domingo, 27 de noviembre de 2022

Cuba sin rayar la tarjeta en Mundial sub-23 de béisbol

Con tres derrotas seguidas, los insulares van últimos en su grupo clasificatorio...

Norland Rosendo González en Exclusivo 17/10/2022
0 comentarios
Países Bajos-Béisbol-Mundial sub-23

En otra actuación internacional discretísima, Cuba suma tres derrotas sin victorias cuando le restan dos juegos para finalizar su actuación en la fase de grupos de la IV Copa del Mundo de Béisbol para menores de 23 años, organizada en Taiwán.

Después de 14 innings seguidos sin anotar carreras y apenas cinco jits, que concluyeron con par de lechadas, ante Puerto Rico y Corea del Sur, los dirigidos por Alaín Álvarez cedieron en la madrugada de este lunes ante Países Bajos por 2-3, para estirar su cadena de malas noticias.

Se sabía de antemano que la ofensiva era el punto más vulnerable de un equipo que ha tenido que dar protagonismo a algunos jóvenes que no eran hace poco tiempo los primeros en sus respectivas posiciones, pero lo sucedido hasta ahora en el Mundial deja más preguntas en el cajón de bateo.

Con seis imparables ante los europeos produjeron dos anotaciones, ambas en el primer inning, lo que auguraba una reacción de los bateadores, pero en los seis capítulos siguientes volvió la sequía ofensiva, mientras Países Bajos se empataba y luego remataba en el marcador ante los ojos desconcertados de los cubanos y de todos los que madrugamos para ver el juego.

El mentor Álvarez introdujo cambios en la alineación presentada en los dos choques iniciales, pero ni aun así logró evitar un revés que los ubica en el último lugar de su llave con saldo de 0-3 cuando le falta jugar con México, campeón y subcampeón de las dos últimas ediciones, y Australia, plata en la primera cita global de esta categoría.

Movido al quinto turno, Guillermo García remolcó las únicas vueltas cubanas del juego y de todo el campeonato con jit al medio del campo con Cristhian Hidalgo y Yuri Marcos Fernández en posiciones anotadoras por cohete y tubey, respectivamente.

Pedro Pablo Revilla, mantenido en el cuarto puesto, se tomó par de ponches y desperdició tres oportunidades al bate para sumar nueve turnos sin ligar de jits con cuatro K, igual cantidad de outs entregados por esa vía que el primer bate Cristian Rodríguez, líderes en ese acápite en la nómina, con casi la mitad de los 20 recibidos por el equipo.

En la menguada ofensiva, solo dos muchachos acumulan más de un jit, el habanero Hidalgo (3) y Yuri Marcos (2), autores de cuatro dobletes, los únicos extrabases de Cuba.

Llamó la atención ante los europeos que el abridor, Roberto Hernández, no ponchara a nadie durante los 2.2 innings que trabajó, en los cuales le marcaron dos carreras, admitió cuatro incogibles y entregó par de boletos. A la cuenta del primer relevista Leodán Reyes fue el revés, tras tres entradas de actuación.

La carrera que decidió el choque se produjo en el sexto tramo al fructificar un doble robo demorado con dos outs que dejó mal colocada a la defensa de los cubanos, que había empezado esa entrada con un hombre en base por error en tiro del camarero.

Una pifia, entonces del inicialista Pedro Pablo Revilla, había sido también el detonante para las primeras carreras de los boricuas en la fecha inaugural, en un encuentro concluido con pizarra de 5-0.

El domingo, el partido ante Corea del Sur había llegado con abrazo a cero al séptimo y último inning reglamentario en esta época de softbolización del béisbol, y con dos outs y las bases limpias, par de boletos, uno de ellos muy controversial por el conteo del árbitro, y un jit intercalado acomodaron la escena para un soberbio jonrón que dejó al campo a los insulares.

Con saldo de 0-3 las posibilidades de clasificación a la superronda son más matemáticas que reales. Todo apunta a que los nuestros tendrán una actuación peor que la de 2021, cuando con poco más de medio equipo, a causa de los abandonos, se ubicaron cuartos en su primera asistencia a torneos de esta envergadura entre los menores de 23 años.


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos