miércoles, 7 de diciembre de 2022

Cuba anuncia comisionado y el sub-23 recibe pollona

Un Doctor en Ciencias asume las riendas del béisbol en el país...

Norland Rosendo González en Exclusivo 25/09/2021
0 comentarios
Juan Reinaldo Pardo-Comisionado
Juan Reinaldo Pérez Pardo es presidente de la Federación nacional y comisionado de softbol

Dos noticias marcaron la jornada de viernes en el béisbol de Cuba. Una abre expectativas; la otra, lamentablemente, es más de lo mismo: derrota en un torneo internacional, sin mostrar nada que se aleje de la tendencia en los últimos años.

El Inder informó sobre la designación del Doctor en Ciencias Juan Reinaldo Pérez Pardo como comisionado nacional de béisbol, una movida entre deportes parientes, pues el elegido es presidente de la Federación nacional y comisionado de softbol.

Su nombramiento podría ser una gran posibilidad para que nuestro béisbol abandone ciertas prácticas empíricas que lo corroen y se enrumbe por los derroteros de la ciencia y la tecnología, aprovechando el gran potencial disponible en el país, tanto de jóvenes como de consagrados.

Esas transformaciones ayudarán a revertir el panorama mostrado anoche por la selección sub-23 en su debut en la III Copa Mundial, cuando fue víctima de México por 5-0, en un juego en que la ofensiva fue totalmente silenciada y no pudo respaldar a Bryan Chi, quien firmó una apertura de calidad.

Los anfitriones, además dueños del oro en la pasada edición del Mundial de la categoría, necesitaban ganar para borrar la mala imagen dejada en la jornada precedente, cuando cayeron ante el elenco de la República Checa, en lo que constituyó la primera gran sorpresa del torneo.

Algunos pensaron que esa derrota inicial los pondría en situación tensa para asumir el compromiso ante Cuba, pero nada de preocupación mostraron durante los siete innings jugados (recuerden que estamos en la era de los partidos mochos, por obra y gracia de la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol).

Y a la vez, hubo quienes creyeron que, si los checos vencían a los mexicanos, los insulares podrían hacerlo también. Pero nada más lejos de la realidad, al menos con las armas ofensivas mostradas en el choque.

Chi se comportó con absoluto dominio hasta que en el cuarto inning Fabricio Macías le sacudió un palazo por el jardín izquierdo al primer picheo, conexión que rompió el juego perfecto que sostenía con Alemao Hernández, ya que ninguno había embasado bateadores hasta ese momento.

Para ser justos, en el primer capítulo, Geyser Cepeda roleteó por la antesala y llegó a la inicial antes que la pelota al mascotín del defensor de ese cojín, pero ni el árbitro de esa posición ni los que analizaron las imágenes grabadas para decidir la reclamación cubana coincidieron con mis ojos y los de quienes estábamos viendo el juego por televisión. Quieto de calle, como se dice popularmente.

Sin embargo, esa jugada no demerita en nada la excepcional actuación del abridor mexicano, extraído del montículo con 68 picheos (50 de ellos strike) en 5.1 innings. Dos incogibles, ninguna base por bolas y cuatro ponches fueron sus argumentos para mantener virgen el home plate y la cadena de argollas en la pizarra.

Sus razones tendría el mentor José Reyes para remplazarlo en un momento en que lucía inmenso sobre el montículo, pero el bullpen no lo hizo quedar mal, pues completó la blanqueada sin contratiempos.

Mencía no solo despachó el jonrón que sentenció el choque, sino que en el sexto tramo, en su siguiente turno al bate, fue golpeado por un lanzamiento de Bryan con dos outs y logró completar la vuelta al cuadro empujado por par de cohetes seguidos, el segundo ya ante Dariel Fernández en son de apagafuegos.

Un inning después, los locales abrieron el marcador definitivamente, al ligar cuatro jits, combinados con un error, para pisar tres veces más la goma. Para entonces, la suerte estaba echada.

Y si Bryan dejó una grata impresión con su apertura, también el último relevo cubano, Yeinel Alberto Zayas, mostró credenciales al ponchar a dos hombres con corredores en segunda y tercera.

Los bateadores insulares no consiguieron contactos fuertes, excepto el doblete de Rangel Ramos, y lo que más produjeron fueron rodados por el cuadro. Mal se vio al quinto madero. Iván Prieto, quien se tomó par de ponches dejándose cantar el tercer strike, en una ocasión con dos hombres en circulación.

La cartelera del viernes se completó con los siguientes resultados: República Dominicana derrotó a Alemania por 8-4, Panamá 13-6 a Nicaragua y Corea 8-7 a Países Bajos; mientras, Taipéi de China liquidó a República Checa (4-1) y Venezuela a Colombia por 3-2.

Hoy, los nuestros van ante otro rival peligroso, que suma dos éxitos seguidos y lidera el grupo, Taipéi de China (2-0). Los demás pareos son México (1-1) contra República Dominicana (1-0) y República Checa (1-1) ante Alemania (0-2).

En la otra llave, Corea (1-1) será adversario de Panamá (1-1), Colombia (1-1) de Países Bajos (0-2) y Venezuela (2-0) de Nicaragua (1-1).

El juego suspendido por lluvia entre nuestro conjunto y República Dominicana oficialmente se reprogramó para el martes próximo, al tiempo que fue confirmado que el tercer receptor cubano, Loidel Rodríguez, abandonó la delegación y suman tres bajas por la misma causa, pues antes lo habían hecho los lanzadores Luis Dany Morales y Uber Luis Mejías.


Norland Rosendo González


Deja tu comentario

Condición de protección de datos