viernes, 1 de marzo de 2024

Clásico Mundial: Nueva Zelanda retará a Taipei de China

Por margen de 10x6 la selección de Nueva Zelanda derrotó a Filipinas y se convirtió en el rival de Taipei de China...

Rafael Arzuaga Junco en Exclusivo 17/11/2012
0 comentarios
Preclasico de beisbol_China Taipei
Este domingo chocarán en el juego final Taipei, el favorito de todos, y Nueva Zelanda

En un partido marcado por la errática defensa, Nueva Zelanda, actuando como visitante, pifió menos y se impuso 10x6 a Filipinas este sábado, para convertirse en el retador de Taipei de China por el cupo de acceso al III Clásico Mundial de Béisbol (WBC, por sus siglas en inglés), puesto en juego en la New Taipei City.

Ante poco más de 500 personas reunidas en el Xinzhuang Stadium, ambos equipos, combinados, anotaron diez carreras sucias, toda vez que los filipinos cometieron siete errores y tres los neozelandeses.

El desafío encontró solución definitiva en el último tercio, al que se llegó con diferencia de 7x2 favorable a Nueva Zelanda. Es que en el principio del séptimo acto los ganadores fabricaron su tercer racimo de tres anotaciones y, así, convirtieron en anécdota las cuatro carreras fabricadas por los filipinos en el final del octavo.

Habían anotados los visitadores en los innings tres (tres carreras), cinco (3) y seis (1); y el home club pisó el home plate en las segunda y cuarta entradas.

Scout Campbell, torpedero y tercero en el orden ofensivo, bateó de 3-2, contado un doble, impulsó tres y anotó una vez; Boss Moanaroa, primero base y cuarto madero, conectó de 3-1, con dos remolques, y Daniel LambHunt, quinto bateador, se fue de 5-3, con una anotación, todos para la novena ganadora, que sumó 12 imparables.

Desde el otro banco se batearon nueve indiscutibles, y sobresalieron con el madero Devon Bryce Ramírez y Ryan Pineda, primero y tercer en el orden, respectivamente. El primero, que abrió en el bosque central, lanzó y terminó en el jardín, produjo de 5-2, con dos impulsadas; y el segundo, torpedero, también conectó de 5-2, pero con un remolque, y terminó con marca de .500 su participación en el torneo.

John Holdzkom, el segundo de seis lanzadores neozelandeses, trabajó uno y un tercio sin permitir hits ni carreras, para apuntarse el éxito. Y Charlei Labrador, hizo una apertura de cinco entradas y cargó con el revés después de permitir siete hits y seis carreras (dos lim-pias).

Este domingo chocarán en el juego final Taipei, el favorito de todos, y Nueva Zelanda, que llegaron hasta ahí por dispares caminos.

Los tapeianos superaron 10x0 y 16x0 a Nueva Zelanda y Filipinas; y Nueva Zelanda, luego de esa derrota, debieron vencer en orden a Tailandia y Filipinas. De modo que en el partido decisivo tiene la oportunidad de tomar venganza, sorprender al mundo y hacer historia.

COLOMBIA DESCORAZONÓ A NICARAGUA

Este sábado Colombia disputará contra Brasil el desafío entre equipos invictos, cuyo ganador se catapulta a la final de la cuadrangular clasificatoria para el III WBC, que se define en el Estadio Nacional Rod Carew de la capital de Panamá.

Así está la situación en el clasificatorio de América, en virtud del sorprendente triunfo de Brasil versus Panamá, 3x2, el jueves, y del éxito 8x1 de los colombianos ante la selección de Nicaragua, el viernes.

Una manita de anotaciones en el final del segundo capítulo prácticamente definió las hostilidades, pues el dominio del pitcheo cafetero fue evidente y los nicaragüenses evitaron la lechada por el jonrón del tercera base Cheslor Cuthbert (único de su equipo con dos indiscutibles) ante el abridor Sugar Ray Marimón, el ganador del desafío.

Sugar Ray lanzó durante cinco entradas sin regalar boletos, permitió cuatro hits y también recetó cuatro ponches en camino al triunfo. Otros cuatro lanzadores trabajaron con menos efectividad (tres boletos y cuatro hits en contra, combinados), pero se las arreglaron para no permitir más anotaciones.

Con el madero, destacó un triple de Donovan Solano, la segunda base, en el segundo acto, bueno para impulsar dos carras; y los cuadrangulares de Giovanny Urshela y Steve Brown, octavo y noveno en el orden ofensivo, por ese orden, ambos de 4-2, con una y tres remolcadas, respectivamente.

Erasmo Ramírez, la esperanza de los nica para sorprender a Colombia, no pudo completar dos entradas. En uno y dos tercios el abridor permitió cuatro hits y cinco carreras (una sucia), en tanto regaló dos boletos y recetó un ponche.

El ganador del duelo Colombia-Brasil, pactado para las dos de la tarde en el Rod Carew, jugará el partido final el lunes; y el derrotado rivalizará mañana domingo contra el ganador del pulso Panamá-Nicaragua, programado para este propio sábado, pero a las ocho de la noche.


Compartir

Rafael Arzuaga Junco


Deja tu comentario

Condición de protección de datos