martes, 16 de abril de 2024

Cuba, una nación "de combate"

A pocos días de finalizar el año 2013, Cubahora les propone este resumen sobre la actuación de los deportes de combate en el año que expira...

José Luis López Sado en Exclusivo 27/12/2013
0 comentarios
Julio César La Cruz (derecha)
Julio César La Cruz (derecha), ganó este año su segundo título mundial en los 81 kilogramos.

La noticia se repite año tras año. Y este 2013 a punto de expirar, no constituye la excepción: los deportes de combate auparon a Cuba en el ámbito internacional.

Para acuñar esta tradicional hegemonía, baste citar que esas modalidades fueron las dueñas de los seis títulos mundiales de mayores y tres de cadetes conquistados por la Isla en estos 12 meses de duro bregar.

El boxeo, inmerso en el objetivo de reconquistar el interés popular de otrora perdido en los últimos tiempos, destacó no solo en el Campeonato Mundial de Mayores dirimido en Kazajstán, sino también en el de Cadete efectuado en Ucrania. 

Los adultos, timoneados por el entrenador guantanamero Rolando Acebal, conquistaron dos medallas de oro, similar cota de plata y una de bronce, válidas para escoltar al equipo local, que se ciñó cuatro coronas.

Los monarcas cubanos fueron los mismos que se habían titulado hace dos años, en la justa del orbe de Bakú: Lázaro Álvarez (57 kg)-ascendido después a los pesos ligeros-y el intocable Julio César La Cruz (81), quien no pierde desde los pasados Juegos Olímpicos de Londres.

Sin embargo, la nota sorpresiva la brindó Arisnoidis Despaigne (69), quien sustituyó al titular olímpico Roniel Iglesias -sancionado en ese momento-, y regresó con presea de plata, similar a la alcanzada por Yasnier Toledo (64), que también repitió su metal del 2011. En tercer escaño culminó el minimosca Yosbany Veitía. 

Mientras, con solo seis púgiles en competencia, los discípulos del entrenador Humberto Horta conquistaron tres coronas en Kiev, gracias a los puños de Joahnys Argilagos (46), denominado Mejor Boxeador del mundial, Maykel Franco (50) y Alain Limonta (54).

Pero hay más. En el mes de noviembre, Cuba debutó en la Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés), en la cual se combate a cinco asaltos y sin cabecera. Y terminó el 2013 invicta en cuatro presentaciones, merced a 18 triunfos y solo dos reveses, para liderar el grupo eliminatorio B.

Otro deporte de combate destacado en el año fue el taekwondo, que con ocho atletas, se agenció el segundo lugar por países en el Campeonato Mundial dirimido en Puebla, México, merced a una cosecha de dos medallas de oro y tres de bronce, con la cual Cuba terminó segunda por detrás del monarca Sudcorea.

Sin dudas, las palmas en esa justa para Glenhis Hernández (73 kilogramos) y Rafael Alba (87), quienes subieron a lo más alto del podio de premiaciones, en una actuación inédita para el taekwondo de la Isla. Además, el bronce olímpico Robelis Despaigne (+87), y las jóvenes Yania Aguirre (49) y Yamisel Núñez (53), terminaron en las terceras plazas de sus respectivas divisiones.

Y el otro deporte de combate que rubricó preseas de oro a nivel mundial fue el judo, con las dos conseguidas en la justa de Río de Janeiro, Brasil.

¿Los «agraciados»?. Creo que usted se los imaginaba: Idalis Ortiz (+78) y Asley González (90), por demás, dueños de las nominaciones de Atletas del Año 2013 en uno y otro sexo.

En esa justa, también destacó el tercer lugar alcanzado por las féminas en el certamen por equipos, en el cual Idalis tuvo un rol protagónico.        

Finalmente, las selecciones de lucha en uno y otro sexo, intervinieron en el Campeonato Mundial de Budapest, Hungría. Allí, la tropa masculina del estilo libre se agenció dos preseas de plata, mediante los tackles y desbalances del bronce olímpico Liván López (66 kg) y Reineris, «el Gimnasta», Salas (84), quien regresó a los colchones tras dos años de sanción.   

Sin embargo, es válido citar que, por primera vez en la historia de esas justas del orbe, el estilo grecorromano regresó a Cuba sin medallas. Y en eso, mucho repercutió la ausencia del multicampeón olímpico y mundial Mijaín López (120), imposibilitado de hacer el peso permisible. La pasada semana, la Federación Internacional de Luchas Asociadas (FILA), dictaminó nuevas categorías de peso que se iniciarán a partir del próximo primero de enero. Y en el estilo greco, la supercompleta se extendió hasta 130 kilogramos, para satisfacción de Mijaín… y descontento de sus rivales. ¿Qué me dicen?


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos