viernes, 12 de abril de 2024

Cuba: en canoa hacia Lima

Esta modalidad tiene el propósito de alcanzar los dos cetros del deporte de canotaje...

José Luis López Sado en Exclusivo 15/06/2019
0 comentarios
Canoa biplaza-deporte
Cuba sale como amplia favorita para ganar la canoa biplaza en Lima 2019.

Honor a quien honor merece. Por la cantidad de años que lleva en la élite mundial, el canotaje cubano goza de gran respeto, especialmente por los innumerables logros de sus representantes en la modalidad de canoa. Y para el certamen de este deporte en los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, el cual se disputará en aguas de la bahía de Paracas, no será la excepción.

José Daniel Garrido, entrenador de kayak masculino de la selección nacional, explicó a la prensa que el bogar de los canoístas, rama masculina, será pieza clave en aras de ubicar a Cuba en un lugar decoroso por países.

“La canoa tendrá la responsabilidad de aportar dos medallas de oro, para liderar el propósito de medallero para el canotaje, que se completa con dos de plata y cuatro de bronce. Las posibilidades de títulos estarán con los experimentados Fernando Dayán Jorge y Serguei Torres, finalistas olímpicos en Río de Janeiro 2016 y plurimedallistas en Copas del Mundo.

Garrido expuso que las posibilidades de coronas recaerán en Jorge, quien remará en la monoplaza (C-1) y la biplaza (C-2) en compañía de Torres, en ambos casos a la distancia de mil metros.

Sin dudas, esas dos medallas de oro están bien al alcance de los cubanos, dotados de excelente maestría deportiva, y probados ya en los torneos más exigentes del orbe. Entonces, en ese lago de Paracas, no hay rivales capaces de hacerles frente.

Pero hay más a favor de la canoa. Según apuntó Garrido, las preseas de plata también están previstas en este tipo de bote, pero en la rama femenina (C-1 y C-2, a 200 y 500 metros, respectivamente).

La otra modalidad de canotaje, el kayac, debe aportar los cuatro metales bronceados: tres de los hombres (en el K-1 y K-2, a mil metros, y K-4, a 500 metros), y uno de las mujeres (K-4 a 500 metros).

Garrido agregó que las otras cuatro modalidades en las que Cuba participará —12 en total— no deben subir al podio, ya que el K-2 (f) a 500 metros tiene pronóstico de un cuarto lugar, en tanto el K-1 (m) a 200 metros, así como el K-1 (f) a 500 metros y el K-1 (f) a 200 metros, lucharán por quintos puestos.

Por el estudio de contrarios, los principales contrincantes de Cuba serán los canadienses, brasileños y estadounidenses.

Recientemente, los piragüistas cubanos partieron hacia México para cumplir una base de entrenamiento en condiciones de altura, como parte de la preparación para la cita multideportiva peruana, que tendrá lugar del 26 de julio al 11 de agosto próximo.

Entre los que viajaron a suelo mexicano aparece el joven canoísta José Ramón Pelier, quien recientemente ganó el C-1 a mil metros en la Copa del Mundo de Poznan, Polonia.

Pero el talentoso Pelier no irá a la cita panamericana, ya que participará en el campeonato mundial juvenil de Alemania, que comenzará el 27 de julio.

El canotaje de Cuba lideró el medallero en Toronto 2015, con seis de oro, dos de plata y dos de bronce, delante de Canadá (5-5-4), Brasil (3-6-5) y Estados Unidos (3-1-1), en ese orden.

Entonces, nótese que, de alzarse ahora con los dos títulos previstos, quedarían bien por debajo de la edición anterior.


Compartir

José Luis López Sado

Periodista


Deja tu comentario

Condición de protección de datos