jueves, 1 de diciembre de 2022

Cuba vs. Polonia: sin ruidos ni nueces

Tres derrotas consecutivas en la primera semana fueron el resultado de la incursión cubana en el Grand Prix femenino de voleibol 2014...

Julio Batista Rodríguez en Exclusivo 01/08/2014
0 comentarios

Tres derrotas consecutivas en la primera semana de competencias fueron el resultado de la incursión cubana en la segunda división del Grand Prix femenino de voleibol 2014, que tuvo como escenario el Coliseo Guillermo Angulo de la ciudad Carolina, en Puerto Rico.

Allí, las dirigidas por el técnico Juan Carlos Gala, apenas consiguieron llevarse un set y perdieron nueve, con lo cual no acumularon ningún punto en esta primer fin de semana de competencias; aunque sí dejaron algunas certezas, casi todas con sabor ácido.

Cuba debutó el viernes 25 de julio con derrota 0-3 ante las holandesas, en poco más de una hora de partido; luego cayó frente a Argentina el sábado, duelo en el cual consiguieron el único set (25-23) que han podido ganar en segunda división; y finalmente el domingo 27 de julio el plantel cedió inocuamente ante las anfitrionas puertorriqueñas, quienes también barrieron a las cubanas sin contratiempos.

Dos cosas han resultado claras hasta el momento: una, que nuestro principal equipo de voly en la rama femenina no marcha nada bien; y la otra que el equipo, increíblemente, depende en gran medida de un portento de 14 años que responde al nombre de Melissa Vargas y ha aportado ya 45 puntos a su plantilla.

Por si fuese poco, el camino de las chicas en el Grand Prix las enfrentará este viernes a Polonia, como parte del Grupo M de un enrevesado sistema de competencia. Las polacas marchan invictas  en sus tres salidas, aunque han cedido un set en cada uno de los choques celebrados en su primera incursión (Canadá, Bélgica y Perú).

En realidad sería poco probable que las cubanas salieran airosas de ese desafío, pues Polonia es hoy un escollo insalvable para las caribeñas, quienes hicieron agua con equipos de menos calibre en sus presentaciones pasadas. Quizás por esa razón el encuentro con Polonia no ha despertado grandes expectativas, y pocos albergan alguna esperanza en la victoria cubana. Será, a no dudar, un choque de trámite para las europeas que pasará a la historia sin ruidos ni nueces.

La llave M tendrá sus acciones en el Coliseo Gran Chimú, en la localidad de Trujillo en tierras peruanas, y además de las europeas Cuba tendrá net por medio a las locales y Puerto Rico.

Sin duda, la opción más clara de las cubanas será su partido contra Perú, elenco que acumula ya una victoria a expensas de Canadá. Frente a las peruanas las discípulas de Gala tendrán el sábado la posibilidad de romper el celofán de la victoria, pues resulta poco probable que consigan desquitarse ante un Puerto Rico que solo cedió contra Holanda en el primer fin de semana.

Actualmente, Vargas ancla cuarta entre las máximas anotadoras y sexta en el ataque (39% de efectividad) de esta segunda división a la que ha sido arrojado el equipo cubano.

Otras jugadoras ubicadas entre las diez primeras en diversos casilleros son Emily Borrel, novena entre las defensoras y décima en el recibo; mientras Yamila Hernández se ubica octava entre las pasadoras con un promedio de 3.00 por cada set.

En tanto en el servicio, arma habitual en los equipos cubanos por su potencia, la mejor situada es Alena Ojeda en el puesto 19. Por su parte, Daymara Lescay y Caridad Matienzo son el 15 y el 16 entre las bloqueadoras, respectivamente.

Amén de que los resultados individuales de Cuba no son halagüeños, tampoco debe descartarse un despertar de las nuestras, quienes —diezmadas y con apresurados cambios generacionales— siguen sin encontrar el camino que las enrumbe de regreso a la cima de un deporte que sus antecesoras dominaron y convirtieron en pasión para los habitantes de esta Isla.


Julio Batista Rodríguez


Deja tu comentario

Condición de protección de datos