jueves, 8 de diciembre de 2022

Croacia-Francia: ¿David contra Goliat? (+Fotos)

El encuentro final de la Copa del Mundo Rusia 2018 no es un partido fácil para nadie...

Haroldo Miguel Luis Castro en Exclusivo 15/07/2018
0 comentarios
Croacia / Francia
Las filsofías de juego de ambas selecciones prometen un partido entretenido de principio a fin.

Solo restan horas para el inicio de la gran final de la Copa del Mundo de Fútbol Rusia 2018. Tras un mes lleno de emociones y sorpresas, solo dos equipos mantienen vivas las aspiraciones de erigirse como el nuevo rey del balompié: Croacia y Francia.

Son muy pocas las similitudes entre ambos elencos: mientras la filosofía de juego croata se basa en el toque y la pausa, los galos apuestan por la velocidad y el músculo.

Francia cumplió con las expectativas al llegar nuevamente a la final de un Campeonato del Mundo (Foto: redgol.cl).

Por lo que se ha visto a lo largo de toda la competición, puede que esta sea una de las finales más parejas dadas en las últimas ediciones de los Mundiales. Sin embargo, la balanza pudiera inclinarse ligeramente a favor de los franceses.

Si bien es cierto que Croacia han dejado en el camino a temerarias selecciones como Argentina, Rusia y Bélgica, para ello se han empleado más de la cuenta y el cansancio es un factor a cuidar.

Sin estar en los pronósticos, Croacia disputará por primera vez la final de un Mundial (Foto: EFE).

Si algo puede marcar la diferencia para los croatas es su extraordinario mediocampo, poblado con jugadores de la talla de Rakitic y Modric que ofrecen, además de control, un fútbol fluido y técnico. No obstante, el hecho de jugar su primera final mundialista pudiera pasarles factura ante unos franceses que han disputado tres de las últimas seis. Los de la tierra de la Torre Eiffel tienen más de una opción para hacer daño debido a la versatilidad de jugadores como Mbappé, Griezmann, y Pogba. Por si fuera poco, los galos cuentan con un banquillo capaz de revolucionar el peor de los escenarios mientras que los rojiblancos más allá de Kovacic y Kramaric no tienen grandes opciones.

De cualquier manera, en partidos como estos no vale ni el nombre ni mucho menos el favoritismo, sino la garra y la entrega. Esperemos que este último encuentro nos deje un buen sabor de boca y esté a la altura de un evento que fue trepidante de principio a fin. La Copa FIFA de Fútbol Rusia 2018 casi es historia.  


Haroldo Miguel Luis Castro

Periodista y podcaster


Deja tu comentario

Condición de protección de datos