara a la olimpiada mundial, pactada a disputarse en la ciudad india de Chennai del 28 de julio al 10 de agosto.

El objetivo, según palabras del Presidente de la Federación y Comisionado Nacional Carlos Rivero es que el equipo de mujeres se ubique entre los 15 primeros y que los hombres concluyan entre los mejores 30. Pensar en una medalla individual no es una meta descabellada, comunicó a Cubahora el titular de este deporte en Cuba.

Sin dudas, el ajedrez en Cuba es mucho más que un deporte. Es parte ineludible de la historia de nuestra nación. 


Daniel Gotay Torres

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos