viernes, 12 de abril de 2024

Cuba, sin tránsito por el istmo

La tropa del técnico avileño Raúl González Triana apenas se mostró sobre la cancha y con esta escandalosa goleada quedó fuera del máximo evento del continente americano...

José Luis López Sado en Exclusivo 09/01/2016
0 comentarios

Sin ideas en el mediocampo, apoyada en frontales trazos del balón a largo alcance, con reiteradas desatenciones en el sector defensivo y con su tradicional sequía goleadora, la selección cubana de fútbol fue apabullada 4-0 por el anfitrión cuadro de Panamá, en el estadio Rommel Fernández, y así no acuñó boleto para la Copa América del Centenario, que se disputará este año en varias ciudades estadounidenses.

La última confrontación Cuba-Panamá se remontaba a la Copa de Oro Estados Unidos 2015 y el saldo fue una estrepitosa goleada de 6-1 recetada por el cuadro del istmo, que ahora volvía a salir como favorito y no defraudó a sus hinchas.

Sin dudas, durante los 90 minutos de juego solo hubo un equipo sobre la cancha. Y ese fue Panamá, que como se esperaba, mostró más argumentos técnicos, y sobre todo, buena definición a la hora de tirar a la puerta defendida por el tunero Sandy Sánchez.

El cuadro timoneado por el técnico colombiano Hernán «el Bolillo» Gómez, inició bien temprano su clásico monólogo sobre el pasto del Rommel Fernández. En el minuto 4, luego de un cobro de esquina, Aníbal Godoy centró el balón y el volante de contención Gabriel Gómez se quedó solo frente a la portería para anidarlo de cabeza.

Pero solo 14 minutos más tarde el defensor villaclareño Yoisel Piedra derribó en el área chica al delantero Blas Pérez y el árbitro mexicano Fernando Guerrero decretó el penal, que cobró con acierto el delantero Luis Tejada. Sin dudas, un primer tiempo cómodo para el cuadro local.

Para que se tenga una idea del escaso peso ofensivo mostrado por Cuba, basta citar que su primer tiro a llegó en el minuto 43 por intermedio de Alberto Gómez. Y con este pizarrón, se fueron al descanso.

Imagino que en el vestíbulo, Triana haya halado algunas orejas para que sus discípulos despertaran en el tiempo complementario, incluido algunos gritos de «ustedes también tienen que entrar duro y golpear un poco al rival», lo cual apenas se vio en el tiempo inicial. Y eso se notó en los tres primeros minutos, en los que mostraron más bríos y pisaron varias veces el área chica, incluido un potente disparo de Arichel Hernández que el guardameta Jaime Penedo envió a tiro de esquina.

Pero en lo adelante, Panamá volvió a hacerse dueño del balón, con Godoy recuperando esféricas en el área de contención y el volante de llegada Valentín Pimental quebrando una cintura tras otra a los defensas cubanos. 

Entonces, llegó lo que querían los hinchas panameños: la entrada al campo como jugador de cambio del desequilibrante Armando Cooper, muy veloz y preciso en su golpeo. Y el fútbol lo premió con un bello gol en el minuto 52, tras asistencia de Tejada. Pizarra 3-0 y a esperar el pitazo final.

Ya en el 90’, Blas Pérez sentenció de cabeza el 4-0. En ese segundo tiempo y con el juego cuesta arriba, Cuba sí puso más el músculo y Guerrero sacó tres tarjetas amarillas a sus jugadores.

A primera hora y en similar cancha, Haití consiguió el otro cupo centroamericano para la Copa América del Centenario, al superar 1-0 a Trinidad y Tobago.   

Tras esta penosa goleada, la selección cubana retornará mañana a suelo patrio y varios de sus integrantes se enrolarán a sus respectivos equipos en el torneo de ascenso, que tributará dos cupos para la edición 98 del campeonato Nacional de Fútbol.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos