jueves, 1 de diciembre de 2022

Cuba logró el cetro con goleada ante Curazao

La selección anfitriona ganó sus cuatro partidos y terminó con balance de 19 goles a favor y solo uno en contra...

José Luis López Sado en Exclusivo 27/01/2016
0 comentarios

El fútbol sala cubano nos sigue llenando de orgullo. Una vez más, sacó la cara por el más universal de los deportes y, de manera invicta, con una cosecha de 19 goles a favor y uno solo en contra en cuatro partidos, se alzó con el cetro en la final del Caribe, disputada a graderío repleto en la sala capitalina Kid Chcolate.

Este martes, en la disputa del título, se enfrentó a Curazao, que venía de apabullar a sus tres rivales en la fase eliminatoria. Y la goleó 5-0. Los alumnos del técnico Clemente Reynoso corrieron, tocaron el balón con más acierto y se mostraron seguros en labores defensivas.

Fue un desafío de mucha intensidad. Los cubanos salieron impetuosos a la cancha, conocedores de que no se podía fallar. Y se las inventaron de diversas formas para crear las mejores opciones de ataque, aunque no pudieron concretarlas hasta el minuto 14, cuando el pívot Fernando Chapman, quien fuese seleccionado como Jugador Más Valioso del certamen, marcó su primero de dos goles.

Mientras, los curazaleños no sabían descifrar la marca de los cubanos, que apenas les permitían rebasar la media cancha, tapándoles todas las salidas. Y los de casa fueron más precisos en el tránsito de la esférica y llegaron con mayor claridad a los linderos del área.

La segunda anotación llegó en el 29´, con un disparo a pelota detenida cobrado magistralmente por Stalin Martínez. Y así se fueron al descanso.

En la segunda mitad, no hubo cambios en el guión. Solo que sí llegó una expulsión para Cuba, precisamente de Stalin en el 5’, que los obligó a jugar dos minutos con un hombre menos. Este tiempo fue aprovechado por Curazao para asediar el arco cubano, pero no tuvieron ocasiones de gol ante las buenas atajadas del portero Brenieht Suárez y la buena actuación de la zaga.

Con el partido casi decidido, la tercera diana fue obra de Chapman, al 20’, con tiro raso y duro. Y Karen Mariño lo dejó todo para el final, pues redondeó el definitivo 5-0 con par de perforaciones en solo dos minutos: 26 y 28.

«Felicito a todo el grupo. Han trabajado muy bien en la preparación. Este partido final contra Curazao pensábamos que sería más difícil. Pero mis alumnos dominaron desde el mismo inicio. Siempre he tenido la suerte de tener buenos jugadores y los jóvenes que integran la actual plantilla, tienen un futuro muy bueno», comentó a Cubahora el timonel Reynoso, quien ha sido el director de los equipos que intervinieron en las Copas del Mundo de España 1996, Guatemala 2000, Taipeí de China 2004 y Brasil 2008.

En la discusión del bronce, Trinidad y Tobago derrotó 5-4 a Guadalupe, en un entretenido juego y ganó el tercer lugar. Cubanos y curazaleños ya tenían asegurados sus cupos para el premundial de Concacaf, en mayo, en Costa Rica. A los trinitarios les resta jugar un repechaje contra el tercero de Centroamérica. 

No obstante el triunfo, los cubanos deberán mejorar mucho en un aspecto de juego tan vital como es la definición y la buena puntería en los disparos a puerta rival. Desde el punto de vista técnico, los equipos que enfrentarán en Costa Rica no tienen nada que ver con estos que vinieron a La Habana. Allá la exigencia, sin dudas, será mayor.

La Bota de Oro del torneo fue para el pívot Jerwyn Balthazar, de Trinidad y Tobago, líder goleador, con ocho.

Mejor portero: Brenieht Suárez.

Jugador más Valioso: Fernando Chapman

Premio Fair play (juego limpio): Curazao


José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos