miércoles, 24 de abril de 2024

¿Cuán lejos queda Tokio?

El COI comenzó a valorar la posibilidad de aplazar los Juegos Olímpicos. Algunos manejan octubre como posible fecha...

Norland Rosendo González en Exclusivo 23/03/2020
0 comentarios
JJ.OO. aplazamiento COVID19
Los Juegos Olímpicos en incertidumbre por el coronavirus.

El Buró Ejecutivo del COI se reunió de urgencia este domingo para asumir públicamente por primera vez la propuesta de que los Juegos Olímpicos no se efectúen en la fecha inicialmente prevista.

Desde que COVID-19 se convirtió en pandemia, las posibilidades reales de que lo más selecto deporte mundial coincidiera en Tokio entre el 24 de julio y el 9 de agosto eran muy pocas, pese a que los jerarcas del COI y los organizadores de la cita olímpica insistían en que no habría cambio de fecha para el día inaugural, cuando por primera vez cada delegación podría desfilar con un hombre y una mujer portando la bandera nacional.

Eran los únicos que parecían no inmutarse con la propagación de la enfermedad, pero se sabía que era cuestión de tiempo. Por mucho que haya en juego, económicamente hablando, en la próxima cita estival, la salud humana está por encima de todo, y poco a poco todas las ligas deportivas del mundo fueron cancelando sus operaciones y aquellas que estaban en pretemporada, como el béisbol, acordaron aplazar su arranque.

La situación sanitaria global también había obligado reprogramar varios clasificatorios para Tokio 2020 y cada vez queda menos tiempo para efectuar esos preolímpicos y las últimas justas concebidas en el calendario de los deportes que otorgan cupos por ranking.

En las últimas semanas aumentaron las presiones de los atletas para aplazar los Juegos ante la pandemia. Algunos, incluso, habían puesto en duda su asistencia. Estados Unidos y otros países amenazaron con un boicot si no había seguridad sanitaria para sus delegaciones.

Con semejantes pronunciamientos y el incremento desmedido de los contagiados y fallecidos por el letal virus, el Ejecutivo del COI no tuvo más remedio que ceder en su postura. Para concertar su conducta a partir de ahora se reunieron a través de una videoconferencia y acordaron ampliar el escenario de planificación para Tokio 2020, una idea que en palabras más simples e igual de contundentes sería contemplar, además de seguir con la propuesta aprobada hasta ahora, cambiar la fecha de los Juegos, pero nunca cancelarlos.

El comunicado difundido por el COI aclara que «Para salvaguardar la salud de todos los involucrados y contribuir a la contención de la COVID-19, el Buró Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional (COI) anunció hoy (domingo) que aumentará su escenario-planificación para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

«Estos escenarios se relacionan con la modificación de los planes operativos existentes para que los Juegos continúen el 24 de julio de 2020, y también para los cambios en la fecha de inicio».

El texto indica que en un mes aproximadamente podría haber una decisión respecto a cuándo celebrar la cita multideportiva. «El COI, en plena coordinación y asociación con el Comité Organizador de Tokio 2020, las autoridades japonesas y el Gobierno Metropolitano de Tokio, comenzará discusiones detalladas para completar su evaluación del rápido desarrollo de la situación de salud mundial y su impacto en los Juegos Olímpicos, incluyendo el escenario del aplazamiento.

«El COI confía en que habrá finalizado estas discusiones en las próximas cuatro semanas, y aprecia enormemente la solidaridad y asociación de los CONs y las FI para apoyar a los atletas y adaptar la planificación de los Juegos».

Tokio parece una ciudad maldita para celebrar Juegos Olímpicos. Era la sede de la edición de 1940, pero dos años antes del inicio, declinó organizarlos porque Japón estaba en guerra con China. El COI los mudó para Helsinki, pero en definitiva la segunda conflagración bélica mundial no permitió que fuera encendido siquiera el pebetero, una tradición iniciada en la edición de Ámsterdam 1928.  

Una pandemia pone ahora en zona de dudas unos juegos para los cuales los organizadores se habían esmerado y todas las obras estaban listas casi un año antes. El COI aceptó la probabilidad de ajustar la fecha de la cita, pero negó rotundamente no celebrarlos. «La cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no resolvería ninguno de los problemas, ni ayudaría a nadie. Por lo tanto, la cancelación no está en la agenda», añade el comunicado difundido este domingo, después que muchos medios deportivos habían hecho circular la idea absoluta de que el 24 no sería la jornada inaugural.

Según partes del propio COI, ya hay más de 60 por ciento de atletas clasificados y anunció que se podrían evaluar otras opciones para completar los cupos, si es que no se pueden efectuar todos los eventos preolímpicos.

Mientras, la llama olímpica ya flamea en Japón. La ceremonia de recibimiento el pasado 19 de marzo procedente de Grecia fue mucho más modesta de lo que habían planificado los organizadores.

Antes, el encendido había contado con poco público, se hizo con el personal mínimo en tierras helénicas para evitar aglomeraciones y las autoridades griegas tampoco dejaron que la antorcha circulara por las calles del país antes del traslado hacia la sede de los Juegos.

Algunas fuentes han filtrado que se valora octubre como posible fecha para la celebración de los Juegos, si es que no los mueven, excepcionalmente, de año. Los próximos días seguirán publicándose noticias sobre las deliberaciones del COI y los organizadores, y poco a poco el rompecabezas se irá componiendo hasta que dentro de cuatro semanas esté completamente armado. O es que el COI pedirá otra tregua.


Compartir

Norland Rosendo González

Vivo de aprender todos los días a contar historias. Ya voy por el prescolar en la escuela de la vida. Me escapo del mundo para ver un juego de béisbol.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos