sábado, 18 de mayo de 2024

Cuba, no otro, cae ante el Cibao

¿Cómo se hace para conectar 12 jits y anotar una sola carrera? O mejor, ¿cómo hace el equipo Cuba de béisbol, plagado como lo está de estrellas, para lucir tan inferior en un torneo de clubes campeones como es la Serie del Caribe?...

Julio Batista Rodríguez en Exclusivo 04/02/2015
1 comentarios

Y digo equipo Cuba porque, aún bajo el verde de las camisetas y el mal disimulado nombre de Vegueros, este martes salieron a la cancha del Hiram Bithorn los integrantes de la otrora temible armada cubana, devenida hoy, a la luz de los acontecimientos, en infantil barquito de papel.

La actuación ante los Gigantes del Cibao, club de San Francisco de Macorí, solo consigue lanzar más tierra en el hoyo donde está sumido nuestro béisbol. El marcador de 1-6 que regaló a los dominicanos su primera victoria en el certamen confirma el descenso del nivel de los cubanos, quienes ni alineando con la plantilla nacional íntegra son capaces de alcanzar un resultado positivo.

En esta oportunidad no se puede decir que no se bateó. Doce indiscutibles deberían haber resultado suficientes para elevar la producción de los derrotados; pero con cuatro jugadas de double play los de Quisqueya pusieron fin a los rallies de sus oponentes y nos dejaron con siete hombres en base y las carreras atoradas en la garganta.

Como si de castigo se tratase, luego de no alinear inexplicablemente con ninguno de los pinareños presentes, entró en la séptima William Saavedra como emergente y disparó un triple y, minutos más tarde, encontraba abiertas las puertas del home tras un hit de Dainer Moreira. Ahí quedó todo, la única carrera de los Vegueros la anotó justo un pinareño.

De nada valió que Yulieski Gurriel, Alfredo Despaigne y Moreria conectaran dos cañonazos per cápita, o que Luis Yander la O bateara para envidiable de 3-3. A la hora cero de impulsar las cosas no funcionaron para Cuba y un experimentado como Frederich Cepeda roleteo dos veces para concretar sendas dobles matanzas.

Por los vencedores el experimentado zurdo Rafael Pérez, dominó por cinco episodios completos desde la lomita. El resto del trabajo lo hicieron los cinco relevistas empleados por Dominicana, que no escatimó 

hombres, ni dudó en sustituirlos, para asegurar el triunfo.

Otras fue la cara mostrada por el pitcheo cubano, el cual se mantiene como el punto más bajo —o el peor dirigido— en esta plantilla. A dos casos inexplicables asistimos este martes: primero a la demora en sustituir a Norge Luis Ruiz más allá del quinto capítulo, y luego la innecesaria crucifixión beisbolera de Jonder Martínez, quien no tuvo relevo a pesar de lloverle los batazos. Ambas envían mensajes poco halagüeños. Cabe preguntarse si hubiesen dejado que vapulearan impunemente a un lanzador pinareño.

Ayer, en el Bithorn de San Juan, los cubanos no se equivocaron en la selección de las jugadas defensivas. Ayer, en el mítico estadio de la capital Boricua, los del Cibao se despacharon a la ofensiva y a palo limpio (incluido el primer vuelacercas de la Serie del Caribe 2015) y excelente defensa, demostraron la indefensión de los nuestros ante un béisbol que no pasa de Triple A.

¿El tiro de gracia?

Para este miércoles en la noche Cuba tendrá como rival a los locales Cangrejeros de Santurse, derrotados la víspera por los mexicanos en partido que culminó 3-2 y que los pone en la misma situación de Cuba: a un paso de la virtual eliminación.

Ahora bien, se trata de un duelo de sotaneros que resultará vital para las aspiraciones de ambos. Llegar con 0-2 a este juego ya complica el panorama, a lo cual se añade presión extra: quien pierda hoy estará en manos de sus rivales totalmente, pues una victoria en el cuarto choque no les asegura, per sé, su pase a las semifinales de la Serie del Caribe.

La única combinación segura 100% segura para Cuba sería dominar ante los puertorriqueños y los Caribes de Anzoategui, de Venezuela. Aunque a estas alturas deberíamos preguntarnos qué harían estos “Vegueros” en semifinales y si llegar allí no sería prolongar la agonía.

¿Podrían ganar los cubanos? Sí, y deberían, pero también debieron vencer ante los clubes de México y Dominicana, que era la única opción lógica para un equipo que, este martes, mostró la verdadera cara de la desesperación al no alinear pinareños en la formación que saltó al Hiram Bithorn, allá en San Juan.


Compartir

Julio Batista Rodríguez

Se han publicado 1 comentarios


William
 4/2/15 12:20

No se puede creer que con 12 hit no se anote 1 sola carrera, ni que con 3 hit los mejicanos nos hicieran 2, nunca creemos cuando perdemos porque sencillamente nos dejaron detrás y se nos hace dificil reconocerlo, pero cuantsa veces hay que demostrarlo para aprender hacerlo, con las nuevas politicas pensabamos que los equipos profesionales no dejarian sin peloteros y hasta hoy solo 5 contratos.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos